Categorías
Destacadas Nacionales Política

La propuesta del gobierno para reestructurar la deuda cosechó el respaldo de gobernadores

La propuesta de reestructuración de la deuda de US$ 66.238 millones con acreedores privados, que incluye un período de gracia de tres años, hasta el 2023, y una quita del 62 por ciento de los intereses, cosechó el respaldo de gobernadores oficialistas y de la oposición, quienes juzgaron la oferta planteada por el gobierno nacional como «una salida sustentable» y «acorde a la verdadera capacidad de pago» del país.

El gobernador de Corrientes, el radical Gustavo Valdés, sostuvo que a partir de mañana, cuando la propuesta será presentada formalmente ante la comisión de valores de los Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés) quedará «tela para cortar» y juzgó que del eventual acuerdo con los tenedores de bonos tiene que resultar una «deuda que tiene que ser sostenible para que la República Argentina pueda cumplir sus compromisos».

El mandatario de la alianza opositora, Juntos por el Cambio, celebró el inicio de las negociaciones con los acreedores externos, algo que -dijo- desde la «oposición habíamos hablado que hay que comenzar» y agregó que «hay una propuesta, este es el primer paso y comienza una nueva negociación».

En declaraciones a la prensa, al salir de la Residencia de Olivos, donde el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzman, anunciaron la propuesta del pago de parte de la deuda externa, Valdés consideró que «Argentina hoy tiene inconvenientes en pagar su deuda y hay provincias que también tienen dificultades, donde se combina la cuestión de los salarios, con la cuestión de la deuda púbica de las provincias y también de la Nación. Todos tenemos problemas y si a esto le sumamos el coronavirus, estamos en una situación complicada».

Otros gobernadores que escucharon el mensaje del Presidente a través de videoconferencia dejaron su respaldo en la red social twitter, como fue el caso del cordobés, Juan Scharetti (estuvo representado en Olivos por su vice, Manuel Calvo).

«Apoyo la oferta del gobierno nacional a los acreedores de la deuda externa del país porque es una oferta responsable y sostenible en el tiempo ya que está acorde a la verdadera capacidad de pago de nuestra Argentina», remarcó Schiaretti en esa red social.

El mandatario bonaerense, Axel Kicillof, quien tampoco asistió por recomendación médica, también utilizó twitter: «Compartimos vía teleconferencia la presentación de la oferta realizada a los acreedores internacionales junto al presidente @alferdez, la vicepresidenta @CFKArgentina, el ministro @Martin_M_Guzman y los gobernadores».

La vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, en tanto, aseguró que la propuesta que el ministro de Economía Martín Guzmán hará mañana a los acreedores externos para el pago de la deuda «es un paso muy importante para construir la Argentina justa que queremos».

«El pago de la deuda no puede implicar la postergación de las y los argentinos. Por eso, desde @Economia_Ar se propuso que nuestro país comience a pagarla en 2023», celebró Magario en su cuenta oficial de Twitter.

En tanto, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, brindó su «apoyo total» a la propuesta presentada esta tarde por el ministro Guzmán y el presidente Alberto Fernández, desde la residencia de Olivos, tras una reunión con gobernadores y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la que también asistieron la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, entre otros funcionarios nacionales.

«Apoyo total a la propuesta del presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán porque entendemos que en el éxito de esa propuesta está la posibilidad real de estructurar una nueva etapa para la Argentina», sostuvo en sus redes sociales el mandatario santafesino.

En tanto, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, enfatizó que «lo que está haciendo Alberto Fernández es sacarnos del default que nos dejó el gobierno de (Mauricio) Macri» y se mostró confiado en que el «país se va a recuperar», tras una renegociación que reconozca lo que la Argentina «puede hacer y que signifique la posibilidad de cumplir con el pago de una deuda, que es insostenible, en términos de cómo se contrajo».

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, consideró, por su parte, que la propuesta anunciada esta tarde expresa una «salida sustentable para que nuestro país pueda superar el problema de la deuda. Es una condición ineludible para que, una vez superada esta pandemia, podamos crecer».

