Categorías
Destacadas Provincia

Vidal viajó a Chile con el objetivo de atraer inversiones para la Provincia

La gobernadora se reunió con la Presidenta trasandina, Michelle Bachelet, y participará de un encuentro con más de 400 empresarios de 13 países.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se reunirá hoy con inversores y empresarios de América Latina, en el marco del encuentro internacional que se realiza en Santiago de Chile.

Ayer por la noche, la mandataria bonaerense compartió una reunión con la presidenta Michelle Bachelet del que participaron también el embajador argentino, José Octavio Bordón; y el secretario General del gobierno bonaerense, Fabián Perechodnik.

Según informaron desde la Provincia, el objetivo es “mostrar la nueva apertura argentina hacia el mundo e interesar a empresarios regionales”. Para ello, María Eugenia Vidal expondrá este mediodía en Santiago de Chile acerca de las ventajas empresariales que ofrece la provincia de Buenos Aires.

El encuentro empresarial que cerrará el ex presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, reunirá hasta el jueves a unos 400 empresarios de 13 países: México, Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Perú y Ecuador, entre otros, así como personalidades políticas regionales.

La reunión se propone facilitar relaciones entre los empresarios de la Región y discutir temas de importancia, para el desarrollo económico y social de sus respectivos países.

INFOCIELO

Macri interviene AFSCA y AFTIC: Con V de Vendetta

Los hechos:

El gobierno de Mauricio Macri anunció hoy la intervención, por Decreto 236/2015, de las autoridades regulatorias de las leyes audiovisual y de telecomunicaciones, AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y AFTIC (Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y la Comunicación), por 180 días.

La intervención completa algunos cambios realizados el segundo día de su gestión: el DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) 13 subordinaba el funcionamiento de AFSCA y AFTIC al Ministerio de Comunicaciones y el Decreto 12 creó el Sistema de Medios y Contenidos Públicos por encima de Radio y Televisión Argentina SE. Además, en el mismo Boletín Oficial hoy se detallaron funciones y competencias del Sistema de Medios del Estado, que comprende a Canal 7 y Radio Nacional (juntas conforman RTA), RAE, Télam, Tecnópolis, CCK, Bacua y la participación argentina en Telesur.

En el interín, el gobierno había dispuesto que la titularidad de las acciones de ARSat y Correos la ejerciera el Ministerio de Comunicaciones (Resolución Ministerial 1) y designó nuevas autoridades en ARSat.

El ministro de Comunicaciones Oscar Aguad, un férreo opositor a la ley audiovisual desde su discusión legislativa en 2009, hoy desmiembra su órgano regulador. El interventor en AFSCA es Alejandro Garzón. En AFTIC el interventor es Mario Frigerio.

Si bien las leyes audiovisual y de telecomunicaciones siguen vigentes en el resto de su articulado, se afecta la médula de las mismas. El ministro Aguad dijo que “la ley de medios (sic.) no se toca, por ahora”.

AFSCA y AFTIC, organismos “descentralizados y autárquicos”, contaban con sendos directorios colegiados (con representantes del Poder Ejecutivo, del Legislativo y de consejos federales) presididos por Martín Sabbatella y Norberto Berner. Sabbatella tenía mandato hasta diciembre de 2017 y Berner, hasta 2019.

Los considerandos del Decreto 236 afirman que AFSCA incumplió los objetivos de revisión periódica de la ley audiovisual para adecuarla a cambios tecnológicos (art. 47) y que AFTIC incumplió los objetivos de garantizar acceso a las TIC.

Otro considerando del decreto sostiene que “importantes decisiones” de AFSCA y AFTIC “implicarían” abiertos incumplimientos de las leyes vigentes, por ejemplo en relación a la normalización del uso del espectro o desigualdad en el trato de operadores y anomalías en decisiones de asignación de espectro a licenciatarios audiovisuales y de telecomunicaciones.

