Categorías
Institucionales Provincia Sociedad

La Defensoría del Pueblo lanzó una guía de concientización sobre el Último Primer Día (UPD)

La iniciativa está enmarcada en la campaña iniciada hace dos años por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello. Proponen que, en las escuelas, se trabaje el UPD como un hecho pedagógico y se desarrollen estrategias para que los padres y la comunidad educativa problematicen la asociación entre consumo excesivo de alcohol y diversión.

La guía incluye una serie de recomendaciones y pautas que sirvan de puntapié inicial para que se hable sobre el Último Primer Día en el seno del núcleo familiar y en las escuelas. Este año, en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, el UPD comenzará en las últimas horas del domingo 8 de marzo. Se trata de un ritual, instalado en los últimos años, entre las y los adolescentes que inician su último año de secundaria. La principal preocupación radica en que la celebración está atravesada centralmente por el consumo excesivo de alcohol.

“Esta guía busca ser un aporte para que exista una campaña nacional y provincial de prevención, que no solo abarque el Último Primer Día, sino también a todo lo que implican las causas y consecuencias del consumo excesivo de alcohol por parte de jóvenes. Creemos que el UPD debe trabajarse durante todo el año con propuestas y metodologías que estén en la planificación anual de las instituciones escolares. Además, debería formar parte de los acuerdos institucionales de convivencia, de modo que se reafirme la responsabilidad colectiva en torno a las prácticas de cuidado para este día”, explicó Martello.

Acceder y descargar la guía UPD

El Defensor del Pueblo Adjunto remarcó que las medidas que se adopten desde la escuela no deben ser únicamente prohibitivas o sancionatorias: “Los chicos y las chicas deben ser parte de la mesa de diálogo. Deben ser escuchados y aconsejados. Entre todos y todas debemos construir nuevos sentidos. Lo peor que podemos hacer es dejarlos solos. Por ello también debemos intentar que haya un cuidado entre pares durante este tipo de celebraciones”

Martello concluyó que, a diferencia de lo que ocurría hace dos años cuando el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría comenzó con la campaña, existe ahora un rol más activo de Estado sobre la prevención: “Desde la Sedronar, se ha elaborado un documento destinado a padres y educadores. Las distintas áreas del Estado deben trabajar de forma articulada”.

A nivel internacional, en el año 2015, junto con otros 192 países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Argentina se comprometió a trabajar para lograr 17 objetivos mundiales (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Una de las metas descriptas en el objetivo 3 es “Fortalecer la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias adictivas, incluido el uso indebido de estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol”.

Jóvenes y consumo de alcohol

El año pasado, desde el Observatorio de Adicciones se dieron a conocer los resultados de una encuesta realizada en escuelas de gestión pública y privada del Gran La Plata -abarcó a 632 niños, niñas y adolescentes- que arrojó como resultado que casi el 70% de los niños de 12 a 14 años manifestaron haber consumido alcohol alguna vez. Cuando la edad de la muestra se extiende a 17 años, la respuesta afirmativa de consumo llegó al 88,2%.

Además, 1 de cada 10 NNyA afirmó que consume alcohol a diario y/o entre semana, y más del 25% dijo que consume durante los fines de semana. Asimismo, 1 de cada 5 consultados manifestó beber 5 o más tragos en una misma ocasión. Este volumen los ubica dentro del patrón “Binge Drinking” o “Consumo Episódico Excesivo de Alcohol”.

A través de la aplicación del Test de Crafft, el 42% de la población estudiada manifiesta haber manejado en estado de ebriedad o haber viajado en un automóvil conducido por alguien que había consumido alcohol o drogas ilegales. Este dato adquiere particular relevancia en un país como Argentina donde, según las estadísticas oficiales, los accidentes de tránsito representan la primera causa de muerte en menores de 25 años.