La mandataria de Santa Cruz, Alicia Kirchner, también expresó su respaldo a una propuesta que -consideró- «no signifique más postergación para los argentinos y argentinas que la están pasando mal y son nuestra prioridad», expresó en sus redes sociales la mandataria provincial, tras la reunión en Olivos, a la que en representación del Gobierno provincial asistieron el vicegobernador Eugenio Quiroga y el jefe de Gabinete, Leonardo Alvarez.

«Una vez más algunos quieren a través de la especulación financiera ganar sin importarles el futuro de las familias de nuestro país» y Alicia Kirchner convocó a «estar unidos en una propuesta fundacional que permita sentar las condiciones de un desarrollo sano de nuestras comunidades».

Por último, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto respaldó la decisión del presidente de la Nación, de proponer a los bonistas tres años de gracia con una quita del 62 por ciento, para el pago de la deuda, al señalar que «los acreedores deberán entender que pagaremos la deuda con crecimiento, no con ajuste ni con hambre».

«Así como el mundo admira nuestra unidad y fortaleza para luchar contra el Covid-19, verán toda la Argentina unida apoyando a nuestro presidente Alberto Fernández, en ésta cruzada», agregó el mandatario pampeano.

Categorías
Destacadas Institucionales Nacionales Salud Sociedad

El Presidente anunció un aislamiento social, preventivo y obligatorio desde la 0 hora de este viernes hasta el 31 de marzo

Luego del encuentro, el Presidente anunció esta medida que estará dispuesta desde la medianoche hasta el 31 de marzo. «Esta es una medida excepcional», indicó.

El presidente Alberto Fernández dispuso este jueves un «aislamiento social preventivo y obligatorio« en todo el país, desde las 0 horas de este viernes y hasta el 31 de marzo, en una medida destinada mitigar la expansión del coronavirus (COVID-19).

Al término de una reunión que mantuvo en la Residencia de Olivos con gobernadores, ministros y funcionarios, en la cual se analizaron medidas a implementar para contener la pandemia, el jefe de Estado informó que dictará un Decreto de Necesidad y Urgencia por el que a partir de las 0 hora de este viernes «nadie podrá moverse de su residencia«.

El Decreto de Necesidad y Urgencia presidencial

Ver este documento en Scribd

El presidente aclaró que los ciudadanos solo tendrán permiso para salir de sus casas a «hacer lo necesario para su vida habitual», como las compras de alimentos en comercios de proximidad y productos de farmacia.

«Estamos tomando medidas excepcionales, en un momento excepcional, dentro del marco que una democracia permite», dijo el mandatario en el anuncio, donde se mostró flanqueado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador santafesino Omar Perotti y el jujeño, Gerardo Morales.

El Presidente también dispuso que Gendarmería Nacional, Prefectura, Policía Federal y policías provinciales serán las encargadas de controlar el cumplimiento del aislamiento en las calles y rutas del país.

«Vamos a ser muy severos con quienes no respeten el aislamiento», afirmó Fernández, quien advirtió que se aplicará lo dispuesto por el Código Penal para «quien viola las normativas dispuestas para frenar una pandemia».

En este sentido, admitió haberles pedido esa misma rigurosidad a los gobernadores, con quienes mantuvo una reunión en la Residencia Oficial y también con los que participaron vía videoconferencia.

Para reducir el impacto económico del aislamiento, el jefe de Estado sostuvo que se aprovecharán los feriados de la semana próxima y que el previsto para el 2 de abril será trasladado al 31 de marzo y el día anterior, el 30 de marzo, será considerado feriado puente.

Además, el Presidente anunció que se conformará un Gabinete Federal con las provincias para evaluar y enfrentar en conjunto la pandemia en el país y adelantó que su equipo está evaluando «normas que alivien» la situación de los monotributistas afectados por el aislamiento.

Del encuentro realizado en el quincho de la residencia de Olivos participaron también los mandatarios Arabella Carreras (Río Negro), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Sergio Ziliotto (La Pampa), Mariano Arcioni (Chubut) y Gildo Insfran (Formosa).

También estuvieron Juan Manzur (Tucumán), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), Gustavo Valdés (Corrientes), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Sáenz (Sala), y Gerardo Zamora (Santiago del Estero).

Comercios

El presidente Alberto Fernández aclaró que durante la cuarentena las personas podrán salir para hacer lo estrictamente necesario, como proveerse de alimentos y medicamentos.