El decreto ordena revisar la actualización de la ley audiovisual prevista en el artículo 47 de la norma, relevar todos los casos judiciales y administrativos, formular un informe de coordinación entre AFSCA y AFTIC, evaluar compras y contrataciones, presupuesto, procedimientos y controles que realizan los organismos,

La historia, el presente y el futuro de la ley audiovisual están condenados a la judicialización. La intervención de hoy es un nuevo hito en la materia, esta vez con las autoridades depuestas como litigantes en busca de una cautelar que suspenda la intervención.

Se cumple así otro anuncio que el gobierno anticipa por vía oficiosa a través de los medios con mayor audiencia. Ya habrá tiempo para reflexionar sobre el cambio en la modalidad de comunicación política (que no equivale a política de comunicación) del nuevo gobierno. De hecho, informalmente, dirigentes de Cambiemos hablaban del “ucase” de la intervención a AFSCA y AFTIC (en la Rusia Imperial el ucase era la proclamación de una ley u ordenanza por parte del zar o del máximo líder religioso).

Análisis de la medida:

La intervención modifica por vía de decreto dos leyes votadas por el Congreso, con amplio apoyo legislativo y -en el caso de la ley audiovisual- sostén de la sociedad civil organizada y resistencia de algunos grandes conglomerados multimedios y de un sector de la sociedad civil que, sin tener experticia en el tema, asimiló la ley a su aplicación (sobre la que se comentará más adelante).

De hecho, la modificación de la ley por vía de decreto no sólo es cuestionada desde el kirchnerismo. Una organización como FoPeA (Foro de Periodismo Argentino), criticada sistemáticamente por el kirchnerismo, consideró que “ningún cambio a la ley, aprobada por el Congreso Nacional y cuya constitucionalidad fue ratificada por la Corte Suprema de Justicia”, debería ser efectuado vía decreto. Organizaciones más afines al anterior gobierno están movilizándose contra la intervención y, es de suponer, acompañarán con reclamos judiciales a sus autoridades hoy destituidas.

El decreto de intervención no avanzó, como se había anunciado oficiosamente a través de la prensa, con la derogación de artículos clave de la ley audiovisual referentes a topes a la concentración de licencias y transferencia de las mismas. Esos artículos son el núcleo que motivó la causa judicial iniciada por el grupo Clarín en la que falló la Corte Suprema de Justicia en 2013, cuando declaró plenamente constitucional la ley audiovisual contra los intereses del multimedios.

Colaboradores del presidente Macri, con estos decretos, dicen buscar “reparar” daños que –interpretan- causaron leyes carentes de legitimidad. Esa valoración le ahorra al actual gobierno el trámite legislativo (no cuenta con mayoría en ninguna de las dos Cámaras del Congreso) pero sienta un precedente, pues sus sucesores podrán hacer exactamente lo mismo con las medidas que tome Macri ahora y en el futuro, perjudicando la lógica de la “política de Estado” en temas estratégicos, contaminando el carácter faccioso a las decisiones presidenciales (lo que no está reñido con la legitimidad electoral, como se ha visto en muchas de las iniciativas de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner) y obturando la posibilidad de realización de políticas públicas estables que era lo que el actual gobierno, cuando era oposición, prometía. Así, pues, quienes ayer reclamaban institucionalidad justifican ahora la excepción y quienes justificaban excepciones, hoy reclaman institucionalidad.

Paradójicamente, la decisión anunciada por Aguad invoca la legitimidad y el consenso pero se realiza en ausencia de diálogo previo con fuerzas políticas y sociales (que no sean sólo los actores empresariales más grandes) y desemboca en una intervención parecida a la vendetta.

Asimismo, si la crítica a Sabbatella como presidente de AFSCA radica en su incapacidad para conducir políticas que no sean sólo representativas de su sector político, dada su confesa subordinación a la expresidenta Fernández de Kirchner, la respuesta del macrismo redobla la dependencia, ya no sólo política por vía del DNU 13/2015 (el ministro Aguad fue obviamente designado por el presidente), sino también de diseño institucional (los interventores responden al Ministro, éste al Presidente). Dentro de Cambiemos hubo tensiones por la forma de decidir esta intervención.

