Categorías
Destacadas Nacionales Política

Cambiemos logró sancionar el Presupuesto con apoyo de parte del PJ y partidos provinciales

El oficialismo se alzó con la ley más complicada del año. El proyecto fue aprobado en el Senado con 45 votos a favor y 24 en contra, al cabo de un debate que duró alrededor de 14 horas. El interbloque de Miguel Pichetto se dividió y hubo una abstención sorpresiva. El senador Eduardo Costa se ausentó.

El interbloque Cambiemos logró superar la parada más importante del año legislativo que termina. Con apoyo de una porción del peronismo de Miguel Pichetto y de partidos provinciales, el oficialismo consiguió sancionar en el Senado el Presupuesto 2019, que recibió 45 votos afirmativos, 24 negativos y una abstención.

El proyecto, que es el tercero de la gestión de Mauricio Macri, fue aprobado al cabo de un debate de alrededor de doce horas, donde quedó al desnudo la división en el interbloque Argentina Federal. Nueve senadores de ese espacio votaron en contra, con el formoseño José Mayans a la cabeza, mientras que otros doce lo hicieron a favor y uno se abstuvo: el correntino Carlos “Camau” Espínola.

Acompañaron a Cambiemos los integrantes del Movimiento Popular Neuquino (MPN) Guillermo Pereyra y Lucila Crexell; los misioneros Maurice Closs y Magdalena Solari Quintana; y Ada Itúrrez de Capellini y Blanca Porcel de Riccobelli, del Frente Cívico Santiagueño referenciado en el gobernador Gerardo Zamora. Los otros senadores que se inclinaron por el “sí” fueron los salteños Juan Carlos Romero y Cristina Fiore, y el santafesino Carlos Reutemann.

Por el contrario, fueron por el rechazo el Frente para la Victoria-PJ de Cristina Kirchner; los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Eugenia Catalfamo; el porteño Fernando “Pino” Solanas; y la rionegrina Magdalena Odarda.

Hubo solo dos ausencias y una de ellas fue la del radical Eduardo Costa, quien en las horas previas a la sesión se había rebelado sorpresivamente contra el Presupuesto, reclamando obras para Santa Cruz. El otro que no participó de la votación fue el santiagueño Gerardo Montenegro.

Cómo se votó: Afirmativo (verde), Negativa (rojo), Abtenciones (amarillo), ausentes (gris)

La sanción del Presupuesto le permitirá al Gobierno dar una doble señal: por un lado, al Fondo Monetario Internacional (FMI), en virtud del polémico acuerdo firmado este año; y por otro, a los países que integran el G20 en la previa de la cumbre que tendrá lugar entre el 30 y el 1ro. de diciembre en Capital Federal.

Entre sus principales variables, la “ley de leyes” prevé para 2019 una inflación interanual del 23% al mes de diciembre; un dólar promedio a 40,10 pesos; y una caída del 0,5% del PBI. Además, el 77% del gasto primario se destinará a servicios sociales, y se estima una caída del consumo privado del 1,6%.

Al cierre del debate, cerca de las 2 de la madrugada del jueves, Cristina Kirchner sostuvo que “no se sale de la recesión ajustando el gasto público” y alertó: “Lo que vamos a hacer con este Presupuesto es profundizar el sufrimiento de la sociedad argentina, y además va a ser un sacrificio inútil. Todos sabemos que la recesión se va a profundizar”.

Por su parte, Pichetto reiteró que “no votar el Presupuesto no cambia el rumbo económico” y que es necesario aprobarlo para evitar discrecionalidad en la ejecución de fondos. Pero además, se refirió a las movilizaciones contra la ley: “Tenemos autonomía de lo que pasa en la calle. Nunca la votación de un Presupuesto fue un hecho insurreccional. Son estimaciones, que se pueden cumplir o no”.

En tanto, el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, explicó: “Tenemos un Presupuesto de emergencia producto de factores externos -la crisis internacional-, e internos -la sequía-; pero también el factor económico de la causa de los cuadernos, que ha paralizado las obras públicas”.

El radical también defendió el acuerdo con el FMI, al señalar que “la historia de la Argentina” con este organismo de crédito “no es nueva”, ya que “se suscribieron 26 acuerdos con ese organismo durante gobiernos radicales, justicialistas, militares y desarrollistas”. “No es bueno ni malo, se recurrió cuando hubo situaciones de crisis”, sintetizó.

