Categorías
Cultura La Plata

El festival internacional de cuentacuentos llega a La Plata con el espectáculo “Mujeres”

En el marco del festival internacional de cuentacuentos “Palabra mía”, el próximo viernes 13 de septiembre a las 21 horas se realizará una función del espectáculo “Mujeres” en El Galpón de La Caterva. El evento será con entrada libre y a la gorra.

Con el impulso de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad, el reconocido festival de narración oral que se desarrollará en distintas sedes de la provincia de Buenos Aires, tendrá lugar en el tradicional espacio de calle 14 y 471, en City Bell.

En este sentido, “Mujeres” pondrá en escena breves biografías noveladas sobre Sherezade, Evita, Lemanyá, Alfonsina Storni, Rita Hayworth, Marilyn Monroe, Carmen Miranda, Mata Hari, Josephine Baker, Olympia de Gouges y la Virgen María, entre otras.

La puesta en escena y dirección estará a cargo de Marcos Córdoba Vega, y las intérpretes forman parte del Grupo Violetas, integrado por Berta Stornini, Lili Bassi, Laura Beatriz López, Maria Dos Santos Cordeiro, Maryuris Martinez, Mirtha Hochberg, Norma Macia, Rosana García y Stella Maris Ramondi.

Al respecto, Claudio Ledesma, uno de los organizadores del festival, señaló que el objetivo del mismo es “mostrar los espectáculos más destacados, los que realizaron una brillante puesta escénica conjugando luces, música, dispositivos escénicos o un elaborado trabajo desde la dramaturgia”.

Finalmente, los vecinos que deseen recibir más información o realizar reservas para asistir al espectáculo, deberán enviar un correo electrónico a claudiocuentos@gmail.com o llamar al teléfono (011) 15-5825-4210.

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política

Centenario Evita: Una vida, una prueba de amor

(7 de mayo de 1919 - 7 de mayo de 2019).

«Yo me vestí también con todos los honores de la gloria, de la vanidad y del poder. Me dejé engalanar con las mejores joyas de la tierra. Todos los países del mundo me rindieron sus homenajes, de alguna manera. Sonriendo, en medio de la farsa, conocí la verdad de todas sus mentiras.»

Cien años se cumplen del nacimiento de la mujer que cambiaría el rumbo de nuestra Patria. ¿Cómo se explica, que un periodo tan corto de tiempo, haya marcado a fuego la historia argentina, e incluso, al mundo? De la misma forma que hace dos mil años los humildes reconocieron primero a Cristo, salvador, fueron primero los humildes de nuestro pueblo los que tempranamente supieron detectar en esa mujer una nueva esperanza de luz que se abría en el horizonte de una nueva Argentina.

Cien años después, no volvemos a ella como un recuerdo lejano, sino como una voz que nos habla del presente hacia el futuro. Porque aún vivimos la injusticia en nuestra carne, y su rostro nos representa una señal de destino y confianza. Una intuición convertida en certeza, ese es el rostro de Eva Perón.

En la noche de una Argentina que reducía a la servidumbre al pueblo dejando en el olvido a ancianos, niños, mujeres y hombres, proclamando por un lado libertad y pero ejerciendo la esclavitud, se gestaba la redención social y política en las entrañas de nuestro pueblo. Evita se gestó en la profundo del pueblo, nació, vivió y sufrió por el pueblo, lo amó y se entregó por él. Ella siendo pueblo, conoció la pobreza pero también la riqueza. Recorrió con su propia alma las alturas, pero a cambio, se entregó a la humildad. No fueron suficientes las alturas para marearla. Su fin era uno y único, allí tenía puesta su mirada: la restitución de la dignidad humana perdida por la ambición del espíritu oligarca. Y para ello, dispuesta a todo, con un corazón infatigable en un cuerpo que no aguantó lo mismo que su alma. En Evita, la fragilidad es grandeza.

“Es lindo vivir con el pueblo. Sentirlo de cerca, sufrir con sus dolores y gozar con la simple alegría de su corazón. Pero nada de todo eso se puede si previamente no se ha decidido definitivamente encarnarse en el pueblo, hacerse una sola carne con él para que todo dolor y toda tristeza y angustia y toda alegría del pueblo sea lo mismo que si fuese nuestra. Eso es lo que yo hice, poco a poco en mi vida.”

La felicidad habría de alcanzarse a base de trabajo, y en su vida se traducía a trabajar hasta altas horas de la madrugada, con pocas horas de sueño, recibiendo a un pueblo que se desangraba de injusticia. Allí se conmovía su espíritu y se hacía carne su profundo sentimiento cristiano: era necesario dar. Pero más allá de dar, era imperioso darse. Entregarse por un ideal que valía más que la vida misma. Y no dudó en ningún momento. Evita lo había comprendido profundamente y así lo expresó: dar era justicia, pero darse, en cuerpo y alma, era una obra de amor. La revolución justicialista exigía esta cuota de entrega. Se trataba de llevar a cabo, en la realidad argentina, la obra del cristianismo en la historia de los pueblos. Dignificar al pueblo argentino a través de la destitución de las injusticias sociales, con una gran obra de amor y justicia, donde el hombre dejara de ser el lobo del hombre, para lograr la hermanad absoluta.

“La enfermedad y el dolor me han acercado a Dios y he aprendido que no es injusto todo esto que me está sucediendo y que me hace sufrir. Yo tenía todas las posibilidades de tomar, cuando me casé con Perón, el camino equivocado que conduce al mareo de las altas cumbres. En cambio Dios me llevó por los caminos de mi pueblo.”