«Las personas deberán permanecer en sus casas y hogares y salir para lo necesario; van a seguir teniendo abiertos supermercados, negocios de cercanía, farmacias, pero desde la 0 hora de mañana» las fuerzas de seguridad «estarán controlando a quien circula por las calles y el que no pueda explicar se verá sometido a la sanción que prevé el Código Penal», dijo el Presidente.

Más temprano, el presidente Alberto Fernández se reunió con gobernadores, ministros y funcionarios en la Residencia de Olivos para analizar la implementación de las próximas medidas destinadas a contener la pandenmia del coronavirus.

Transporte Público

El presidente Alberto Fernández anunció esta noche que durante la cuarentena por el coronavirus se mantendrá el transporte público de pasajeros «sólo para uso de quienes están exceptuados de cumplir el aislamiento».

El mandatario indicó que «desalentaremos que la gente se suba a automóviles y circule por la vía pública» y advirtió que habrá verificaciones y constataciones «sobre los motivos por los que cualquier persona o automóvil está transitando» y que «quien no pueda justificarlo será sancionado».

La carta de Alberto Fernández al pueblo Argentino

Ver este documento en Scribd

Categorías
Nacionales Política

Consenso Fiscal 2019: El presidente Alberto Fernández recibió a los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

El presidente Alberto Fernández recibió el martes en Casa Rosada a los gobernadores de 22 provincias y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a quienes convocó a celebrar un nuevo acuerdo para el Consenso Fiscal 2019.

El mandatario encabezó además la firma de la suspensión del Pacto Fiscal vigente, para fortalecer las autonomías provinciales a través de la modificación de los compromisos asumidos entre el Estado nacional y las jurisdicciones.

De la audiencia, que se realizó en el Salón Eva Perón, participaron también el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Estuvieron presentes los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Jorge Capitanich; Chubut, Mariano Arcioni; Córdoba, Juan Schiaretti; Corrientes, Gustavo Valdés; Entre Ríos, Gustavo Bordet; y Formosa, Gildo Insfrán.

También participaron los mandatarios provinciales de Jujuy, Gerardo Morales; La Pampa, Sergio Ziliotto; La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; Neuquén, Omar Gutiérrez; y Río Negro, Arabela Carreras.

Concurrieron los gobernadores de Salta, Gustavo Sáenz; San Juan, Sergio Uñac; San Luis, Alberto Rodríguez Saá; Santa Cruz, Alicia Kirchner; Santa Fe, Omar Perotti; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Tucumán, Juan Manzur; y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Categorías
La Plata Política

Garro en el encuentro de Juntos por el Cambio: “En esta elección tememos la oportunidad de cerrarle definitivamente la puerta a las mafias”

El intendente de La Plata, Julio Garro, participó del primer encuentro nacional de ‘Juntos por el Cambio’ que encabezaron el presidente Mauricio Macri, el precandidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, y la gobernadora María Eugenia Vidal. “En esta elección tememos la oportunidad de cerrarle definitivamente las puertas a las mafias”, destacó.

El encuentro, que se desarrolló en Parque Norte ante la presencia de 400 personas, contó con la participación de autoridades nacionales y provinciales; junto a referentes de las diversas fuerzas políticas que integran el frente.

En lo que significó el primer encuentro nacional de estrategia de campaña del frente electoral ‘Juntos por el Cambio’, los referentes políticos de dicha coalición intercambiaron ideas, estrategias y discursos de cara a las próximas elecciones.

En ese sentido, el intendente local, Julio Garro, aseveró que “llegó el momento de decidir qué país, provincia y ciudad queremos construir durante los próximos cuatros años. Tenemos la posibilidad histórica de seguir por el camino del avance y el progreso, cerrándole definitivamente las puertas a las mafias”.

Garro enfatizó que “una vez más esta elección nos enfrenta contra el equipo de los fracasos y de las frustraciones. Estamos convencidos que la gente no quiere volver a la Argentina de antes”.

El Jefe Comunal fue acompañado por los precandidatos a Senadores por la Octava Sección electoral, Juan Pablo Allan, Florencia Barcia y José “Pepe” Etchart, entre otros referentes locales de “Juntos por el Cambio”.

