UNESCO adoptó el primer instrumento internacional sobre Educación Superior

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Los Estados Miembros de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) adoptaron el pasado lunes 25 la primera Convención Global sobre reconocimiento de cualificaciones relativas a la Educación Superior, en el marco de la 40ª Conferencia General del organismo.

Este instrumento, que establece principios universales para la convalidación de estudios y títulos universitarios, mejorará la movilidad de los más de 220 millones de estudiantes matriculados en el nivel superior en todo el mundo. Está basado en mecanismos de garantía de calidad y en el intercambio de información sobre instituciones y sistemas educativos, programas de estudio y títulos.

Paulo Falcón, director nacional de Gestión y Fiscalización Universitaria del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación (MECCYT), explicó que el texto adoptado “es fruto de más de dos años de trabajo, durante los cuales Argentina participó activamente en la construcción de una propuesta que luego fue analizada por referentes de la Educación Superior de todo el mundo”.

Tal como destacó el funcionario, la herramienta “obliga a los Estados a darle a estudiantes y profesionales extranjeros un trato equivalente a los nacionales, con especial atención a la situación de migrantes, desplazados, asilados y refugiados”.

Por su parte, Francisco Miguens, director nacional de Cooperación Internacional del MECCYT, enumeró los logros que, en este sentido, se alcanzaron en los últimos cuatro años: “Implementamos dos normas para simplificar el reconocimiento de estudios por razones humanitarias, pensando especialmente en los ciudadanos sirios y venezolanos que llegaron recientemente a nuestro país, y firmamos acuerdos bilaterales con Chile, Ecuador, México, Costa Rica, España, Reino Unido y China”.

“Asimismo, nuestro país tuvo una destacada colaboración en la confección del Acuerdo sobre Reconocimiento de Títulos de Grado de Educación Superior del MERCOSUR y del Convenio Regional para el Reconocimiento de Estudios, Títulos y Diplomas de Educación Superior en América Latina y el Caribe –remarcó Miguens–. Todos estos instrumentos cambiaron el mapa de la movilidad académica en nuestro país, insertando al sistema educativo argentino en el mundo”.

Si bien la Convención Global no impone el reconocimiento automático de las calificaciones extranjeras, establece el principio de que un estudiante que califica para acceder a la educación superior en un país generalmente calificará para estudios de educación superior cuando se mude a otro país, a menos que haya diferencias sustanciales entre los requisitos de acceso de los dos países.

El documento adoptado por los Estados Miembros de la UNESCO amplía el alcance de los principios fundamentales de los convenios regionales de reconocimiento, para evaluar las calificaciones extranjeras de manera justa, no discriminatoria y transparente. Mientras que esas herramientas cubren la movilidad entre países de las diversas regiones de la UNESCO, la Convención Global allana el camino para la creciente movilidad entre regiones y continentes, garantizando además el derecho a la educación de las personas al facilitar el acceso a la educación superior.

A %d blogueros les gusta esto: