Categorías
Institucionales Provincia Sociedad

Iniciativa para garantizar derechos de niños y adolescentes durante la emergencia sanitaria

Se trata de una guía práctica elaborada de forma conjunta por el Organismo de Niñez y Adolescencia, que depende del Ministerio del Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, y por el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNyA) de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Paula Ferro y Walter Martello respectivamente. Es una herramienta para la concientización y difusión del alcance del Sistema de Promoción y Protección Integral de Derechos de NNyA que, durante la emergencia sanitaria decretada a raíz del Covid-19, tiene plena vigencia y forma parte de la estructura del ministerio que conduce Fernanda Raverta.

Con un lenguaje claro, conciso y sintético, la guía explica sobre distintas alternativas para actuar ante posibles episodios de violencia institucional por parte de integrantes de fuerzas de seguridad en la vía pública, como así también brinda orientación básica acerca de qué se debe hacer, y a qué lugares se puede recurrir, cuando se registran casos de niñas, niños y adolescentes en situación de calle.

Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto y responsable del Observatorio, explicó que “lo que tiene que quedar en claro es que el decreto de emergencia por el Covid-19 no suspende ni elimina ninguno de los derechos y garantías de los NNyA en la Argentina. Es más, existe un conjunto de dispositivos institucionales que funcionan y deben dar respuesta ante distintas problemáticas sociales donde se ponen en juego el interés superior del niño”.

Dentro del Organismo de Niñez, funcionan distintos dispositivos como la Línea 102 y el 0800-666-NIÑO (6466), con guardias las 24 horas que articulan con los Servicios Locales distribuidos en los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires. Los Servicios Locales son las unidades técnico-operativas que intervienen ante episodios de maltrato, acoso, hostigamiento y cualquier tipo de vulneración de los derechos vinculados a los NNyA.

“Es importante que la comunidad sepa que el accionar de las fuerzas de seguridad, cuando se encuentran con niños o niñas en situación de calle, solo debe limitarse a dar intervención al Servicio Local del municipio correspondiente. Asimismo, si bien los NNyA tienen la misma obligación que los adultos respecto a cumplimiento del aislamiento social durante la cuarentena, el hecho de que sean encontrados en la vía pública no puede justificar el uso de la fuerza física”, concluyó Martello.

Guía completa
Categorías
Análisis - Opinión Derechos Humanos Institucionales Provincia

Martello: “No existen indicadores ni estadísticas oficiales que justifiquen medidas xenofóbicas”

Asi lo afirmó el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires. Destacó que, al analizar la evolución de los indicadores de adolescentes judicializados en el fuero federal surge que hubo una importante disminución, entre 2017 y 2018, que alcanza a casi 7% en la cantidad de involucrados. “La caída, en términos porcentuales, fue tres veces mayor (-24%) si el foco lo ponemos específicamente en los adolescentes extranjeros con intervenciones judiciales”, explicó Walter Martello, que tiene a su cargo el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría.

Desde el Observatorio se elaboró un informe que incluye un pormenorizado seguimiento de las principales estadísticas oficiales referidas a la población carcelaria extranjera y a los delitos que se les imputa a ciudadanos nacidos en otros países. El informe también alerta que el Estado argentino actualmente se encuentra en la mira de organismos vinculados a Naciones Unidas por mantener normativas migratorias que violan pactos internacionales de derechos humanos, los cuales encuentran incorporados al ordenamiento jurídico de nuestro país.

“Las propias cifras oficiales permiten vislumbrar que existen otros factores realmente determinantes, que deberían ser abordados de forma seria y responsable, a partir de un enfoque integral, si es que realmente se quieren disminuir el accionar delictivo en nuestra sociedad”, explicó Walter Martello. En se sentido, consideró que “el nivel de instrucción es una variable que no debería ser soslayada ya que los presos que nunca estuvieron escolarizados o que tienen la primaria incompleta llegan casi al 35%, seis veces más que la incidencia porcentual de presos extranjeros. Eso no es todo: la cantidad de internos penitenciarios que estaban desocupados, antes de caer presos, llega al 41%, casi siete veces el porcentaje de presos extranjeros”.