MACRI, PICHETTO Y VIDAL

Con un encendido discurso, Macri destacó durante el encuentro: «Espero que por más que haya sido un año duro, tengamos la fuerza de poner a la Argentina en marcha, definitivamente»; y en esa línea arengó: “Estamos listos para continuar cuatro años más”.

Por su parte, el precandidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, sostuvo que “la sociedad sabe muy bien qué es lo que está en juego en esta elección bisagra, dónde se van a definir los próximos años de la Argentina. La diferencia es entre una propuesta democrática, de discusión de ideas, acuerdos y consensos para las grandes transformaciones o la vuelta de actitudes de perfil autoritario”.

En tanto, la gobernadora María Eugenia Vidal aseguró que “no podemos permitir que el modelo que en el pasado nos hizo tanto daño vuelva”; y enfatizó: “Los argentinos se enfrentan a la elección más importante de la democracia, que va a definir el futuro de nuestros hijos. Lo que se define es volver al pasado, aunque se presente con otras caras”.

El cónclave contó con la participación del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el consultor Jaime Durán Barba, quienes deliberaron estrategias de campaña de cara a los próximos comicios.

Como parte de la jornada, disertaron sobre el escenario los presidentes de los partidos, Humberto Schiavoni (PRO), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Alfredo Cornejo (UCR), quienes antecedieron al gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; y al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Categorías
Derechos Humanos Destacadas Nacionales Política Sociedad

Cambiemos se alzó con la reforma jubilatoria en una nueva jornada de violencia en las calles

Fue gracias al último acuerdo con gobernadores del peronismo por un bono compensatorio. El proyecto fue aprobado al cabo de una accidentada y maratónica sesión con 127 votos afirmativos, 117 negativos y 2 abstenciones. El oficialismo reunió con facilidad el quórum, pero tuvo que soportar una seguidilla de planteos de la oposición. La sesión duró 17 horas.

(Por Carolina Ramos y Melisa Jofré)  Los gases lacrimógenos volvieron a atravesar las anchas paredes del Palacio Legislativo. La postal que hace menos de una semana lamentó todo el país se replicó con más fuerza: corridas, incidentes, heridos. La tarde caía y la noche tornó en cacerolazos. Uno, cinco, treinta. En distintos puntos de la Ciudad. Con ese telón de fondo, y en una de las sesiones más tensas de las que se tenga memoria, el interbloque Cambiemos clausuró el capítulo más importante de la ola reformista y logró convertir en ley el cambio en el cálculo de las jubilaciones.

El proyecto que ya había aprobado el Senado obtuvo 127 votos a favor, 117 en contra y 2 abstenciones. Fue tras una sesión maratónica -casi 17 horas-, donde el oficialismo consiguió el apoyo vital de Argentina Federal, el interbloque base de los diputados que representan a los gobernadores peronistas. Los mismos que, minutos antes del debate, se fotografiaron con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, para sellar el acuerdo sobre la nueva fórmula jubilatoria.

Tras acordar un bono para compensar la merma trimestral que generaba la nueva ley, los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Valdés (Corrientes), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Hugo Passalacqua (Misiones) garantizaron los votos de sus diputados. El rechazo del Frente para la Victoria-PJ, el massismo, la izquierda y otras fuerzas fue enérgico y cerrado. Pero no suficiente.

Con la flamante ley, el nuevo cálculo de las jubilaciones se hará en base al índice inflacionario (70%) y a la variación salarial (30%). Dado que la actualización será cada tres meses en lugar de cada seis, los jubilados que cobren menos de 10 mil pesos -más del 70% del total- cobrarán un plus por única vez en marzo, para compensar el “empalme”. Además, la norma garantiza el 82% móvil para los haberes que estén por debajo del salario mínimo, y habilita a trabajadores del sector privado, tanto hombres como mujeres, a jubilarse por opción a los 70 años.

“Tenemos la conciencia tranquila”, afirmó el presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Eduardo Amadeo, al abrir el debate, que inició alrededor de las 19. Y es que buena parte de la sesión transcurrió entre cuestiones de privilegio y mociones de la oposición para levantar el plenario. Hasta se votó afirmativamente un cuarto intermedio, propuesto por el FpV-PJ, que insumió media hora. Superado ese lapso, y pese a las quejas, Cambiemos decidió continuar. La votación se llevó a cabo a las 7.05 del martes, exactamente 12 horas después de que se iniciara el debate de la reforma.