La mística social de Evita representa un capítulo aparte, una verdadera revolución de amor, que objetivamente derivó en trascendentes transformaciones en las estructuras del Estado y  en las políticas públicas dirigidas ahora al pueblo, para devolver los derechos vulnerados por años de expoliación oligárquica.

“¿O es que nuestros enemigos son tan cobardes que no quieren ver, -tal vez por vergüenza, y en esto tienen razón-, que tenían sumergido a nuestro pueblo por una explotación que, además de vergonzosa, no era digna de los argentinos, porque no sólo los habían explotado materialmente, sino espiritualmente, ya que no les permitieron descubrir sus propios valores y sus propias posibilidades? ¿No son capaces de reconocer que en cincuenta años, por no decir un siglo, habían sumergido a nuestro pueblo?”

Una mujer gestada en una Argentina olvidada pero latente, llegada de los Toldos, abrazó de inmediato el ethos nacional, revalorizándolo, llevándolo a la práctica, dándole el lugar que le correspondía. Fue necesario para ello rechazar contundentemente cualquier ideal foráneo, de izquierda o derecha, marxista o liberal, que la oligarquía y la clase dirigente aliada a ella, utilizaban como medio de desnacionalización y colonialismo.

“En un mundo de odios, en un mundo que se debate entre dos imperialismos de izquierda y de derecha que no buscan más que un predominio político y económico, en un mundo donde los factores hombre y felicidad son secundarios  para saciar sus ansias imperialistas, Perón levantó la bandera justicialista de que todos unidos en un engranaje nacional o universal podemos construir las grandezas de nuestras patrias y ser celosos de nuestra soberanía.”

El actuar de Evita transcurrió en la comprensión cabal de nuestra cultura histórica occidental, legada de Atenas, Roma y Jerusalén. Atenas en la filosofía griega, Roma con la norma y la ley, y Jerusalén en la fe cristiana.

“Perón ha dicho que su doctrina es profundamente cristiana y también ha dicho muchas veces que su doctrina no es una doctrina nueva, que fue anunciada al mundo hace dos mil años, que muchos hombres han muerto por ella, pero que quizá aún no ha sido realizada por los hombres.”

“Muchas veces me he dicho, viendo la grandeza extraordinaria de la doctrina de Perón: ¿Cómo no va a ser maravillosa si es nada menos que una idea de Dios realizada por un hombre? ¿Y en qué reside? En realizarla como Dios la quiso. Y en eso reside su grandeza: realizarla con los humildes y entre los humildes.”

Injusto sería escribir alguna página de Evita, sin nombrarla junto a Perón. No nos perdonaría jamás que al escribir su nombre, no se escribiera el nombre de su eterno amor. Por eso, peligroso es hablar de Evita sin hablar de Perón. Si lo hiciéramos, estaríamos destrozando una parte de su corazón y de su verdad. Cuidado con aquellos que la nombran y le rinden homenajes, pero lejos, ajena a él: en realidad es un ataque propiciado con deshonestidad y traición.

“Porque saben bien todos ustedes, que Eva Perón, por ser Eva Perón, es una misma cosa con Perón: donde está Perón, está Eva Perón. Y yo pretendo ser eso, porque quiero que cuando vean llegar a Eva Perón, ustedes sientan la presencia superior del Líder de la nacionalidad.”

“Yo identifico en tal forma a Perón con el Pueblo, que ya no sé si sirvo al Pueblo por amor a Perón, o si sirvo a Perón por amor al Pueblo.”

“Por otra parte, el tiempo dirá que yo no di un solo paso ni realicé un solo sacrificio por mí. Por eso apelo a la historia, que es el mejor crítico a quien podemos apelar. Todo lo que yo hice, lo hice únicamente por Perón y por nuestro Pueblo. Únicamente por ellos. Yo he dicho que Perón es mi luz, mi cielo, que es el aire, que es mi vida. Pero no solamente lo he dicho; he procedido como si así fuese. Por eso nadie puede dudar de que Perón sea para mí todo lo que afirmo.”

Una mujer que buscó más bien la felicidad del pueblo, antes que su propio bienestar. Que teniendo todas las posibilidades de convertirse en auténtica princesa, rodeada de lujos y placeres egoístas, decidió quemar su vida para servir de ejemplo para muchos. Porque mejor que decir es hacer, y no hay mayor legado que el propio testimonio que se brinda con la vida. Todo aquello, riqueza y alturas, no encontraron en su corazón un nido donde descansar: era mayor el fuego que quemaba por dentro, para desembarcar en el corazón de todos los argentinos la llama del humanismo cristiano.

“Mi vida ya no me pertenece. Es del Pueblo, que me ha ganado el derecho de que yo le ofrezca cada día mi vida, en el esfuerzo permanente de hacer algo por su felicidad.”

Han pasado muchos presidentes y muchas primeras damas, pero no conoció la Argentina otra mujer que se asemeje a Eva Perón. Ella encarnó algo más, algo que trasciende un papel, un cargo o un honor. Y esto, no lo pueden negar ni siquiera sus detractores. Pronunciar su nombre es decir algo más. Su nombra evoca ese amor o ese odio, que sólo las grandes figuras de la humanidad han sabido evocar. Porque supo encarnar el espíritu del ser argentino, y especialmente, el de la mujer argentina.