El Defensor del Pueblo Adjunto remarcó que “si el sistema penitenciario federal y provincial se encuentran colapsados, ello no parece ser una consecuencia de la cantidad de internos extranjeros. Por el contrario, el número de presos no argentinos se mantiene estable desde 2017, con una tendencia a la baja, según se puede constatar fácilmente en las estadísticas oficiales del SPF, que son de acceso libre. Es más, actualmente la cantidad de extranjeros en cárceles federales es levemente inferior en la actualidad respecto a lo que se registraba el año pasado».

 

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, los indicadores medidos en porcentajes de extranjeros alojados en cárceles, acusados de delitos vinculados a la violación a la Ley de Estupefacientes, es aún más bajo que a nivel nacional: 10,24% en el caso de las mujeres y 11,20% en el caso de los hombres, de acuerdo a las cifras informadas por el último reporte estadístico del Ministerio Público de la provincia de Buenos Aires.

Categorías
Berisso Derechos Humanos Institucionales Provincia

Crean un espacio para garantizar la participación infantil

La iniciativa fue presentada en la Escuela N° 10 de Berisso y cuenta con el apoyo del Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNyA) de la Defensoría, a cargo de Walter Martello.

Se instrumentará mediante un Consejo, donde alumnas y alumnos de ese establecimiento podrán plantear sus propias inquietudes e iniciativas relacionadas a la convivencia escolar, los vínculos con sus compañeros/as, los docentes, el barrio y la comunidad en su conjunto.

Una vez que se consolide el programa, planean extenderlo a todos los establecimientos educativos que funcionan en esa localidad y a otras zonas de la provincia de Buenos Aires.

El programa se viene desarrollando con muy buenos resultados en la Ciudad de Buenos Aires, en Rosario y en más de 50 localidades del país. A partir de la creación de consejos de Niños y Niñas, se pusieron en marcha programas como “A la Escuela Vamos solos” y «Escuelas Seguras – Senderos Seguros«. Se trata de propuestas educativas de autonomía infantil y participación comunitaria en temas de la seguridad, que al mismo tiempo buscan afianzar los lazos de convivencia y solidaridad en el barrio.

Las iniciativas tuvieron como resultado una disminución de más del 50% de los delitos en las zonas de aplicación en la Ciudad de Buenos Aires. Otro de los programas es “Siéntate y siéntete parte del juego”, que tiene lugar en Rosario, el cual consiste en la presencia pasiva de dos padres tomando mate por cuadra mientras los alumnos y alumnas se trasladan desde o hacia la escuela.

“Hemos tenido una muy buena reunión con docentes y autoridades de la Escuela 10, que nos abrieron las puertas. Coincidimos en que esta iniciativa puede ser un aporte para afianzar la democratización del espacio escolar, generando un ámbito donde alumnas y alumnos puedan ser escuchados y, a su vez, sus aportes puedan ser tenidos en cuenta para mejorar la convivencia escolar. También buscaremos que los niños y niñas puedan interactuar y compartir experiencias con alumnas y alumnos de otras instituciones que forman parte de esta red a lo largo y ancho del país”, explicó Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires.

Durante el encuentro, que se desarrolló en las instalaciones del establecimiento educativo ubicado en la zona de Los Talas, participaron: Laura Luchetti y Alejandra Castellani, directora y secretaria de la Escuela Primaria N° 10 respectivamente; Mercedes Torbidoni; integrante del Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensoría del Pueblo bonaerense; Esteban Bais, jefe distrital de Educación Pública; Beatriz López, inspectora de Primaria; Graciela Fontana, directora del Instituto de Derechos del Niño del Colegio de Abogados de La Plata; Ezequiel Santillán, coordinador terapeútico; y Saira Villalobos; colaboradora distrital.