La apertura del debate estuvo en manos del presidente de la Comisión de Presupuesto, Esteban Bullrich (Pro), quien casi como un dogma precisó: “Es falso que consumir es mejor que ahorrar, es falso que ordenar el Estado es ajustar oportunidades y es falso que los recursos del Estado son infinitos”.

El macrista sostuvo que la inflación “no es gratis” y que está vinculada a “un pasado que los argentinos no quieren volver”. “El déficit es el desahorro. Esto no es una herencia recibida, no es culpa de un gobierno o de un partido. Esto viene de más atrás y la única forma de dejarlo atrás es si lo hacemos juntos”, dijo Bullrich.

Por su parte, el jefe del bloque del Frente para la Victoria-PJ, Marcelo Fuentes, sentenció que “el gobierno de Cambiemos solo ofrece a los argentinos más ajuste, precarización, endeudamiento y recesión”.

Sentado a la derecha de la expresidenta Cristina Kirchner, Fuentes denunció que “es cínico presentar como una virtud los programas de emergencia que crean para paliar la crisis que ellos generaron”.

El neuquino remarcó que “es la primera vez en la historia argentina donde un Presupuesto viene a declarar que el país va a involucionar, y lo presentan como una virtud”, cuando “normalmente un gobierno, ante un panorama como el que describen, busca medidas para evitar esa debacle”.

Por su parte, Mayans denunció que el Gobierno “ha hecho un endeudamiento brutal” que de acuerdo a este Presupuesto será de “casi 400 mil millones de dólares”. Además, indicó que “este gobierno ha tenido una de las inflaciones más altas de la historia argentina” y pronosticó que “este año va a ser de casi el 50%”.

Desde el bloque del Frente para la Victoria hubo discursos tan duros como el de José Mayans. El jefe de esa bancada, Marcelo Fuentes, alertó que “el gobierno de Cambiemos solo ofrece a los argentinos más ajuste, precarización, endeudamiento y recesión”.

“Es cínico presentar como una virtud los programas de emergencia que crean para paliar la crisis que ellos generaron”, subrayó el neuquino, que abrió la lluvia de críticas que siguió después con Ana Almirón, Silvina García Larraburu, Anabel Fernández Sagasti, Nancy González, María de los Ángeles Sacnun, María Inés Pilatti Vergara, Ana María Ianni y la propia Cristina Kirchner.

Por el MPN, Lucila Crexell anticipó su voto a favor “desde la convicción de la importancia de dar señales que acompañen la gobernabilidad”. “A pesar de nuestras observaciones, entendemos que debemos dar signos de madurez política”, dijo la neuquina, alineada esta vez con su par Guillermo Pereyra.

En cambio, la puntana Eugenia Catalfamo advirtió que este Presupuesto “de argentino y popular no tiene absolutamente nada”, y lo consideró “desfasado de la realidad que viven los argentinos todos los días”, al poner como ejemplo que se proyecta un dólar a 40 pesos, valor superado por las bandas cambiarias.

En nombre del radicalismo, Ángel Rozas reconoció que “no es el Presupuesto ideal, pero que es el Presupuesto posible, al que llegamos después de un entendimiento con un grupo importante de gobernadores y de opositores”. (Parlamentario)

Categorías
Destacadas Nacionales Política Sociedad

Senado: El conteo actualizado de los votos por la Interrupción Voluntaria de Embarazo

El juego de voluntades a partir de las declaraciones de como votaran los senadores el día 8 de agosto en el recinto del Senado actualizado a cada instante. Seguí el minuto a minuto de la previa de la sesión histórica por la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Hasta el momento, hay 32 senadores a favor, sumando a los que plantearon modificaciones: Carlos Caserio (PJ), Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez (Cambiemos), junto a los chaqueños Eduardo Aguilar (PJ) y el neuquino Guillermo Pereyra (MPN).

Entre otros puntos, plantean reducir a las 12 semanas de gestación el plazo de despenalización y que la objeción de conciencia pueda ser institucional, algo que reclamaban numerosos centros de salud, sobre todo los que tienen vinculación con la Iglesia. También que se eliminen penas para los médicos que se nieguen a realizar la práctica y un plazo de 180 días para que entre en vigencia en todo el país. Con estas reformas, buscarán sumar alguna voluntad entre los indecisos, que por ahora son cinco.

En el angulo opuesto, hay al menos 35 senadores que ya adelantaron su rechazo a la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Con 72 bancas totales, están muy cerca de tener una mayoría asegurada, los virtuales 36 votos.