“Nada une tanto a los hombres como el amor.”

Nace con Evita no solo una mujer del mundo político y sindical, sino una mujer arquetipo, una mujer que trasciende el tiempo, porque representa el ethos nacional, como símbolo y como verdad irrefutable. Comprendemos ahora que Evita es el Arquetipo de la Mujer Argentina que Dios nos quiso regalar, a nosotros y como ejemplo hacia el mundo. Ese es su legado. Y es la responsabilidad que nos toca asumir a nosotros, especialmente a las mujeres del pueblo, con la mayor seriedad y amor posible; porque no se trata de una figura política más, sino del Arquetipo Nacional de la Mujer y La Jefa Espiritual de La Nación.

Quizás ahora podamos comprender como es que hasta el día de hoy sigue despertando en el pueblo un interés fervoroso. Niños y adultos vuelven una y otra vez para mirarla, estudiarla y comprenderla, al mismo nivel que los grandes de nuestra historia. Quizás ahora entendamos por qué: a 100 años de su nacimiento, nos queda más claro que nunca que continúa llena de vida, como si hubiese nacido ayer mismo y jamás hubiese muerto, en el corazón de nuestro pueblo.

Leila F. Estabre. (NCN)

Categorías
Institucionales La Plata Política

Acto del PJ La Plata por el paso a la inmortalidad de Evita

El PJ La Plata realizará este jueves 26 de julio una serie de actividades en el marco de un nuevo aniversario del fallecimiento de Evita «La abanderada de los humildes«.

Bajo la consigna #EvitaNosConvoca desde las 12 hs se ofrecerá un homenaje en el busto de Plaza Moreno y a las 18 hs, partirán en una marcha de antorchas desde la sede de calle 54 entre 7 y 8 hasta la iglesia San Francisco de Asís, donde todo culminará con una misa en su memoria.

En ese sentido el presidente del PJ La Plata, Luis «Lucho» Lugones convocó a todos a sumarse a este homenaje: «Hoy Evita nos dice que más que nunca tenemos que estar juntos en la calle. Queremos invitar a los compañeros de todos los barrios a que participen de esta marcha de antorchas», expresó.

Cronograma

Recordemos que las actividades comenzarán a las 12 hs con un homenaje y ofrenda floral en el busto emplazado en Plaza Moreno de nuestra ciudad, del que participaran autoridades del partido, referentes políticos y sociales.

Posteriormente a las 18 hs la convocatoria es en la sede del PJ local (calle 54 entre 7 y 8) desde donde partirán hacia la Iglesia San Francisco de Asís (calle 12 entre 68 y 69), donde todo culminará con una misa en su memoria.

Categorías
Análisis - Opinión INBOX Nacionales Política

El año del taruca

(Por Miguel Ágel de Renzis) En la fauna económica de Cambiemos aparecerá en breve el hippocamelus antisensis, que pertenece a la clase mammalia, integra la familia cervidae del orden artiodactila.

Usar la explicación científica para definir un animal nativo en extinción vulgarmente conocido como el ciervo de los cerros, que es habitante habitual de la provincia de Salta, conocido como taruca o venado, es lo mismo que la explicación económica vinculada a las metas y los objetivos que el trinomio integrado por Nicolas Dujovne, ministro de Hacienda, Luis Caputo, ministro de Finanzas y Federico Sturzenegger, presidente del Central, junto con Marcos Peña, pretendieron explicar en difícil el fracaso del plan económico.

En la fauna de Cambiemos, taruca aparecerá valiendo cien pesos. Y quizás nunca tan bien elegido el billete y el valor, pues es un animal en extinción, al igual que los cien pesos.

A Roca lo reemplazaron por Evita, y a los dos los reemplazarán por el taruca.

Ya reemplazaron a Rosas por un guanaco y posiblemente escondan en el fondo la ilusión no difundida de un animal no autóctono pero sí representativo: el gorila, que en la meta de la desvalorización del peso, podría valer un millón.

El traslado de los recursos de los que menos tienen a los que más tienen fue la mayor obra del despojo de los últimos dos años.

Se liberaron las importaciones y quebraron una enorme cantidad de Pymes. Y se apostó a la Argentina pre peronista, es decir a la Argentina agroexportadora de materia prima e importadora del resto. Reemplazamos la industrialización por la timba financiera y se pretendió bajar la inflación con recesión.

Estos intentos fracasaron, y el país tiene una balanza comercial negativa de 10.000 millones de dólares con relación al año anterior, donde habíamos tenido un superávit de 2.000 millones.

Caputo firmó deudas a 100 años sin que nadie reaccionara en el Parlamento, y el Poder Ejecutivo endeudó a la Argentina en dos años en 100.000 millones de dólares más, a lo que hay que sumar endeudamientos en el exterior de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza, Jujuy, La Rioja.

Por primera vez en la historia se endeudaron el Banco Provincia y el Banco Ciudad en el exterior. Y pagamos de intereses por día el equivalente a un hospital instalado.

Se sinceraron en la conferencia de prensa que van a seguir endeudando al país en 30.000 millones de dólares en 2018 y en 26.000 millones de dólares en 2019.

Mientras tanto se produjo la más fenomenal transferencia de los que menos tienen a los que más tienen: jubilados, pensionados, veteranos de guerra, AUH, más los aumentos de gas, electricidad, agua, teléfonos, celulares, transporte, prepagas, ABL, impuesto inmobiliario, por nombrar algunos de los hechos resonantes de la colosal transferencia económica.

Y ahora van por la reforma laboral para tener mano de obra barata para las transnacionales. La falta de control de precios provocó el abuso de las cadenas de supermercados y más allá del Indec, el saber cuánto cuesta llenar un changuito comparativamente a años anteriores, va a dar respuesta al gobierno de los globos con un presidente que se toma muchas vacaciones cuando gran parte de la población está de vacaciones forzadas por falta de trabajo.

Solo pretexto de que se necesita un dólar más caro para favorecer la exportación, terminan de devaluar el 10% el peso argentino. Ya no es que Roca o Evita valen menos, antes de salir, el taruca vale menos.

La trampa es fácil de explicar. Las reservas están en dólares y las deudas, en pesos. Con la devaluación pretenden mostrar que hay respaldo para lo que se emitió.

Pero esa no es la verdad. La verdad es el festival de Lebacs. Si hoy se pretendieran cobrar, no alcanzan las reservas para pagarlas.

El presidente del Central es el mismo que el del megacanje en la época de De la Ruina. El ministro de Finanzas manejaba un fondo off shore en la Islas Caiman. Y un fondo amigo de Caputo compró parte de la deuda que firma el ministro. Y Dujovne declaró cuando asumió 96 millones de pesos de patrimonio de los cuales 74 millones los tiene en el exterior.

Por más que Marcos Peña Braun se esmere, no son creíbles.

Por eso pensamos que aunque no sea autóctono, en la fauna de Cambiemos, el gorila rendiría justo homenaje.

La seguimos por este medio y por YouTube hasta marzo, en que volvemos a la radio.

Es difícil desear un próspero año nuevo, pero al menos que sepan que no nos resignamos al despojo de la ceocracia.

Categorías
Destacadas Nacionales Política Provincia

Imponente cierre de campaña de CFK en Racing

En una cancha de Racing colmada, la expresidenta cerró la campaña de Unidad Ciudadana con una fuerte arenga al voto del peronismo pero también de todos los espacios restantes para “ponerle un freno al ajuste”

(ABCenLínea) “Quiero decirles que tengo una gran esperanza, necesitamos construir una fuerza política, una alternativa que le dé a los argentinos una idea, una esperanza y un sueño de que esto que está pasando lo vamos a poder cambiar, por eso es el 22 y después del 22 también”, consideró CFK.

“Si sos joven y no tenés laburo, si no queres vivir en un país donde un pibe desaparece, nadie se hace cargo y todavía no sabemos dónde está Santiago Maldonado, si sos estudiante y no tenes más el programa PROGRESAR, no votes desmantelamiento de la educación”.

“No queremos más que nuestros hijos y nuestros nietos vuelvan a hacer cola en la puesta de la embajada porque no hay futuro en el país, cuando la deuda explota el mundo se acaba y nadie te ayuda, si sos mamá o papá no votes endeudamiento, si sos mujer y te conmueve el “Ni una menos” y luchas contra la violencia de género, no votes desigualdad, si sos trabajador y tu salario siempre estaba por arriba de la inflación y hoy si no perdiste el trabajo no te alcanza la guita y además te explotan, no votes precarización laboral”, apuntó.

“Hoy tenemos un gobierno que prometió el oro y el moro, pobreza cero, que no habría tarifazos, que ningún trabajador pagaría Impuesto a las ganancias, que todo lo bueno se iba a respetar y que sólo se cambiaría lo que estaba mal y hoy aquí después de 20 meses de gobierno, podemos comprobar que la única lealtad de Macri es a los grupos concentrados de la economía, es a las mineras, a los fondos buitres y a sus amigos”, arremetió.

Con la mira puesta en el voto peronista, Cristina recordó que “ser peronista hoy es decir basta ya Macri con tanta malaria para el pueblo” y sostuvo que “si Perón y Evita estarían aquí votarían a Unidad Ciudadana”.

Además, consideró que “si no sos peronista, te tenes que dar cuenta que lo que le está pasando a Argentina no es bueno para el país, ¿no te das cuenta que no se puede ir a lo largo de la vida endeudándose de la moneda que se está haciendo?”

“No vengo a prometer que no los voy a traicionar porque nunca los traicioné”, aseveró la ex Jefa de Estado y recordó que “el 13 de agosto hicimos una hazaña cuando contra todos los medios en contra, contra el aparato del Estado desplegado de manera obscena, con el Presidente y la Gobernadora como jefes de campaña de Cambiemos en lugar de Jefe de Estado de los argentinos”.

Dentro de ese contexto, pidió el voto para repetir ese escenario: “Para ello cada uno de ustedes debe convencer a dos más que no votaron la necesidad de ponerle un freno y un límite al gobierno”

Por último, Cristina destacó: “Para terminar quiero recordar hoy algo que por ahí se les pasó por alto, mañana es 17 de octubre pero hoy hace 3 años que poníamos en órbita el ARSAT 1 en Argentina y del mismo modo vamos a volver a poner en órbita a la patria, Argentina no es una sociedad anónima, es la patria y es de todos, me quedo sin vos pero con todo el corazón de ustedes para ponerlos en las urnas”, cerró la expresidenta.