El debate

“Estamos ante el tema más trascendente de los dos años del gobierno de Cambiemos”, señaló Graciela Camaño a la hora de los cierres del debate, para recordar luego no haber votado el proyecto de ley de las AFJP, ni la opción, ni la ley de solidaridad previsional, ni la de aportes patronales. “Sí voté la vuelta al sistema estatal”, recordó. La jefa del bloque massista de la Cámara baja remarcó que el tema previsional se enmarca en “el derecho constitucional social”.

 

 

Camaño sostuvo que “este no es un tema financiero, no puede formar parte de un Pacto Fiscal; es algo mucho más trascendente”. Agregó que la propuesta del Gobierno “es un recorte”, y advirtió luego que “en años buenos” en los que no haya inflación, como aspira el Gobierno, “esta fórmula no sirve”.

A continuación, por el interbloque Argentina Federal, el salteño Néstor David señaló que en el ámbito de los jubilados “ha habido decisiones que han marcado claramente la situación por la que estamos pasando”. Advirtió que la reparación histórica terminó siendo “un agujero histórico” que no se sabe cómo terminará, y recordó los ínfimos resultados de le ley de devolución de IVA a los jubilados.

“¿Saben cuál es el promedio de lo que le devolvieron a los jubilados en mi provincia? 86 pesos. Y en Buenos Aires, 180 pesos”, señaló, demostrando que el total de lo ejecutado fue a parar a los distritos más ricos. David destacó que “en dos años el déficit fiscal de este país no se ha reducido en nada”, porque a este gobierno le ha pasado lo que a otros: “En algún momento tenían que hacer lo que hay que hacer, o ganar una elección; y eligieron ganar la elección. Y ahora estamos en un brete”.

El diputado reconoció que su bloque no atravesó en una situación fácil y anticipó que votarían divididos. “Lamentablemente nos toca elegir, nos toca tener que confiar en que podremos entre todos, más allá de cómo termina esta votación, salir adelante”. “Se ha usado hoy mucho el peronómetro; pero hay muchos que se han choreado hasta las cenizas del cenicero”, ironizó más tarde, aclarando que la decisión que adopten no marcará un antes y un después, sino que significa “tener un país mucho más federal, con mucha más autonomía”.

Y llegó el turno del diputado Agustín Rossi, quien recordó de entrada la fecha del 19 de diciembre: “Hace 16 años morían muchos argentinos asesinados por las fuerzas de seguridad”, dijo, proponiendo entonces un minuto de silencio en su memoria. Tras ello, recordó cuando asumió por primera vez en 2005, y recordó por ese entonces el orgullo que sintió cuando se trató en ese Congreso el pago de la cancelación de la deuda con el FMI. “El Fondo siempre está”, señaló, diciendo que detrás del proyecto en tratamiento estaban las sugerencias dejadas el año pasado por ese organismo. Le atribuyó entonces al Gobierno haber buscado cumplir con el Fondo, e “hizo lo que hace la derecha cuando gobierna: corta el hilo por lo más delgado”.

 

 

Criticó previsiblemente el nuevo índice de movilidad jubilatoria. “Está claro que el índice que buscaron perjudica a los jubilados, porque necesitan los cien mil millones de pesos que quieren recaudar. Y nosotros venimos a decirle no a ese índice”, advirtió Rossi, para quien el nuevo sistema previsional “es perverso desde la A hasta la Z”.

“Lo que pasó hoy no es el punto de llegada, es el punto de inicio: va a empezar una resistencia pacífica hacia la ley. Si hoy hubo cacerolas, mañana va a haber más cacerolas”, anticipó el legislador kirchnerista. “Todo lo que les pasó fue porque quisieron hacer un trámite acelerado, que se debata poco, y nos impusieron una sesión la semana pasada; no consiguieron tiempo, les hemos pedido que se de el Gobierno un tiempo para ver si este es el camino correcto. Han conseguido una teoría en el Senado que dice que ser oposición responsable es hacer seguidismo del oficialismo; es mentira, ser oposición responsable es decirle al Gobierno que se está equivocando”, sostuvo.