Pero ese número de 36 para asegurarse un empate en caso de que estén los 72 senadores en sus bancas, pasa a ser tan solo de 35 ya que una senadora anticipó que se abstendrá, se trata de Lucila Crexell del Movimiento Popular Neuquino.

Los senadores nacionales del peronismo Carlos Menem (La Rioja), Ines Blas (Catamarca) y Carlos Reutemann (Santa Fe) y los radicales Angel Rozas (Chaco) y Maria Belen Tapia (Santa Cruz) fueron los últimos en adelantar su rechazo a todo tipo de dictamen a favor del aborto. De esta manera, sumaron su voluntad a la cada creciente nomina de votos en contra.

Con cinco indecisos, el si quedó con poco margen de maniobra

Los senadores que todavía no adelantaron su voto, los indecisos, pasan a ser cada vez más importantes para que pueda prevalecer algún dictamen a favor del aborto. Más teniendo en cuenta que en caso de empate, la decisión recaerá en la vicepresidente de la nación, Gabriela Michetti, ferviente militante por el no.

Los indecisos

Los cuatro indecisos son los justicialistas José Alperovich (Tucumán), Maria Eugenia Catalfamo (San Luis), Omar Perotti (Santa Fe) y Juan Carlos Romero (Salta). La radical Maria Belen Tapia es la última en confirmar su voto negativo.

Al ex gobernador de Tucumán se lo contó como voto posiblemente a favor durante los primeros meses del debate pero luego, advirtió que no tenía una definición y que la misma solo sería dada a conocer al momento del debate en el recinto.

Por su parte, el santafesino Perotti mantiene silencio al respecto debido a presiones internas dentro de su provincia, y más precisamente, su pago chico que es la ciudad de Rafaela. Ines Blas preside la comisión de Banca de la Mujer lo que podría inclinarla al voto a favor pero representa a una provincia donde la religión católica pesa mucho y donde los legisladores han optado en su mayoría por el rechazo.

Juan Carlos Romero permanece como incógnita, pero arrastra una tendencia por representar a la provincia de Salta donde el rechazo a la norma es mayoritario, solo resta repasar los votos de los diputados por esa provincia.

La senadora embarazada que es duda

Hoy todas las cuentas dan 34 votos en contra y 32 votos a favor del Aborto con 5 indecisos. Pero desde el entorno de la de la senadora Eugenia Catalfamo del Pj-San Luis (teóricamente en contra), aclaran que ella todavía no tiene definido su voto. Habría que sumarla a una hipotética suma de 5 indecisos.

Además, la senadora más joven de la Cámara alta esta cursando el octavo mes de su embarazo, por lo que su presencia el miércoles 8 en el recinto depende del día a día. Hoy no se puede confirmar que este como tampoco se puede afirmar que no vaya a estar por esta indicación.

Como en diputados, el debate tendrá la incertidumbre como síntoma hasta el momento de la votación y condimentos que harán que cambie minuto a minuto el destino de la iniciativa. (NCN)

Categorías
Destacadas Nacionales Política

Con votos de Cambiemos y el PJ, la reforma jubilatoria obtuvo media sanción y pasa a Diputados

El proyecto reunió 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones en el Senado, tras una multitudinaria marcha de gremios y agrupaciones políticas. De convertirse en ley, cambiará el cálculo del haber y hombres y mujeres del sector privado podrán jubilarse optativamente a los 70 años.

La reforma previsional, resistida este miércoles en las calles y rechazada por un sector de la oposición, marcha firme a convertirse en ley. El Senado aprobó el proyecto de ley promovido desde el Gobierno con 43 votos afirmativos, 23 negativos y tres abstenciones, al cabo de casi ocho horas de un intenso debate, marcado por una multitudinaria movilización.

La iniciativa fue debatida en conjunto con el Pacto Fiscal y la ley de Responsabilidad Fiscal, proyectos también aprobados, en una jornada a tiempo completo que arrancó con la jura de 23 de los 24 senadores electos, entre ellos la expresidenta Cristina Kirchner.

Cambiemos consiguió el apoyo del grueso del bloque mayoritario, que conduce Miguel Pichetto, para avanzar con el cambio en el cálculo del haber jubilatorio, que el Gobierno debió aplicar por las modificaciones acordadas con gobernadores sobre distintos impuestos.

Con el proyecto aprobado este miércoles, las jubilaciones se calcularán en un 70% en base al índice inflacionario, y un 30% según el nivel de variación salarial (RIPTE). El texto original contemplaba sólo el factor de la suba de precios y un plus por PBI, que el peronismo consideró insuficiente.