Walter Martello junto a directivos, inspectores, alumnos e integrantes de la comunidad educativa de la Escuela N° 10 de Berisso

El proyecto “Consejo de niños y niñas” es un espacio de participación y construcción democrático, inspirado en las ideas y experiencias del pedagogo Italiano Francesco Tonucci, que posibilita operativizar, propiciar y desarrollar los derechos de la infancia y adolescencia establecidos por la Convención de los Derechos de NNyA. Esta Convención, que tiene jerarquía constitucional en la Argentina, reconoce a la infancia como un colectivo social que debe contar con un espacio propio. En sus artículos 12 y 13, establece y consagra los derechos del niño a formarse su propio juicio y expresar libremente su opinión en todos los asuntos que les afecten, así como buscar información, recibir y difundir ideas de todo tipo, con las restricciones que supone respetar los derechos o reputación de los demás y proteger la seguridad nacional, el orden público y la salud o moral públicas. Además el artículo 15 garantiza el derecho de los niños a asociarse libremente y celebrar reuniones pacíficas.

Categorías
Derechos Humanos Institucionales La Plata Provincia Sociedad

Buscan extender el Corredor de las Infancias a toda la Provincia

La iniciativa es impulsada el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, en base al trabajo que viene realizando una red conformada por ciudadanos e integrantes de numerosas instituciones comprometidas en hacer cumplir lo establecido por la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), tratado internacional que tiene jerarquía constitucional en la Argentina.

La propuesta consiste en volver permanente la realización del Corredor de la Infancias, un espacio destinado a promover el juego infantil en la vía pública, que este fin de semana tuvo su segunda edición en La Plata. Más precisamente en calle 13 entre 45 y 50. Una experiencia similar se viene realizando todas los domingos, en Rosario, desde hace 8 años.

“Luego de la muy buena experiencia que significó para nosotros haber realizado el Corredor de las Infancias, creemos que están dadas las condiciones para desarrollar esta iniciativa, de forma permanente, en todos los municipios de la provincia de Buenos Aires. Para lo cual solo se necesita que se sancione una ordenanza en cada comuna. Vamos a poner a disposición de todos los intendentes y concejales un proyecto modelo”, explicó Martello, que está a cargo del Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNyA) de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

En Rosario, desde el 24 de Octubre de 2010 se viene llevando a cabo domingo a domingo un evento en la vía pública que dio a llamarse “Calle Recreativa”. La implementación de este proyecto generó un gran impacto en la ciudadanía de todas las edades, con una masiva adhesión que continúa aumentando. Se trata de un espacio de recreación gratuita y de aprovechamiento del tiempo libre, que recupera las calles para el encuentro ciudadano.

A su vez, se promueven valores democráticos, respeto y tolerancia, comunicación y cohesión social. También se busca difundir hábitos saludables y la prevención de enfermedades crónicas mediante la promoción de la actividad física, el uso de medios alternativos de transporte, y la disminución de la contaminación ambiental y de los niveles de ruidos.

Entre otras actividades al aire libre, el Corredor de las Infancias incluye biciescuelas, talleres de circo, búsquedas del tesoro, juegotecas, serigrafías, bibliotecas infantiles, concursos fotográficos, talleres de arte y de ciencias. La iniciativa es impulsada por una red de ciudadanos e instituciones que promueve la participación y convivencia social para la reivindicación de los espacios públicos, como lugares legítimos para el encuentro e intercambio entre niñas y niños, para poder jugar libremente.

La red ratifica la CDN, tratado internacional de la Asamblea General de Naciones Unidas de 1989 que reconoce los derechos humanos básicos de los NNyA, focalizándose especialmente en los derechos de participación en actividades culturales y de esparcimiento y derecho al juego.

Categorías
Derechos Humanos Institucionales Provincia Salud Sociedad

Impulsan poner sellos con advertencias en envases de golosinas, galletitas, snacks y bebidas

Ante el creciente número de niños y niñas con sobrepeso en la Argentina, el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, planteó que se debe avanzar en un cambio legislativo a nivel nacional.

El objetivo es crear una norma que obligue a poner la leyenda “ALTO EN” en paquetes y envases de aquellos alimentos y bebidas que tengan excesos de calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas. Una experiencia similar se viene instrumentado, con éxito, en Chile.

Walter Martello también propuso introducir modificaciones en el sistema impositivo para ponerle un freno a la comida chatarra y estimular la producción, comercialización y consumo de comida saludable destinada a niños, niñas y adolescentes (NNyA).