Acto Completo UC en Racing

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Categorías
Análisis - Opinión Nacionales Política

La batalla de los ovarios

(por Miguel Ángel De Renzis) – El recorrido electoral de la mujer argentina tiene antecedentes en luchas del feminismo y de quienes pelearon por la igualdad de derechos. Pero hubo que esperar a la llegada de Eva Perón para que la mujer tenga derechos y deberes iguales a los de los hombres, y para que puedan ser elegidas.

En un fenomenal cabildo abierto del Justicialismo, la CGT quería, el 22 de agosto de 1951, la fórmula Peron – Perón. Soñaban con Evita vicepresidenta.

La enfermedad avanzada hizo que ella renunciara por Radio del Estado en cadena nacional.

En 1973 se hizo realidad la fórmula Perón – Perón, pero esta vez era con María Estela Martínez, tercera esposa del líder de la argentinidad. Perón era viudo de María Aurelia Tizon y de María Eva Duarte. Se casó con las tres Marías.

Isabel se transformó en la primera mujer del mundo en presidir la Nación. Ya habían habido otras pero como primer ministro, no como presidente.

Fue secuestrada por las fuerzas golpistas, y todavía resta del salón de los bustos el suyo en la Casa de Gobierno.

En el regreso a la democracia, Elba Roulet fue electa vicegobernadora de Buenos Aires, y después Cristina Elisabet Fernández fue ungida presidente.

La última elección descubrió a María Eugenia Vidal, primera mujer gobernadora de la provincia. Vidal se puso al hombro la elección que acaba de terminar para no perder en el principal distrito electoral del país.

Enfrente, la candidata a senadora, la ex presidente. En Capital, Carrió, la que maltrató históricamente a Macri tratándolo de contrabandista, prebendario y delincuente, ahora lo ve rubio y de ojos celestes, y sin defectos. Y la chaqueña logró un respaldo porteño histórico.

Diversa suerte sufrieron otras mujeres como Stolbizer, que junto a Carrió, fueron las que más denunciaron al kirchnerismo, o Graciela Ocaña, ministra de Néstor Kirchner y funcionaria de Cristina, sin que nadie se acuerde.

Pero es indudable que en la crisis de la democracia fraudulenta hay que sumar la declinación masculina y la aparición de mujeres con los ovarios bien puestos, que se transformaron en referentes de distintos pensamientos políticos. Atrás quedaba Alicia Moreau de Justo, Florentina Gómez Miranda, o Graciela Fernández Meijide. También pasó a ser un recuerdo Diana Conti con la “Cristina Eterna”, y los viejos peronistas recordarán a Lala Marín, Susana Valle o a Yorga Salomón. Todas en etapas distintas, con roles diferentes, en la senda que marcara Evita de la “revolución de los ovarios”.

Hoy son mayoría en el padrón y la ley obliga a que se garantice su participación en las listas. Ante cada fracaso masculino surge una mujer del fondo mismo de la historia.

Allí está la generala Juana Azurduy, las mujeres por la emancipación y tantas otras mujeres que entregaron a las causas políticas lo mejor de sus vidas.

El triunfo de Vidal lo hizo presidente a Macri y no al revés.

El triunfo de Cristina le dio continuidad al kirchnerismo.

Todas cumpliendo su rol.

Todavía suena el grito que los jóvenes entonaban: “mujeres, mujeres son las nuestras, las de San Martín, Rosas, Perón. Las demás, son mujeres de cartón”.

Pero está visto que no. Que hay mujeres para todos los gustos dispuestas a reemplazar el fracaso masculino. Los títulos de hoy tendrían que haber sido: “Ganó Vidal” o “Ganó Cristina”.

Menos mal que últimamente los varones aprendimos a hacer las tareas del hogar. Lo que nos faltó a nosotros, les sobró a ellas: ovarios.

Categorías
Ensenada INBOX Provincia Tercera Sección

Evita en el corazón de Ensenada: marcha de antrochas en aniversario de su fallecimiento

“Evita trabajó incansablemente para mejorar a la clase trabajadora, modeló la historia del país y fue el alma del peronismo” sostuvo Susana González al cierre de la Marcha de Antorchas por el aniversario del Paso a la Inmortalidad de Evita.

Teresita Oropeza y Susana González, junto a vecinos de Ensenada y agrupaciones de Unidad Ciudadana realizaron la tradicional Marcha de Antorchas por el centro de la ciudad para homenajear a Eva Duarte de Perón.

Susana González convocó a que “cada ciudadano se vuelva guardián de sus derechos y utilice la única herramienta que tenemos para ponerle a un freno al Gobierno, que es el voto”.

Por su parte, Teresita Oropeza rescató el importante aporte de Evita a la vida política de Argentina al “hacer protagonistas a los trabajadores y a las mujeres, por darles los derechos que les correspondían”.

Asimismo, Oropeza se sumó al pedido de “defender los derechos con la mejor herramienta que es el voto”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Categorías
INBOX La Plata Política

Saintout recordó a Eva Duarte: “Es indoblegable un pueblo consciente de sus derechos”

La concejala y precandidata a diputada provincial por Unidad Ciudadana participó de la movilización y de la misa en homenaje a Eva Duarte de Perón, en el 65° aniversario de su fallecimiento.

La precandidata a diputada bonaerense por Unidad Ciudadana participó del homenaje a 65 años de la muerte de Eva Duarte de Perón donde, junto a decenas de militantes, se movilizó desde la sede del Partido Justicialista a la Iglesia San Francisco de Asís. En este lugar donde se casaron Evita y Juan Domingo Perón el 10 de diciembre de 1945, se realizó una misa y Florencia Saintout dijo al salir: “Esta mujer, como dijo el padre, entendió que el infierno era quedarse en uno mismo y que, el cielo era comprometerse con los demás”.

En esta línea, la concejala siguió: “Esa mujer, ante cada humilde de nuestra Patria, ante cada olvidado, estuvo presente. Esa mujer perseguida, ofendida, a la cual intentaron humillar, incluso, aún después de muerta. Los que la humillaron fueron los mismos que fueron capaces de bombardear una plaza con civiles, los mismos que hicieron golpes de Estado; los mismos que asesinaron a nuestros compañeros y compañeras”. Además, apuntó contra esta “oligarquía siniestra de la Argentina que es la que hoy persigue a Cristina, la misma oligarquía que nos gobierna en la Casa Rosada, en la gobernación, en esta ciudad”.

Sobre este último punto, repudió que el gobierno de Julio Garro haya comenzado “gobernando en la ciudad de La Plata con balas de goma en las espaldas de las mujeres” y criticó las medidas llevadas adelante por los funcionarios macristas que “le quitan hoy la comida a cada uno de los chiquitos en los barrios; le quitan los remedios a las personas mayores; las que todos los días están dejando a un trabajador sin trabajo”. “Es esta oligarquía, la que ha escrito cada uno de los capítulos de la crueldad de nuestros pueblos, la que hoy está gobernandonos y es por eso que tenemos que ponerles un freno”, enfatizó.

“Como dijo hace muy poco tiempo Cristina: a Evita no la tenemos que recordar, solamente, en el pasado, a Evita hay que recordarla en el mundo que vivimos. Fue Evita la que, con una claridad intensa, y no una claridad de analista política, sino como una mujer que vino desde abajo; quien supo pensar con el corazón, anudar corazón y razón para decirnos algo que no tenemos que olvidarnos nunca y, mucho menos, en este momento: la oligarquía salvaje y entreguista y sus sirvientes supieron siempre que es indoblegable un pueblo consciente de sus derechos”, sostuvo Saintout en las escalinatas de la Iglesia San Francisco de Asís y agregó: “En este año tenemos que volver a hacer valer lo que vale un pueblo cuando es consciente de sus derechos”.

Finalmente, la precandidata a diputada bonaerense por la octava sección electoral dijo que “durante muchos años, después de este 26 de julio, mientras ellos escribieron ´viva el cáncer´, muchos otros, a lo largo y a lo ancho de nuestra Patria, escribieron en los paredones ´Evita vive´. Lo escribieron y lo dijeron en los altares que se iban armando en cada una de las cocinas de los humildes. Lo escribieron, lo dijeron y lo defendieron con su vida los compañeros y las compañeras de los setenta, los que llevamos apretados en el corazón. Y lo siguen diciendo los hombres y mujeres que todos los días salen a pelear por la dignidad del trabajo y a pelear por el más débil”.

Categorías
Berisso

Un vuelo y un salto con la mujer de los aires berissenses

16 de octubre de 2015, sólo faltaba un día para que se cumpla los setentas años de la histórica gesta de los trabajadores sindicados en la carne se condujeran hacia la Plaza de Mayo a pedir por la liberación del entonces Ministro de Trabajo, Juan Domingo Perón.

Pero la fecha no es menor a lo que contaré, ese viernes se dio la segunda y última Sesión Especial del Concejo Deliberante de Berisso. Con el decreto de Ordenanza número 3350/13 se reconoce como Ciudadana Destacada a Irma Soledad Pintos, la “Niña Aviadora” y ahí comencé el vuelo de la historia de la ciudad, que es de carne y hueso como su nacimiento.

“A Irma la conocí hace muchos años, justo en una época que pocos se animaban”, comenta el doctor Horacio Urbañski, escritor y presidente de la Federación de Entidades de Bien Público de Berisso.

“Berisso tiene una historia por el cabo Pablo Teodoro Fels, que cruzó el Río de la Plata desde Buenos Aires a Montevideo el 1 de diciembre de 1912, y aterrizó en lo que hoy es el Parque Cívico. La calle principal de Berisso se llamaba “Puerto” (las calles del centro histórico tienen nombre de ciudades portuarias del mundo) quien les puso los administradores de los saladeros San Luís y San Juan, pasó a llamarse Montevideo y la calle 26, se llama Teodoro Fels”, agregó el poeta que con tanta pasión cuenta los por menores de la Capital del Inmigrante.

Pero, ¿qué hizo que una mujer en 1946, adolecente por ese entonces decidiera surcar los aires de la región? La respuesta e llevó a encontrarme con la mujer que llenó los diarios nacionales de titulares. En su casa me recibe con un living espacioso, con sillones, muebles repletos de fotos familiares y cuadros con más fotos en blanco y negro de ella en su juventud, vestida con su piloto, gorro de cuero y antiparras. Sobre el piano reposa dos aviones a escala, que alguna vez usó haciendo acrobacia por los techos berissenses.

“Hace unos días descubrí algo, porque en mi familia no hay nadie que volara. Era un pájaro de lo más raro yo. No sé bien por qué me gustó, quizás porque seguía a Carola Lorenzini”, me relata Irma Pintos en su casa respecto a la primera mujer argentina aviadora civil.

Pero esa magia que Urbañski comentó proviene de un día, cuando tenía doce años Irma, con una amiga de la familia Guruciaga, estaban andando en la verada de su casa, por la calle Ostende y Guayaquil, en bicicleta. “Antes no podíamos ni hablar de pedir permiso a mi padre para ir a El Dique”, donde se ubicaba antiguamente el Aero Club explicó.

“Leía de todo, pero no había visto nunca un avión de cerca y cuando llegamos, yo vi a los aviones y me enloquecí. Empecé a tocarlos y acariciarlos”, relata la mujer de aquel momento.

“Un señor se acerca y me dice ‘¿nena te gusta los aviones?’. Y le digo que sí me apasionan. ‘¿No te gustaría dar una vueltita?’, fijate que inconsciencia en ese momento, porque no podía llevar menores sin la autorización de los padres, pero como estaba lleno de gente entre los otros pilotos, estaba el instructor de vuelo, me animé. Le dije que haríamos una vueltita bajito y despacio, después entendí que eso era un peligro. Y dimos la vuelta”.

“Cuando volví a mi casa, yo venía gritando a mi mamá. ‘¡mamá, mamá, volé, volé!’, mi madre no entendía nada. Le expliqué que había pasado, luego cuando volvió mi padre le había contado cual había sido mi travesura. Y así comenzó, mi padre me hizo socia del Aero Club a los 12 años y comencé el curso cuando tenía 16 años. Para esto había que tener cuarenta horas de vuelo, pero yo a las 10 horas ya volaba sola y hacía acrobacia y hacia todo lo que me permitía hacer desde el aeródromo, que los días domingos se llenaba para hacer vuelos de bautismo, que todavía se acostumbra, porque se cobraba la entrada para el Aero Club y todos querían volar conmigo. ¿Qué coraje que tenían, porque era una nena de 16 años?”.


En año 1942 Irma formó parte de la cuadrilla aérea que integraban a 6 jóvenes mujeres aviadoras de todo el país, para la travesía de cruzar el Río de La Plata y llegar a la República Oriental del Uruguay en lo que se denominó “Misión de Buena Vecindad”.

“Para ese entonces vino al aeródromo un hombre de apellido Muratorio (?), militar no recuerdo con qué grado, que llegó para hacerles exámenes a otros pilotos. Lo cargoseé tanto, tanto para que me tomase una prueba”, relata Pintos del incidente de aquel entonces.

Y continuó explicando el momento para obtener el título de aviadora civil diciendo: “‘Pero no se puede, tiene que tener 18 años’, me decía y ya tenía 16, pero para conformarme habrá pensado que llevaba a esta pibita allá en el aire para darme un baile así no me cargoseara más. Me hizo hacer cada prueba, como se decía en términos de piloto aeronáutico, “metía bata’quin, bata’llán los timones”.

Cuando aterrizó pensó que no iba a obtener el título, era una adolecente. Por eso la llamaban “La Niña Aviadora” en los periódicos.

“No lo podía creer después de todo lo que me había ordenado hacer en vuelo, lloraba y me reía. Incluso luego con el señor que me llevó a volar por primera vez, con su señora venía siempre a casa compartíamos lindo momentos. Enseguida para celebrar mi papá mando a buscar asado para todos los que estaban. Y esa fue la historia”, concluyó.


Pero la historia no concluye nunca, el pasado de Irma está lleno de peronismo por su padre, don Hipólito Pintos, sindicalista de la carne, que llevó adelante la huelga en los años cuarenta en los frigoríficos del sur de la Argentina. Por eso recordaba un día antes de los setenta años del 17 de octubre de 1945. Irma sobrevoló los cielos de la región panfleteando a la gran marcha de los trabajadores por orden de su padre.

“Estuve con Perón muchas veces, más cuando mi papá estaba en Trabajo y Previsión cuando estaba en el Sindicato de Trabajadores de la Carne. Lo conocí a los 16 años cuando fuimos a devolver a seis aviadoras profesionales fuimos al Uruguay que vinieron a visitarnos”.

Luego de ese vuelo de regreso recibió un montón de agasajos, pero para Irma todo era un juego el de querer volar. “Lo hacía con mucha responsabilidad porque era algo que amaba”.

Pero al general Perón lo conoció en una cena el Hotel Alvear. “El salón comedor estaba en el primer piso y recuerdo que subimos las seis aviadoras todas acompañadas por militares. Yo estaba adelante, como quizás era la más chica me pusieron. De un brazo me llevaba Perón y del otro, Edelmiro Farren, que no lo conocía hasta ese momento, le decían “El Mono” por aquel entonces. Subíamos las escaleras y tenía unos espejos a los costados de las escaleras. En aquel momento Farren le dice a Perón que “fíjate que yo soy feo ¿no?, pero al lado de esta belleza lo soy más todavía”, recuerda con mucha gracia Pintos de aquella ocasión.

Es ahí que le pide a Perón un trabajo y comienza a trabajar en la Avenida Quintana de Buenos Aires donde se ubicaba la Dirección de Aeronáutica. Para esto debía estar a las seis de la mañana allá, viajaba en tren. Para ello debía ir hasta La Plata en ala viejas líneas 4 y número 5. “Tenía que salir de noche y en invierno. Además yo seguía en el Aero Club La Plata. En ese tiempo, tanto por mi papá con el sindicato y yo por mi trabajo estaba todo el tiempo con Evita y Perón”, acotó Pintos.


Pero Irma Pintos no le bastó volar aviones, quería también saltar desde los cielos en vuelo.