“Esta es una fórmula que, a nuestro criterio, va a permitir la protección de una movilidad adecuada en relación a los sueldos de los trabajadores en actividad, y también en relación a lo que se puede perder en poder adquisitivo”, sostuvo Laura Rodríguez Machado (Pro) como miembro informante.

Los senadores del ala kirchnerista que rechazaron el proyecto fueron Ana Almirón, Anabel Fernández Sagasti, Marcelo Fuentes, Silvina García Larraburu, Virginia García, Ruperto Godoy, Nancy GonzálezMaría Ester Labado, María Inés Pilatti Vergara, Marina Riofrío y María de los Ángeles Sacnun.

Dentro del PJ-FpV, también se opusieron Eduardo Aguilar, Hilda Aguirre, Liliana Fellner, Mario Pais, Omar Perotti y Carlos “Camau” Espínola. La lista de votos en contra se completa con los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre, los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, y los representantes del interbloque Progresistas Fernando “Pino” Solanas y Magdalena Odarda.

Las tres abstenciones fueron de los bonaerenses Juan Manuel Abal Medina (PJ-FpV), Jaime Linares (GEN) y el chubutense Alfredo Luenzo. Además, hubo otras tres ausencias: las del riojano Carlos Menem, el santafesino Carlos Reutemann y el santacruceño Alfredo Martínez -por un problema de salud-.

En el texto se establece una garantía adicional para los haberes que estén por debajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, equivalente al 82%, y a su vez se abre la posibilidad a trabajadores del sector privado de optar por jubilarse a los 70 años -tanto hombres como mujeres-.

En nombre del kirchnerismo, Nancy González explicó, con placas impresas, cómo el haber jubilatorio sufrirá una merma de sancionarse la ley. Según la chubutense, el monto será de 7.660 pesos con la nueva fórmula, cuando si se continuara con la movilidad actual, los jubilados ganarían 8.200 pesos.

Más aún, la legisladora estimó que con el cambio en la reforma previsional introducido en comisión, el aumento con respecto al proyecto original será de apenas 43 pesos, “que no sirven ni para comprar una tira de Bayaspirina”.

En la misma sintonía, la santafesina María de los Ángeles Sacnun denunció que la futura ley “vulnera los derechos adquiridos”, y el sanjuanino Ruperto Godoy denunció que el Estado “está ausente” en la defensa de los jubilados, que necesitan protección por no estar sindicalizados.

La radical Silvia Elías de Pérez recogió el guante. “Vamos a decir las cosas como son: 1.158.116 personas ya han teniendo su reparación histórica; 457 mil salieron ya de cobrar la mínima; el porcentaje promedio en sus haberes ha sido del 35%; y hay 389 mil abuelos de más de 80 años que han tenido un incremento aún mayor”, detalló.

Desde la oposición también se oyeron quejas por el tratamiento “exprés” que tuvo el proyecto -el dictamen se reunió en la primera reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social-. “Estamos sesionando de espaldas a la realidad del país”, desaprobó “Pino” Solanas, y el neuquino Pereyra dijo que el despacho “no tuvo ningún tipo de consenso”.

El representante del MPN y sindicalista del petróleo advirtió que el proyecto “lleva a una pérdida real del salario”, y especificó: “Si tomamos como ejemplo el año 2017, encontramos que los jubilados hubieran perdido este año un 3,5%”.

A su turno, la puntana Liliana Negre confesó: “La verdad, hemos hecho muchas cuentas y la movilidad actual es muy superior”. “Hay un dato objetivo: se va por un monto de dinero claro sobre las jubilaciones. Ese monto impacta sobre nuestros mayores”, advirtió.

La mano derecha de Adolfo Rodríguez Saá también aprovechó para reclamar que “los jueces empiecen a pagar el impuesto a las Ganancias de una vez por todas” y “que se reduzcan las jubilaciones de privilegio de los que más tienen”.

Por su parte, el bonaerense Linares, ambiguo en su discurso, opinó que “en función de la necesidad de los jubilados”, hubiese sido mejor una fórmula con una única variable y no polinómica, de modo de generar un “equilibrio”. Finalmente, resolvió abstenerse.

Puertas afuera del Congreso, el moyanismo, las CTA y la Corriente Federal de los Trabajadores protestaron contra las reformas previsional y laboral, con presencia también de organizaciones sociales como la CTEP y el Movimiento Evita, y agrupaciones del kirchnerismo, entre ellas La Cámpora, Nuevo Encuentro y Kolina.