Encuesta sobre Consuma de Alcohol en niños, niñas y adolescentes

Categorías
Análisis - Opinión Comercio - Industria Derechos Humanos Destacadas Institucionales Provincia Sociedad

Polémica por el aviso de Brahma, ¿Quién es quién en el negocio cervecero?

El Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, realizó un informe que describe el control que mantienen dos holdings extranjeros en el mercado local, los cuales se expanden de la mano de una millonaria inversión publicitaria. Refiere que los niveles de ingesta de cerveza crecieron exponencialmente durante la última década y ubican a la Argentina entre las naciones con mayor consumo per cápita del continente. Algunos de los datos más alarmantes se registran entre la población femenina.

Esta realidad pudo ser constatada por el último relevamiento del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Martello. El estudio arrojó que la mayoría de los/as jóvenes de entre 12 y 18 años, que reconocieron haber atravesado episodios de excesos vinculados con bebidas alcohólicas, son mujeres.

Cabe recordar que una polémica publicidad, realizada por uno de los gigantes que controla gran parte del negocio de la cerveza industrial, generó un masivo rechazo en las redes sociales. La publicidad de Brahma, entre otras atrocidades, planteaba una suerte de incentivo para que las mujeres, especialmente aquellas que no se sienten atraídas por el alcohol, se inicien en la ingesta de cerveza, promocionando una bebida “con un toque de lima, menos amarga”. El aviso en cuestión se difundió en momentos en que el consumo de alcohol presenta indicadores que deberían constituir un severo llamado de atención.

De acuerdo a los resultados arrojados por la Encuesta 2019 sobre Consumo de Alcohol en Niñas, Niños y Adolescentes, elaborada por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, el Consumo Episódico Excesivo de Alcohol (CEEA) – también conocido como “Binge Drinking” (BD)- apareció en 132 casos, representando más del 22% de la muestra, constituida por 632 chicos y chicas de entre 12 y 18 años de edad. De los 132 casos de consumo excesivo, el 57% son mujeres (75 casos) y el 43% hombres (57 individuos).

Ante esta situación, Martello se pregunta en su informe: ¿la industria cervecera desconoce estos indicadores de consumo problemático?, ¿la publicidad fue un hecho aislado?, ¿fue solo un error de cálculo dentro de una estrategia que insume una fastuosa inversión que se destina a medios de comunicación, redes sociales y plataformas digitales?

“Más allá de que se haya reconocido el error, el aviso en cuestión no escapa a una concepción desarrollada en distintas partes del mundo, pero que en nuestro país ha tenido – y aún tiene- especial predicamento. Se trata de una matriz publicitaria que retroalimenta estereotipos de género y violencia simbólica; que busca vincular la ingesta de alcohol con la diversión y que también pretende asociar arbitrariamente el consumo de cervezas con el éxito y el deporte”, explicó el Defensor del Pueblo Adjunto.

Los últimos datos que se dieron a conocer hablan de que la industria cervecera, sólo en la Argentina, estaría invirtiendo por año cerca 1200 millones de pesos en publicidad y marketing. Eso no es todo: el año pasado, AB InBev -el principal grupo cervecero que opera en la Argentina, de origen belga- inauguró en Buenos Aires su propio estudio creativo, con una veintena profesionales que están abocados, casi exclusivamente, a generar contenidos y estrategias de marketing y publicidad que ayuden al holding a extender sus negocios y captar nuevos clientes, especialmente nuevos consumidores de alcohol.

La Argentina es una de los territorios a escala global donde la industria cervecera ha tenido mayor éxito en los últimos años, siendo uno de los mercados “emergentes” más atractivos. Algunos números hablan por sí solos ya que, según un relevamiento global realizado por el gigante Kirin (el holding de bebidas más importante de Japón), nuestro país es una de las naciones del mundo donde más ha aumentado la producción de cerveza durante la última década. Más precisamente, la Argentina ocupa el sexto lugar luego de Vietnam, India, Filipinas, Francia y Brasil. Además, la tasa de crecimiento registrada en Argentina casi que quintuplica al aumento global, en términos porcentuales.