Categorías
Destacadas Nacionales Política

La propuesta del gobierno para reestructurar la deuda cosechó el respaldo de gobernadores

La propuesta de reestructuración de la deuda de US$ 66.238 millones con acreedores privados, que incluye un período de gracia de tres años, hasta el 2023, y una quita del 62 por ciento de los intereses, cosechó el respaldo de gobernadores oficialistas y de la oposición, quienes juzgaron la oferta planteada por el gobierno nacional como «una salida sustentable» y «acorde a la verdadera capacidad de pago» del país.

El gobernador de Corrientes, el radical Gustavo Valdés, sostuvo que a partir de mañana, cuando la propuesta será presentada formalmente ante la comisión de valores de los Estados Unidos (SEC, según su sigla en inglés) quedará «tela para cortar» y juzgó que del eventual acuerdo con los tenedores de bonos tiene que resultar una «deuda que tiene que ser sostenible para que la República Argentina pueda cumplir sus compromisos».

El mandatario de la alianza opositora, Juntos por el Cambio, celebró el inicio de las negociaciones con los acreedores externos, algo que -dijo- desde la «oposición habíamos hablado que hay que comenzar» y agregó que «hay una propuesta, este es el primer paso y comienza una nueva negociación».

En declaraciones a la prensa, al salir de la Residencia de Olivos, donde el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzman, anunciaron la propuesta del pago de parte de la deuda externa, Valdés consideró que «Argentina hoy tiene inconvenientes en pagar su deuda y hay provincias que también tienen dificultades, donde se combina la cuestión de los salarios, con la cuestión de la deuda púbica de las provincias y también de la Nación. Todos tenemos problemas y si a esto le sumamos el coronavirus, estamos en una situación complicada».

Otros gobernadores que escucharon el mensaje del Presidente a través de videoconferencia dejaron su respaldo en la red social twitter, como fue el caso del cordobés, Juan Scharetti (estuvo representado en Olivos por su vice, Manuel Calvo).

«Apoyo la oferta del gobierno nacional a los acreedores de la deuda externa del país porque es una oferta responsable y sostenible en el tiempo ya que está acorde a la verdadera capacidad de pago de nuestra Argentina», remarcó Schiaretti en esa red social.

El mandatario bonaerense, Axel Kicillof, quien tampoco asistió por recomendación médica, también utilizó twitter: «Compartimos vía teleconferencia la presentación de la oferta realizada a los acreedores internacionales junto al presidente @alferdez, la vicepresidenta @CFKArgentina, el ministro @Martin_M_Guzman y los gobernadores».

La vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, en tanto, aseguró que la propuesta que el ministro de Economía Martín Guzmán hará mañana a los acreedores externos para el pago de la deuda «es un paso muy importante para construir la Argentina justa que queremos».

«El pago de la deuda no puede implicar la postergación de las y los argentinos. Por eso, desde @Economia_Ar se propuso que nuestro país comience a pagarla en 2023», celebró Magario en su cuenta oficial de Twitter.

En tanto, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, brindó su «apoyo total» a la propuesta presentada esta tarde por el ministro Guzmán y el presidente Alberto Fernández, desde la residencia de Olivos, tras una reunión con gobernadores y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la que también asistieron la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, entre otros funcionarios nacionales.

«Apoyo total a la propuesta del presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán porque entendemos que en el éxito de esa propuesta está la posibilidad real de estructurar una nueva etapa para la Argentina», sostuvo en sus redes sociales el mandatario santafesino.

En tanto, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, enfatizó que «lo que está haciendo Alberto Fernández es sacarnos del default que nos dejó el gobierno de (Mauricio) Macri» y se mostró confiado en que el «país se va a recuperar», tras una renegociación que reconozca lo que la Argentina «puede hacer y que signifique la posibilidad de cumplir con el pago de una deuda, que es insostenible, en términos de cómo se contrajo».

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, consideró, por su parte, que la propuesta anunciada esta tarde expresa una «salida sustentable para que nuestro país pueda superar el problema de la deuda. Es una condición ineludible para que, una vez superada esta pandemia, podamos crecer».

La mandataria de Santa Cruz, Alicia Kirchner, también expresó su respaldo a una propuesta que -consideró- «no signifique más postergación para los argentinos y argentinas que la están pasando mal y son nuestra prioridad», expresó en sus redes sociales la mandataria provincial, tras la reunión en Olivos, a la que en representación del Gobierno provincial asistieron el vicegobernador Eugenio Quiroga y el jefe de Gabinete, Leonardo Alvarez.

«Una vez más algunos quieren a través de la especulación financiera ganar sin importarles el futuro de las familias de nuestro país» y Alicia Kirchner convocó a «estar unidos en una propuesta fundacional que permita sentar las condiciones de un desarrollo sano de nuestras comunidades».

Por último, el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto respaldó la decisión del presidente de la Nación, de proponer a los bonistas tres años de gracia con una quita del 62 por ciento, para el pago de la deuda, al señalar que «los acreedores deberán entender que pagaremos la deuda con crecimiento, no con ajuste ni con hambre».

«Así como el mundo admira nuestra unidad y fortaleza para luchar contra el Covid-19, verán toda la Argentina unida apoyando a nuestro presidente Alberto Fernández, en ésta cruzada», agregó el mandatario pampeano.

Categorías
Institucionales Nacionales Política Salud

Relanzamiento de RemediAR, la provisión gratuita de medicamentos en centros de salud

El Gobierno pondrá en marcha el programa Remediar con un 68 por ciento más de medicamentos en los botiquines que reciben los centros de salud para garantizar el acceso a tratamientos esenciales a más de 15 millones de personas.

Remediar fue relanzado por el presidente Alberto Fernández en un encuentro con los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Santa Fe, Omar Perotti; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de La Rioja, Ricardo Quintela; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Chaco, Jorge Capitanich; de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de La Pampa, Sergio Ziliotto, y de Jujuy, Gerardo Morales. También estuvieron los vicegobernadores de Catamarca, Rubén Dusso, y de Córdoba, Manuel Calvo.

La nueva etapa del plan fue presentada por el ministro de Salud, Ginés González García, quien lo consideró como “un hito central de la política sanitaria” y señaló que es “federal porque llega a todos los centros de salud de toda la Argentina”.

“Es un programa no solo de acceso a medicamentos, sino que naturalmente es un programa de distribución de equidad, de mejoramiento del funcionamiento de la atención primaria, porque si hay medicamentos la gente concurre más a la atención primaria, hace vacunación, control de niños”, afirmó en una conferencia de prensa en la Residencia Presidencial de Olivos.

El Programa funciona en conjunto con la red compuesta por 8000 Centros de Atención Primaria de la Salud e instituciones sanitarias de todo el país, que reciben más de 14 mil botiquines para cubrir el 80 por ciento de las consultas que se realizan en el primer nivel de atención.

Los pacientes que no tienen cobertura de obra social y no pueden adquirir los medicamentos los reciben directamente en cantidades acordes con las dosis y duración del tratamiento prescrito de manera totalmente gratuita siempre que formen parte del vademécum de Remediar.

A partir del relanzamiento del Programa, los botiquines pasarán de tener 34 a 50 medicamentos.

La implementación del Remediar además permite optimizar el presupuesto en Salud, al conseguir una reducción del 75 por ciento respecto al precio de mercado en la compra de los medicamentos; mejora la economía familiar de quienes necesitan los remedios, y garantiza la transparencia por medio de la compra centralizada y la distribución directa a los centros de salud.

El Remediar comenzó en 2002, luego de una crisis que produjo la más importante reducción del acceso a los medicamentos en la historia de la Argentina, y mientras que en 2013 se distribuyeron 176 mil botiquines con 44,1 millones de tratamientos, hacia fines de 2019 esas cifras habían caído a 106 mil botiquines y 23,8 millones de tratamientos.