Huelga recordar que defender la vía de la legalidad y los objetivos inclusivos de la ley audiovisual no supone avalar su implementación ni apoyar la gestión de sus funcionarios. El kirchnerismo fue irrespetuoso con la ley que había impulsado. La incumplió y contravino sus objetivos más legítimos. En cuanto a los organismos de aplicación, el kirchnerismo respetó la formalidad institucional de su integración aunque afectó sus reglas de juego, otorgándole de hecho a la presidencia (designada por el Poder Ejecutivo) mayores facultades de las previstas en la ley. Un balance con datos concretos cuando la ley cumplió seis años acá.

La ley audiovisual (mal llamada ley de medios, ya que no regula ni medios gráficos ni Internet) fue elogiada por su concepción del derecho social a la libertad de expresión por las máximas autoridades mundiales y continentales en la materia. En la insistente repetición de la “convergencia” por parte del ministro Aguad se anuncia el relevo del paradigma normativo del derecho social a la libertad de expresión por el de desafíos tecnológicos que, así enunciados, por ahora son abstractos. Mientras que el paradigma de la libertad de expresión como derecho social comprende obligaciones del Estado de garantizar acceso y desconcentración, como bien subrayó la Corte Suprema cuando validó la constitucionalidad de la ley audiovisual, el paradigma de la convergencia tecnológica en abstracto conduce –si no hay políticas expresas en otro sentido- a confiar en la regulación del mercado, toda vez que la economía gobierna la innovación tecnológica a nivel global (esto puede no ser una buena noticia para los grupos de comunicación “nacionales”).

Ahora bien, si la ley audiovisual “nació vieja”, como suele decirse, y su texto es obsoleto e impracticable y si no fue razonablemente adecuada al frenesí de la revolución tecnológica, ¿cuál es entonces la prioridad del nuevo gobierno para modificarla vía decreto y no a través de un debate que respaldara una nueva ley con consensos robustos?

La excusa para objetar las leyes vigentes es su presunta obsolescencia fruto de los avances tecnológicos. Si se toma este argumento como válido, entonces ninguna ley será satisfactoria, toda vez que el vértigo de la convergencia digital avanza a un ritmo incompatible con los acuerdos políticos y legislativos necesarios para adoptar regulaciones. Pero, más allá de esa excusa, lo que motiva la objeción a las leyes que regulan los sectores audiovisual y de telecomunicaciones es la percepción que tienen los principales operadores de las limitaciones presentes en la normativa para la expansión de sus negocios en épocas de convergencia de servicios y productos. En este sentido, el cambio de etapa representa desde una perspectiva estructural el desplazamiento de los conflictos, y no su anulación.

Ejemplo de ello es la mención de anomalías por parte del decreto de intervención, que anticipa una tormenta en la asignación de porciones de espectro radioeléctrico (recurso público administrado por el Estado). Los considerandos citan, por caso, la política instrumentada en la distribución de espectro para tv digital (TDT), toda vez que objeta el criterio adoptado por AFSCA para asignar licencias (importa recordar que esas licencias ya están otorgadas, es decir, hay nuevos licenciatarios con derechos adquiridos) mediante el sistema de compartir canales de frecuencia entre dos operadores (con señales diferentes dentro de la banda asignada al canal compartido). Otro ejemplo es la última licitación de espectro para servicios de LTE/4G en telefonía móvil, que pese al objetivo de agregar competencia en el hiperconcentrado mercado de telecomunicaciones, repartió frecuencias entre los operadores actuales y, más tarde, vía ley de soberanía satelital, bloqueó futuras licitaciones.

La noción de “actualización tecnológica” esconde bajo una consigna de fácil digestión la quita de obstáculos legales para los principales grupos empresariales. Pero los obstáculos no sólo son legales, sino que hay barreras económicas como los abusos de posición dominante que muchos competidores del grupo Clarín en televisión de pago le atribuyen al multimedios y que el grupo Clarín le atribuye a Telefónica en telecomunicaciones. Por eso, regular la concentración en el sector de medios y tecnologías de la información es una obligación del Estado, así como es obligatorio instrumentar políticas de acceso para sectores de la sociedad que, si fuera por la ley del mercado, jamás podrían concretar el derecho humano a “recibir, investigar y difundir, por cualquier medio de expresión” información y cultura.

La masa que lleva a pendular las políticas audiovisuales con lógica de vendetta está sujeta del hilo de las tensiones y coincidencias de los principales actores del sector: Telefónica, el grupo Clarín y el Estado. Más allá de que la escena tenga otra iluminación y nuevos intérpretes, es fundamental comprender esas tensiones y acuerdos para interpretar las oscilaciones de ese péndulo y enmarcar lo que viene, sobre todo en los próximos 180 días de intervención presidencial en los órganos reguladores. Acá un análisis al respecto.

Es falso que la mal llamada ley de medios haya sido recién ahora, con el macrismo, manoseada. Es falso pretender que hasta ahora la ley regía pulcra e inmaculada: con la ley de telecomunicaciones de 2014 (Argentina Digital) el kirchnerismo ya había modificado la ley audiovisual de 2009 pensando en el triple play y la convergencia y allanando el camino de las telefónicas para participar del mercado audiovisual, pero con exigencias y obstáculos regulatorios para algunos operadores dominantes. Es decir que la ley audiovisual ya fue modificada por otra ley por el propio gobierno que la impulsó (de hecho, hay contradicciones entre ambas leyes, como se analiza acá).

Al cabo de los 180 días, según los objetivos del decreto, el gobierno contará con un informe detallado del funcionamiento de los órganos reguladores audiovisual y de telecomunicaciones, así como sobre el cumplimiento de algunos ejes del cumplimiento de ambas leyes (el decreto sólo enfatiza algunos aspectos). En ese lapso, el Ministerio formularía un proyecto de ley (¿o decreto?) que reemplace las normas que están vigentes “por ahora”.

El ministro Aguad dijo que el futuro marco regulatorio será compatible con los de la región. No hay en Sudamérica una ley “convergente” y la más reciente, de Uruguay, imita la ley argentina. La única ley “convergente” en América Latina es la mexicana, que no estuvo ni está exenta de fuertes controversias.

Así como el kirchnerismo despertó un súbito interés por la política de medios de intelectuales que nunca habían reflexionado sobre el tema y ello condujo a simplificaciones extravagantes sobre el rol de los medios, resucitaron la superada teoría de la manipulación mediática y condujeron un fierrerismo comunicacional torpe y sobreactuado, ahora hay intelectuales macristas que desempolvan el mito de la libre empresa como equivalencia del derecho a la libertad de expresión. Con ello, contradicen más de 70 años de doctrina internacional en la materia, se esfuerzan por disimular la institucionalidad mediática como condicionante en la formación de opiniones, percepciones y tendencias de la opinión pública y fetichizan la convergencia como atajo para superar el “intervencionismo estatal” (para lo cual precisan que el Estado intervenga) mediante políticas más laissez-faire.

En resumen: todos quienes hoy discuten en Argentina sobre la intervención de AFSCA y AFTIC decretada por el presidente Macri saben, en el fondo, que el problema no es la convergencia ni una ley para el siglo XXI, sino los niveles variables de (in)satisfacción de los principales grupos de comunicación con la regulación estatal y, en el estamento político, una dirigencia que en este tema se ubicó siempre en las antípodas del kirchnerismo y que ahora usa el poder estatal para desandar parte del camino recorrido por el anterior gobierno y cita algunas medidas específicas como casus belli de injusticias a indemnizar o a vengar.

La intervención abre una nueva etapa de las políticas de medios y telecomunicaciones. Es un inicio que recrea el viejo método de subordinar institucionalmente al regulador al Presidente de la República (como el viejo ComFeR, la Secretaría de Comunicaciones o la intervenida Comisión Nacional de Comunicaciones) y que contraviene los estándares regulatorios vigentes hasta el momento en el país y que otros países del mundo, sobre todo los citados como ejemplo de regulaciones democráticas, cultivan desde hace décadas.

Fuente: Martín Becerra | Señales

Categorías
Política

Argentina, nuestra Patria

(Por Tomás Domínguez)* Soñamos una Argentina que marcha hacia la igualdad en el desarrollo, soberana en la preservación de recursos, donde el Estado pone al servicio del proceso productivo la transferencia de tecnología y conocimiento para la creación de los puestos de trabajo que todavía faltan, para la generación de valor agregado en origen para la producción nacional, y sobre todo, para darle dignidad a nuestro pueblo.

Soñamos con un Estado – no como vehículo para alimentar una desocupación disfrazada – que ponga el empeño en potenciar emprendimientos e inversiones destinadas a ensanchar la industria, la producción y la comercialización, protegiendo a aquellas economías regionales en vías de desarrollo y fomentando el asociativismo en la búsqueda de objetivos comunes y horizontes compartidos.

Nuestro sueño generacional es ver una Nación Grande, con la suficiente justicia social como para que cada programa social sea transformado en una fuente de trabajo genuina – porque no luchamos por un Estado caritativo sino por una Patria justa y solidaria – que llene de felicidad y decencia al trabajador y su familia.

El 2015 nos exige recuperar la esperanza de ver una Argentina más igual y más grande, reaccionar para cambiar el rumbo hacia el desarrollo de un país que se comenzó a levantar cuando volvimos a creer en las capacidades de los argentinos.

Este tiempo y lugar nos interpela a poner lo mejor para garantizar el futuro del camino transitado, para darle valor a un proyecto político de país, y para poner en Daniel Scioli la confianza en la construcción de un liderazgo compartido con una generación que sueña con hacer grande a la Argentina, nuestra Patria.

*Licenciado en Psicología y Secretario Gral. de la Juventud del Movimiento San Martín

[#Opinión] @tomel5: Argentina, nuestra Patria

Categorías
Política

Día del Niño en Paraguay, el horror de la Guerra de la Triple Alianza

​(Por Jorge Drkos) Hoy se conmemora el Día del Niño en Paraguay. No es una celebración festiva. Recuerda la Batalla de Acosta Ñu o De los Niños, la última de las grandes batallas de la Guerra de la Triple Alianza que se desarrolló entre 1864 y 1870, y uno de los episodios más crueles y sangrientos de aquel conflicto.

El 16 de agosto de 1869, 20.000 soldados brasileños acompañados por el Ejército Argentino enfrentaron a las diezmadas tropas del Mariscal Francisco Solano López conformadas en su gran mayoría por niños paraguayos de entre 6 y 14 años.

Los aliados ya habían ocupado Caacupé, destruido los hornos de fundición de hierro de Ybicuy , asolado Piribebuy y continuaban avanzando quemando las poblaciones que encontraban a su paso , violando a las mujeres y degollando a los ancianos y heridos .

El General paraguayo Bernardino Caballero se alejaba del lugar con los pocos soldados que le quedaban y su ejército de niños empujando carretas cargadas con municiones y alimentos. Al llegar al paraje denominado “campo de Acosta Ñu” quedaron atrapados en el terreno y rodeados de enemigos. Los chicos disfrazados con barbas postizas realizadas con chala de maíz, con fusiles hechos con palos de madera intentaban parecer a la distancia “un ejército bien preparado”.

La Caballería del Imperio brasileño al advertir que solo eran niños los que combatían, arremetió con fiereza y crueldad, degollando y acuchillando aquel “ejercito de inocentes”.

Abrazados a las rodillas de sus asesinos gritaban llorando por su vida . Al caer la tarde y cuando la batalla estaba terminada las madres de los niños paraguayos salieron de la selva para rescatar los cadáveres o socorrer a los pocos sobrevivientes. Fue en ese momento que el Conde D´Eu al frente de las Tropas de la Triple Alianza ordenó el exterminio, prender fuego los pastizales del campo de batalla quemando vivos a las madres y a los heridos caídos. Más de 3000 niños murieron en esa batalla, solo 46 soldados brasileños.