Categorías
Destacadas Nacionales

Cortita y al pie; así votaron y aprobaron el pago a los holdouts los senadores

A favor: 54
 
 UNION PRO (6)
 
 Néstor Braillard Poccard, Alfredo De Angeli, Ernesto Martínez Carignano, Federico Pinedo, Laura Rodríguez Machado y Marta Varela.
 
 UNION CIVICA RADICAL (8)
 
 Julio Cobos, Silvia Elías de Pérez, Silvia del Rosario Giacoppo, Juan Carlos Marino, Alfredo Martínez, Luis Petcoff Naidenoff, Angel Rozas y Pamela Verasay.
 
 FRENTE CIVICO Y SOCIAL DE CATAMARCA (1)
 
 Oscar Castillo
 
 FRENTE PARA LA VICTORIA-PJ (23)
 
 José Alperovich, Walter Barrionuevo, Inés Blas, Salvador Cabral, Julio César Catalán Magni, Graciela De la Rosa, Carlos “Camau” Espínola, Liliana Fellner, Sandra Giménez, Pedro Guillermo Guastavino, Juan Manuel Irrazábal, Ada Rosa Iturrez de Cappellini, Sigrid Kunath, María Laura Leguizamón, José Miguel Mayans, Dalmacio Mera, Beatriz Mirkin, José “Nato” Ojeda, Omar Perotti, Miguel Angel Pichetto, Marina Riofrío, Rodolfo Urtubey y Gerardo Zamora.
 
 COMPROMISO FEDERAL (3)
 
Liliana Negre de Alonso, Adolfo Rodríguez Saá y Roberto Basualdo.
 
 FRENTE POPULAR SALTEÑO (1)
 
 Juan Carlos Romero
 
 SANTA FE FEDERAL (1)

 Calos Alberto Reutemann
 
 PERONISMO PAMPEANO (2)
 
 Norma Durango y Daniel Lovera.
 
 MOVIMIENTO POPULAR NEUQUINO (2)
 
 Carmen Lucila Crexell y Guillermo Pereyra
 
 PARES (1)
 
 María Cristina Fiore Viñuales
 
 UNION POR CORDOBA (1)
 
 Carlos Caserio
 
 CHUBUT SOMOS TODOS (1)
 
 Alfredo Luenzo
 
 MOVIMIENTO POPULAR FUEGUINO (1)
 
 Miriam Boyadjian
 
 FRENTE POPULAR (1)
 
 Gerardo Montenegro
 
 GEN (1)
 
 Jaime Linares
 
 FEDERALISMO Y LIBERACION (1)
 
 Carlos Saúl Menem
 
***

 En contra:
 
 FRENTE PARA LA VICTORIA-PJ (16)
 
Juan Manuel Abal Medina, Eduardo Aguilar, Hilda Aguirre, Ana Almirón, Anabel Fernández Sagasti, Marcelo Fuentes, Virginia García, Silvina García Larraburu, Ruperto Godoy, Nancy González, María Ester Labado, Mirtha Teresita Luna, Juan Mario País, Daniel Pérsico, María Inés Pilatti Vergara y María de los Angeles Sacnun.
 
***

 Ausentes (2)
 
 FRENTE PROGRESISTA CC-ARI (1)
 
 María Magdalena Odarda
 
 PROYECTO SUR (1)
 
 Fernando “Pino” Solanas
Categorías
Nacionales Política Provincia

.@stgomontoya: “.@danielscioli presidente, .@sergiomassa gobernador de #BuenosAires”

Santiago Montoya, Presidente del Grupo Provincia, quien está bajo el comando del gobernador Daniel Scioli, arrojó una bomba en el programa Intratables ayer lunes.

Montoya sugirió a Scioli como presidente y Massa como gobernador de la provincia de Bs. As.

“Yo no quiero pertenecer al Frente para la derrota”, dijo proponiendo de este modo, la unificación del peronismo en las elecciones.

El sciolita aseguró que si el peronismo va dividido, perderá las elecciones presidenciales. Tampoco dejó de lado a Carlos Reutemann, aunque éste estaría cerrando acuerdos con el PRO, para ser su posible vicepresidente.

Montoya desea la unión del peronismo porque “no se puede continuar un proyecto en la derrota”. Esto se enmarca en la última encuesta que pone primero a Mauricio Macri, seguido por Scioli y más atrás Massa.