A los 17 años comenzó a practicar paracaidismo en San Justo, La Matanza con Suboficial Principal Vicente Bonvissuto. Como para hacer las prácticas estaba muy distante para la época pidió al Aero Club de La Plata la posibilidad de formar el Club de Paracaidismo de la región.

“Era un festival que me tiré, había tanta gente, yo recuerdo que más de treinta mil porque el camino Vergara que iba a Ensenada estaba todo lleno, un domingo y en esa época era muy llamativo que iba a saltar una chica, que hacía acrobacia como piloto porque así me conocían. El piloto instructor que iba conduciendo el avión, quiso hacerlo tan hermoso para que cayera a los pies de toda esa gente, pero dentro del campo donde estaba la pista. Calculó mal”, revive aquel momento Irma.

Cerca del antiguo Aero Club está la fábrica de sombrero de El Dique y estaba por caer adentro de las aguas de la curtiembre hirviendo.

“El piloto calculó mal la distancia, no pude acortar tanto. Pero con tanta buena suerte, me fracturé la base del peroné, el huesito más de oro. Todo el paracaídas cayó mal en ese “petróleo”, que luego tenía que saltar mi hermano y ya no pudo. Yo me distraje y justo caí sobre el borde y me doblé el pie donde tuve una fractura, no me importó el dolor, anduve así, me subí a la torre don control, hablé desde al palco a anunciar para que su inscribieran. Cuando llegué a mi casa, mi padre me tuvo que cortar la bota porque no me la podía sacar, y me dijo ‘hasta acá llegamos, ¡basta!’. Y así terminó mi carrera de paracaidismo”, recuerda su últimos instantes de volar sobre los cielos.


Uno siempre piensa qué lleva a personas a hacer tantas cosas en la vida que la hace inolvidable.

“La gente siempre me preguntaba si tenía miedo, pero para mí era una adrenalina muy grande lo que sentía, es tan hermoso, mucho más lindo que volar. Porque una vez abierto el paracaídas el viento va haciendo música entre las cuerdas para los oídos nuestros que amamos esto”, me explica esta mujer que hizo historia en la aviación argentina.

“Irma fue parte de esas proezas del hombre que quiso ganar los cielos, como hoy llegamos a verlos en algún documental por televisión y es mágica. Cuando que hay que referirse a un capítulo de la vida, recordamos el de Irma Soledad Pintos”, recordé que el doctor Urbañski explicó en la Sesión Especial del 16 de octubre. Y debe ser así, llenarán las páginas de la historias como la “Señora de los Cielos Berissenses”.

Fotografías: Álbum de Irma Pintos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Categorías
Berisso Política

Para el Peronismo no es momento de resistir, sino de colaborar

(Por Gabriel Armendi)* En los últimos días han circulado grupos, comentarios y llamados a una “resistencia” al nuevo gobierno electo.

En ese sentido, desde La Agrupación Política y Social PASCUAL RUBERTO que reivindica la historia, valores y banderas del peronismo, sentimos la obligación de rechazar el uso que se hace del término y rememorar aquello que la historia y sus protagonistas denominaron “Resistencia Peronista”.

En el año 1955, un golpe de estado derrocó al entonces presidente Juan Domingo Perón e inició la dictadura militar mal llamada “Revolución Libertadora”.

Ese gobierno dictatorial, intentó borrar y desprestigiar el movimiento nacional y popular policlasista que reconfiguró la política y la sociedad argentina.

Para concretar ese objetivo, proscribió al peronismo, prohibió la utilización de sus símbolos y la mención de Perón y Evita. Asimismo, persiguió y fusiló a muchos compañeros y dirigentes políticos y sindicales.

Sin embargo, la transformación social que había llevado a cabo el peronismo durante sus años de gobierno a partir del reconocimiento de derechos a los trabajadores, mujeres y ancianos, era imposible de destruir.
Por ello, los trabajadores al ver cercenadas sus conquistas por decretos arbitrarios que favorecían a los sectores patronales, comprendieron que era el momento de ser los protagonistas de una nueva lucha histórica Así, de forma desordenada, comenzaron desde las fábricas y talleres a realizar pequeñas rebeliones y demostraciones de que el peronismo seguía vivo. Y resistieron por muchos años, hasta ver volver a Perón aquel junio del ´73.

Hoy debemos asumir con madurez que no nos tocará dirigir los destinos del gobierno NACIONAL, PROVINCIAL Y LOCAL porque el pueblo argentino, amparado en el sistema democrático que establece nuestra constitución ha elegido un nuevo presidente. Nuestra responsabilidad es aceptar el nuevo rol que debemos ocupar, el de la oposición y desde allí seguir construyendo espacios de diálogo y debate de ideas.

Debemos honrar a quienes nos precedieron en la lucha del peronismo, porque gracias a ellos, a muchos que incluso dejaron su vida, hoy tenemos un país democrático que elige sus representantes a través del voto popular. Por ellos, por la historia y por nuestras banderas no podemos llamar “a la resistencia” durante el período que comienza el próximo 10 de diciembre. Es tiempo de colaborar con las nuevas autoridades, reflexionar y encauzar el diálogo dentro de nuestro partido y sobre todo redoblar nuestro compromiso con el pueblo.

Desde este espacio político, adherimos a las palabras que expresó Daniel Scioli “hay que interpretar el sentido del voto y respaldar al gobierno electo para cuidar los avances que hemos tenido".

*Conductor de la Agrupación Pascual Ruberto