El historiador Julio José Chiavenatto escribió: ​“El Conde D​’​Eu mandó a hacer cerco del hospital de Peribebuy, manteniendo en su interior los enfermos – en su mayoría jóvenes y niños – y lo incendió. El hospital en llamas quedó cercado por las tropas brasilera que, cumpliendo las órdenes de ese loco príncipe, empujaban a punta de bayoneta adentro de las llamas los enfermos que milagrosamente intentaban salir de la fogata. No se conoce en la historia de América del Sur por lo menos, ningún crimen de guerra más hediondo que ese.”

La Guerra del Paraguay fue el Genocidio más grande del S.​XIX, es la historia más ocultada de nuestra historia. Se necesitó de los ejércitos más poderosos de aquel momento y el respaldo del Imperio Británico para vencer la heroica resistencia del pueblo paraguayo​. ​

Fueron asesinados aproximadamente Un Millón de paraguayos y se puso fin al intento de desarrollo autónomo y proteccionista más importante de América del Sur de aquellos años.

Al cumplirse 150 años de la firma del Tratado de la “Triple Infamia”, acabar con el Tirano, garantizar la Libertad de expresión, la democracia y el Libre comercio fueron las excusas utilizadas en aquel momento para declararle la Guerra al Paraguay.

Hoy, el Imperio, los Partidos de la Derecha y las oligarquías utilizan esos mismos argumentos para desestabilizar a los Gobiernos populares de la región. Cambian los actores pero los objetivos son los mismos. Impedir el desarrollo soberano de nuestras Naciones y el bienestar mayoritario de nuestros pueblos.

Categorías
Política

Solidaridad Internacional con los Presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Nicolás Maduro

 

En la Ciudad de México se desarrollaron del 12 al 15 de marzo el XIX Seminario Internacional “Los Partidos Políticos y una nueva Sociedad” organizado por el Partido del Trabajo de México que reunió a más de 300 participantes de todo el mundo y posteriormente se llevó a cabo la reunión del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo y una reunión de la Mesa Ejecutiva de COPPPAL.

En un mosaico de nacionalidades e idiomas donde estuvieron presentes representantes de Podemos de España, Sirysa de Grecia, de China, Rusia, Vietnam, Alemania, Francia, Italia entre otros y fuerzas políticas de toda América Latina y el Caribe.

Durante cuatro días intercambiaron y aprobaron importantes resoluciones que tiene que ver con la situación política actual del Continente y en particular con la situación de Argentina y Venezuela.

Ambos países vienen siendo objetos de agresivos intentos desestabilizadores, llevados adelante por EEUU y sus cómplices locales.

Referido a nuestro país ambos eventos aprobaron por unanimidad una resolución que expresa : el apoyo y solidaridad con el pueblo argentino y el gobierno de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Denunciar las prácticas depredadoras de los Fondos Buitres y rechazar las maniobras del capital financiero especulativo.

Repudiar el intento de desestabilización orquestado por un sector de la justicia argentina, integrado por grupos de jueces y fiscales vinculados y promocionados por los grandes medios y grupos económicos.

Desde hace tiempo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner viene soportando intentos de desestabilización permanentes por parte de la derecha, de grupos concentrados de poder y de los medios de hegemónicos de comunicación, apoyados y/o financiados desde el norte.

Estos intentos de desestabilización se han agudizado cada vez más a medida que se acercan las elecciones presidenciales donde el pueblo argentino deberá decidirse por la continuidad o no de este proyecto político que conduce la Presidenta Cristina.

Por último manifestaron que “la ofensiva judicial, llevada adelante en los últimos meses, a partir de la denuncia del Fiscal Nisman, que ha involucrado directamente a la Presidenta Cristina Fernández y a funcionarios de su gestión responde claramente a un nuevo intento de desestabilización”.