El cierre del debate le correspondía al presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri. Habían pasado las 7 de la mañana y sorprendió prescindiendo de hacer un discurso. “La oposición responsable no reparte fósforos donde hay nafta”, deslizó el cordobés, tras lo cual le pidió al presidente del Cuerpo: “Sírvase a votar”.

Miembro informante de Cambiemos había sido, como dijimos, Eduardo Amadeo, quien sostuvo que la discusión de la ley llegó al recinto “en medio de una enorme campaña de falsedades, pero a fin de año los jubilados no sólo van a estar mejor, sino que van a tener una fórmula que los va a proteger por décadas”.

En contra de la ley, Mirta Tundis consideró que la iniciativa oficialista es “inviable”. Experta en temas previsionales, la massista afirmó que la modificación de la fórmula “afecta los derechos humanos del sector alcanzado por esta reforma, que en realidad es un ajuste, es un recorte”.

 

 

En defensa de su gestión en la ANSeS durante el kirchnerismo, Diego Bossio (Justicialista) enfatizó que la ley actual de movilidad “nunca fue cuestionada”. “Que una ley como la de movilidad esté tan enraizada en toda la sociedad significa que es buena para la gente”, sostuvo.

A continuación, el kirchnerista Axel Kicillof acusó al Gobierno nacional de que “fueron a buscar el voto de los jubilados mintiendo”. Duro contra la ley, el exministro de Economía dijo que la reforma se trata de un “saqueo al bolsillo de los jubilados”.

Desde Libres del Sur, Victoria Donda alertó que con la baja en la Asignación Universal por Hijos les afectará a los niños “su derecho alimentario”. Además, resaltó que la ley está “respondiendo” a los “pedidos” del Fondo Monetario Internacional.

Tras varias intervenciones a lo largo del debate, Elisa Carrió volvió a hablar durante la discusión de la reforma previsional señalando que “el problema de la jubilación no es un problema de esta actualización”, sino que el problema viene desde los 90 y es que “no nos íbamos a poder jubilar, producto de la globalización”, a propósito de gente que “no va a tener nunca los 30 años de servicio”. A su juicio, una comisión durante tres años “tiene que debatir qué vamos a hacer no acá, en Brasil y en todos lados, con el tema de las personas que a una determinada edad no van a tener cobertura”.

Tras recordar su proyecto sobre el “ingreso ciudadano a la vejez”, advirtió que “el Estado no puede sostener más al 70% de la población”, y respecto de la fórmula de movilidad aseguró que “la fórmula que hoy estamos votando, como se capitaliza cada tres veces, es la mejor”. “Con la vieja (fórmula) es una tómbola, podés perdés un año y ganás otro; con esta vas a estar siempre por lo menos 3 puntos sobre la inflación anual”, contó, recordando haber pedido al Gobierno una compensación por el empalme.

El debate estuvo signado a su vez por casi cinco horas de cuestiones de privilegio, a lo largo de las cuales varias veces la oposición reclamó la suspensión del debate, atento a los sucesos que se estaban desarrollando fuera del Congreso. Pasada la medianoche, el kirchnerista Guillermo Carmona pidió suspender el debate esta vez por los cacerolazos, y se plegó Graciela Camaño, pidiendo por eso el pase a comisión del proyecto. Como siempre, la votación resultó negativa.

Durante ese tramo del debate, Martín Lousteau (Evolución Radical) cuestionó a la “grieta”, evidenciada en la discusión en torno a la iniciativa, y criticó la “prepotencia de un proyecto de ley que no se discutió, que quiso ser impuesto, que no se debatió como corresponde”.

En ese tramo, uno de los discursos más encendidos fue el de la rionegrina María Emilia Soria (FpV-PJ), quien disparó contra los gobernadores y los llamó “prostitutas” del presidente Mauricio Macri por haber acordado la reforma previsional. Más tarde les pidió “disculpas a las trabajadoras sexuales” por haber hecho esa comparación.