Productos con sellos de advertencia en Chile

Un reciente informe del Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Martello, advirtió sobre la falta de regulación en la Argentina del negocio de las golosinas. Una sola empresa, que concentra el 80% del mercado y obtienen ganancias en la Argentina que no consigue en ninguna parte del mundo, acumuló ventas anuales de golosinas y chocolates por más $13 mil millones de pesos, lo que equivale a casi el 35% del presupuesto anual destinado al Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. Según lo informado por la propia empresa en su balance 2017, en un año de bajo crecimiento del mercado, el denominado “Negocio Golosinas” siguió creciendo y la compañía invirtió más de $1100 millones para publicitar productos de escaso o nulo valor nutritivo destinado a niños, niñas y adolescentes.

A su vez, una investigación de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC-Argentina), que indagó sobre propagandas de distintos alimentos, determinó que el 88% de los productos relevados no cumplían con los requisitos nutricionales necesarios para ser publicitados según el sistema de perfil de nutrientes diseñado por la Oficina Regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud. “Es fundamental que los sellos descriptores figuren de manera frontal en el envase, en forma perfectamente visible y destacable”, explicó Martello.

Imagen: Modelo del sistema de rotulado de bebidas y alimentos propuesto por el Observatorio de Derechos de NNyA de la Defensora del Pueblo bonaerense.

 

Sobrepeso y obesidad en números

 

América Latina tiene una de las prevalencias más altas del mundo con un 20 y 25% de NNyA con mal nutrición. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos de sobrepeso y obesidad infantil se han casi triplicado en los últimos 30 años. Por ello, los estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aprobaron por unanimidad, en 2014, un plan de acción para prevenir esta problemática. Y dos años más tarde, la OPS presentó su “Modelo de Perfil de Nutrientes”, con el objetivo de proporcionar una herramienta para clasificar los alimentos y bebidas con excesos de nutrientes críticos, principalmente azúcares libres, sal, grasas saturadas y ácidos grasos trans.

A nivel nacional, existe una preocupante falta de actualización de estadísticas oficiales. Los resultados de la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS), realizada durante los años 2004-2005, mostró una prevalencia de obesidad del 10,4% en niños y niñas de 6 meses a 6 años de edad. Recién en 2018, 13 años después de la primera encuesta, el gobierno nacional hizo el llamado a licitación para hacer la segunda ENNyS.

A su vez, los indicadores oficiales disponibles dan cuenta que la Argentina lidera la tasa de sobrepeso infantil en el continente. Este mismo problema es el segundo más frecuente en la población escolar de 5 a 13 años de todas las regiones del país, según el último relevamiento del Programa Nacional de Salud Escolar (PROSANE) que se dio a conocer en el año 2016. En primer lugar, se encuentra la pérdida de piezas dentarías que también está asociada, en muchos casos, a déficit nutricionales.

Desde la Defensoría del Pueblo también proponen una serie de medidas complementarias, en materia fiscal y sanitaria, para hacer frente a la epidemia del sobrepeso y obesidad:

Aumento de impuestos a las bebidas azucaradas y los productos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional a fin de reducir el consumo como se hizo, exitosamente, en México. Esta medida posibilitará aumentar la recaudación fiscal y paliar el colapso del sistema sanitario.

Establecer políticas impositivas diferenciadas mediante el aumento de las alícuotas a los productos no saludables, y otorgar beneficios fiscales a aquellos que si lo son.

Nuevas políticas para mejorar la alimentación en el entorno escolar. Países como Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay han adoptado estrategias en ese sentido. En tanto, Brasil requiere en su normativa que al menos 70% de los alimentos que se proporcionan a los estudiantes sean naturales o tengan un procesamiento mínimo, y que al menos 30% del programa nacional de alimentación en las escuelas se use para comprar alimentos producidos por la agricultura familiar.

Seguir el Modelo de Perfil de Nutrientes de la OPS que clasifica los productos alimenticios a partir de la cantidad “excesiva” de uno o más nutrientes críticos.