En otra palabras, como lo manifestara el presidente Rafael Correa «esto me huele a la restauración conservadora; ya no hay golpes militares, ya no hay golpes legislativos, ahora hay golpes judiciales».

nk hc

También y como mencionábamos anteriormente la situación de Venezuela fue objeto de análisis y se aprobó un Plan de Trabajo a nivel Mundial para denunciar que la amenaza del gobierno de EEUU es una amenaza contra todos los pueblos latinoamericanos y caribeños y pone en estado de alerta máxima a toda la Patria Grande latinoamericana, ya que la amenaza yanqui es un ataque a la soberanía de todos los pueblos.

Por eso convocamos a la más amplia solidaridad, convocando a todas las fuerzas políticas y movimientos sociales del mundo a enfrentar una eventual agresión a la soberanía territorial venezolana.

En ese sentido el Plan de Solidaridad acción aprobado incluye las siguientes acciones:

Realizar una cumbre de organizaciones y movimientos populares antiimperialistas del continente en Managua, Nicaragua organizado por el FSLN el 20 y 21 de marzo; Convocar a una jornada Mundial de Solidaridad y rechazo a la intervención norteamericana en Venezuela para el 19 de abril . Se proponen realizar marchas, pronunciamientos, foros en las principales ciudades del mundo.

Promover el apoyo de intelectuales, académicos, parlamentarios, centrales de trabajadores, movimientos sociales, culturales a la firma de un documento que será enviado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en abril de 2015.

Realizar en Caracas una reunión extraordinaria del Grupo de Trabajo del FSP para expresar el respaldo al Presidente Nicolás Maduro y al pueblo venezolano y por ultimo promover un Encuentro Mundial de Parlamentarios en la Ciudad de Caracas para el 24 de junio en el marco de la conmemoración de la Batalla de Carabobo que selló la independencia de Venezuela.

En el mes de Julio se cumplen 25 años de la fundación del FSP, convocados por Ignacio “Lula” Da Silva y los principales dirigentes de los Partidos de Izquierda, Progresistas y Populares de la región , se reunieron en San Pablo y decidieron resistir el avance del neoliberalismo en la región : Se propusieron realizar todo el esfuerzo necesario para construir alternativas de gobierno que dieran soluciones a las desigualdades sociales que generaba la derecha.

Ese camino solo era posible en un marco de unidad e integración solidaria en el Continente, hoy a meses de ese aniversario, desde la Solitaria Cuba de Fidel, a la situación actual donde surgieron los líderes que están llevando adelante estos procesos de integración, desde Cristina Fernández de Kirchner, Nicolás Maduro , Lula y Dilma, Rafael Correa, el Pepe Mujica y Tabaré, Sánchez Ceren en El Salvador, Daniel Ortega en Nicaragua esa tarea se ha ido realizando.

Por último el recuerdo permanente para Hugo Chávez y Néstor Kirchner que fueron, son y serán eternamente, recordados por su lucha por lograr una Latinoamérica Unida ,Libre, Justa y Solidaria .

Jorge Drkos – FRENTE TRANSVERSAL ARGENTINA

Categorías
Nacionales

La Presidenta dialogó con Putin por videoconferencia al lanzar la incorporación a la TDA del canal Rusia Today

Se trata de la señal Rusia Today (RT), que se verá en forma libre y gratuita a través de la Televisión Digital Abierta (TDA). Los mandatarios ratificaron la necesidad de establecer una comunicación directa, sin intermediarios. Putin destacó su respaldo a la "lucha de la Argentina por sus intereses".

Desde la ciudad patagónica de Las Heras, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dialogó, mediante videoconferencia, con su par de la Federación Rusa, Vladimir Putin, con motivo de la incorporación a las señales de la TDA del canal Rusia Today (RT) en español.

Cristina Kirchner estuvo acompañada durante el acto por el canciller, Héctor Timerman, y los ministros de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y de Planificación, Julio De Vido, entre otros miembros del gabinete nacional y autoridades de la provincia de Santa Cruz.

La Presidenta inició el diálogo con Putin, a quien expresó su alegría por la incorporación de la señal rusa que "amplifica y da una valoración nueva a la comunicación entre nuestros pueblos", afirmó, "sin la intermediación de las grandes cadenas internacionales que transmiten noticias de acuerdo a sus intereses".

"Estamos logrando comunicarnos entre ambos pueblos -agregó- para transmitir los valores propios" y "dar pluralidad de voces y multilateralismo en la comunicación y en la información".

Por su parte, el presidente Putin calificó al hecho como " un evento memorable" con la transmisión del canal ruso que aporta, sostuvo, "información sólida y de confianza" .

Putin afirmó que "con el desarrollo de los medios de comunicación electrónico se desarrolló un arma terrible que permite manipular la conciencia social" a través de "monopolios de la verdad".

"En dichas condiciones -agregó Putin- las señales son fuentes de información alternativas ", y afirmó que la señal RT "siempre esta abierta a debate, propone una amplia paleta de opiniones sobre política, vida social, historia y cultura" y "ofrece la posibilidad de juzgar por sí mismo y sacar sus conclusiones sobre los acontecimientos".

Indicó que con la inclusión de ese medio se observa "la importancia de la apertura de la política exterior de la presidenta argentina al igual que el carácter especial de los contactos entre Rusia y Argentina".

Afirmó que el canal "les hará apreciar mucho más la comprensión y eso contribuirá a la posterior aproximación de nuestros pueblos".

Cristina, por su parte, afirmó que "en momentos tan difíciles y complejos por la que atraviesa la política global del mundo, con tantas situaciones de violencia, de desconocimiento de derechos y con tantas situaciones en las cuales no se aplica la misma vara para todos, es necesario que todos los ciudadanos de esta tierra podamos conocer a nuestros pueblos hermanos sin intermediarios".

"Estoy absolutamente convencida que esta nueva señal incorporada a la TDA va a profundizar los lazos de amistad, conocimiento y hermandad entre la República Argentina y la Federación Rusa -dijo la mandataria- permitiendo que nuestras tradiciones, historia, cultura, con muchos descendientes rusos que viven en la Argentina, se conozcan, no la que quieren mostrar algunos medios de comunicación internacional o algunos que podemos denominar nacionales".

Consideró la Presidenta que en la medida en que se incrementan las comunicaciones directas entre los pueblos se tiende a "bajar el nivel de conflictividad internacional que se quiere instalar y se está instalando en muchos lugares afectando la paz y la seguridad internacionales".

Ratificó Cristina que "nosotros compartimos la necesidad de resolver todos los conflictos en forma racional, diplomática y de acuerdo al derecho internacional, y levantamos el multilateralismo y la convivencia pacífica entre los pueblos y el respeto a las soberanías y a la identidad y a la pertenencia de los pueblos".

Putin, en tanto, recordó la visita que realizó a la Argentina recientemente y afirmó que en su país "vemos como ustedes luchan por los intereses de su país: es un ejemplo para muchos y nosotros obligatoriamente los vamos a apoyar en estos objetivos que proponen totalmente legales y legítimos; vamos a hacer todo para que la vida sea la mejor para nuestros pueblos", concluyó.

La nueva señal

A partir de ahora, más del 85% de la población total del país (entre 33 y 35 millones de personas) podrán sintonizar de manera gratuita RT en Español en la señal 25.05 de la Televisión Digital Abierta.

El convenio sobre la incorporación del canal en la grilla de la Televisión Digital Abierta se firmó en julio pasado durante la visita del mandatario ruso a Buenos Aires.

La red televisiva RT incluye tres canales de noticias que emiten las 24 horas al día desde Moscú para más de 100 países del mundo en español, inglés y árabe, así como el canal RT América que transmite desde sus propios estudios en Washington, el canal de documentales RTA, y la agencia global de videos RUPTLY, que ofrece material exclusivo a cadenas de todo el mundo. Asimismo RT está al alcance de más de 700 millones de televidentes de todo el mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.