Bien entrada la madrugada, la exgobernadora santiagueña y esposa del actual mandatario de esa provincia que hace pocas semanas votó a favor como senador, anunció su voto contrario a la reforma previsional. Claudia Ledesma Abdala de Zamora se basó para ello en una misiva enviada por la Iglesia santiagueña a los diputados de esa provincia en la cual, parafraseando al papa Francisco, les señalaban que “un pueblo que no respeta a sus abuelos es un pueblo sin memoria y sin futuro”. La diputada advirtió que “estos conceptos son los que guían mi vida y mis acciones, y son para mí el fundamento suficiente para que mi voto sea negativo a esta ley”.

Pasadas las 6 de la mañana, el sanjuanino José Luis Gioja reprochó al Gobierno que después de haber dicho que “no iban a ajustar a los jubilados, empezaron a decir que tenían un proyecto de reforma previsional y que iban a ahorrar 100 mil millones de pesos”. Por eso le preguntó al oficialismo “¿cómo carajo hacen si les van a sacar cien mil millones de pesos del bolsillo a los jubilados, a los niños, a los pensionados, a los combatientes de Malvinas, cómo va a ser mejor la fórmula que van a aplicar si sale esta ley?”. Y concluyó definiendo que “están tomándose la leche del gato… están cazando en el zoológico”.

El último orador individual fue el salteño Andrés Zottos, quien poco antes de las 6.30 fundamentó su voto positivo aclarando que a su juicio no se trata de una reforma previsional, y consideró que “nos merecemos los argentinos tratar el año que viene una verdadera ley que reforme el sistema previsional”.

Asimismo advirtió que “si esta ley no se aprueba cae el Pacto Fiscal que firmaron 23 gobernadores de 24. Necesitamos el financiamiento del Estado nacional; necesitamos pagar sueldos, tenemos responsabilidad de Gobierno”.

Categorías
Destacadas Nacionales

Desestimaron la denuncia de Cristina Kirchner contra Bonadio

La expresidenta denunció al juez ante el Consejo de la Magistratura al día siguiente de prestar declaración indagatoria en la causa por las operaciones de dólar a futuro.


La comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura desestimó hoy un pedido de juicio político que había formulado la expresidenta Cristina Kirchner contra el juez federal Claudio Bonadio por su actuación en la causa denominada «dólar futuro».

La exmandataria había denunciado a Bonadio por presunto «mal desempeño en sus funciones y pedido su juicio político en el marco de la causa en la que se encuentra procesada a raíz de las operaciones por la venta de dólar a futuro durante su mandato y en la que el juez también fue ratificado por la Cámara Federal.

La Comisión aprobó un dictamen desestimatorio firmado por el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, Juan Bautista Mahiques, el que será elevado ahora al plenario del Consejo, en donde el macrismo tiene mayoría.

Bonadio acumula varias denuncias en la Comisión de Disciplina, pero ahora el Plenario deberá resolver si ratifica el rechazo y archivo de la denuncia contra el magistrado, tal el dictamen de Mahiques, probablemente en la próxima sesión del 16 de junio, confiaron fuentes del Consejo a NA.

Para ratificar la desestimación de la denuncia se necesita una mayoría simple, con la que cuenta el oficialismo, en tanto si se resolviera el enjuiciamiento es necesario los dos tercios de los 13 miembros que integran el plenario, donde Cambiemos cuenta con una mayoría de ocho votos contra cinco sobre el kirchnerismo, por lo que el Gobierno de Mauricio Macri no alcanzaría el porcentaje requerido.

El dictamen de desestimación del pedido de Cristina contó solo con el voto negativo de los consejeros Daniel Candis y Ruperto Godoy, cercanos al kirchnerismo, en tanto que fue respaldado por el senador Angel Rozas, Gustavo Valdes, Luis María Cabral, Leonidas Moldes y Adriana Donato de los abogados porteños.

La expresidenta denunció a Bonadio ante el Consejo al día siguiente de prestar declaración indagatoria en la causa en la que el juez le dictó el procesamiento sin prisión preventiva por las operaciones de dólar a futuro.

Este martes por la mañana se reunió el Plenario del Consejo de la Magistratura, presidido por el abogado Miguel Piedecasas, donde se rechazó una serie de pedidos antiguos de enjuiciamiento, rechazados «in limine», es decir sin ser sometidos a debate.