Categorías
Berisso Comercio - Industria Destacadas Medio Ambiente Provincia Región Capital Sociedad

La Justicia intima a Nedela a presentar el expediente de obra del complejo deportivo frente a la plaza Almafuerte

Ambientalistas lograrían amparo colectivo:

La Justicia intimó a la Municipalidad de Berisso, luego que vecinos cercanos a la plaza Almafuerte levantaran firmas pidiendo explicaciones al intendente respecto al parcelamiento a la vera del canal de la Avenida Génova entre el Puente Roma y la calle 159 para la construcción de un complejo deportivo.

Según el oficio presentado por el vecino y abogado Damián Martínez, peticionó a que la justicia resuelva un amparo colectivo para que el intendente Jorge Nedela remita en un plazo de 48 horas el expediente administrativo nº 233/19 donde se establece el legajo de obra y ejecución por parte de la empresa «El Olímpico del Roma SRL» para usufructuar la zona en pugna con los vecinos ambientalistas.

El oficio entró al municipio el 28 de febrero último y se espera que esta semana presente dicho expediente ante la jueza María José Lezcano, quien dictaminadá un fallo a más tardar este jueves 7 si da lugar la cautelar presentada por Martínez.

«El Olímpico del Roma SRL», es una sociedad armada en abril de 2018 entre Marcelo Siperka y Jorge Geogieff y que fue aprobada y publicada por la provincia en el Boletín Oficial nº 6420, en esta se establece su creación puede realizar «la explotación, desarrollo, administración y organización de concesiones y publicidad de todo tipo de servicios e instalaciones para la práctica de deportes y afines», así como de «explotación de completo Polideportivo en todas sus especialidades, actividades deportivas, recreativas, relacionadas con el deporte y disciplinas afines; alquiler de canchas de fútbol 5, tenis, squash, todo deporte de pelota paleta y la enseñanza de los mismos. Explotación de gimnasios y natatorios, como la enseñanza de natación. La explotación comercial o concesión del negocio de bar, cafetería, confitería y la restaurante; venta de toda clase de productos alimenticios, envasados o no y bebidas alcohólicas o sin alcohol, envasadas o no«.

Desde El Correo Gráfico, se consultó a una fuente municipal que expresó que la SRL tiene los permisos del Puerto y de la Provincia para el uso del suelo a la vera del canal de la Avenida Génova y que poseían todos los requisitos para la aprobación de obra y ejecución del complejo deportivo.

Por otro lado, este medio pudo saber que la sociedad Siperka-Geogieff no poseería el permiso y la aprobación de la Autoridad del Agua (AdA) provincial. «Lo del Puente Roma se firmó un contrato con el Puerto (La Plata), que es un organismo Público y tiene ‘reglas para contratar con un particular’. Forzosamente tiene que seguir el procedimiento. ‘Acá lo hicieron de guapo y a silencio’«, comentaron a este portal una fuente consultada.

A esto dicha fuente comenta que la forma irregular en cómo se obtuvo los permisos, tiene similares jurisprudencia cuando en la década de los 90, el entonces presidente Carlos Menem, había adjudicado el hotel Iguazú y la corte no convalidó dicha concepción por las irregularidades que violó para expropiarlas y la Convención Iberoamericana contra la Corrupción hizo presumir que lo realizó de forma ilegítima.

El Olímpico del Roma SRL 8
El Olímpico del Roma SRL 3
El Olímpico del Roma SRL 2
El Olímpico del Roma SRL 1
El Olímpico del Roma SRL 6
El Olímpico del Roma SRL 7
Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Exterior Política

El manual del autócrata

Se dice pronto y fácil que Maduro es un dictador, pero, en realidad, se trata de un autócrata, al filo de la democracia, abusa del Poder

(Por Jorge Elías)* En el manual del autócrata, Nicolás Maduro descubrió que debía irritarse frente a las limitaciones del orden constitucional y que, haciendo caso omiso de la oposición, debía saltearse compromisos, como las elecciones regionales y el referéndum revocatorio de 2016. La Asamblea Nacional, presidida ahora por el autoproclamado presidente encargado o interino, Juan Guaidó, quedó pedaleando en el aire. En 2017, el año de las guarimbas (protestas) y su largo centenar de muertos en ejecuciones extrajudiciales, iba a recibir otra bofetada: Maduro no consultó al pueblo para convocar a la Asamblea Nacional Constituyente.

Un órgano afín, supuestamente encargado de reformar la Constitución Bolivariana, con el cual quiso anular a la Asamblea Nacional, dominada por la oposición desde 2015. En ese manual del autócrata, al cual contribuyeron últimamente líderes alfa como Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, no por nada sostenes del régimen de Venezuela, Maduro también descubrió que la fachada de víctima de un gobierno poderoso, como el de Estados Unidos, sea su presidente Donald Trump o Barack Obama, le sienta mejor que cualquier otro adversario debido a su prontuario de respaldos a las dictaduras militares latinoamericanas.

Las crisis minan la democracia. La llevan a actos de rebelión en un continente, América latina, que no tolera más golpes militares. De haberlo en Venezuela, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a pesar de haber reconocido a Guaidó como presidente encargado, debería invocar la Carta Democrática como lo hizo sin suerte contra el régimen de Maduro. Esa sanción de la OEA, creada en 2001, abre un proceso de suspensión del país. Fue aplicada por primera vez en Venezuela, casualmente, tras el efímero golpe de Estado contra el padrino de Maduro, Hugo Chávez, en 2002.

Chávez legó las bases del manual del perfecto presidente latinoamericano, embrión del autócrata global

Chávez, que a diferencia de Maduro aceptó someterse a un referéndum revocatorio, legó las bases del manual del perfecto presidente latinoamericano, embrión del autócrata global. ¿La receta? Rebanar oídos con lengua filosa (como Fidel Castro), picar neoliberalismo y globalización (como Lula), espolvorear con golpes de efecto épico (como los Kirchner), sazonar con cierres de instituciones (como Fujimori), mezclar con reformas constitucionales en beneficio propio (como Menem), culpar a los otros de sus errores (como la mayoría) y, una vez obtenida la masa (el consenso), moldear con insultos contra el imperio (Estados Unidos) y sus lacayos.

El resultado, como en Venezuela, será una masa compacta por apoyo económico, más que por afinidad ideológica, de la cual podrán rebañar movimientos políticos y sociales de la región que, como ocurrió con las penurias y la diáspora cubanas, no reparan en la tragedia ajena y, a contrapelo de su presunto rechazo a los gobiernos autoritarios, parecen añorar los crímenes de las tiranías. Son nostálgicos, a veces, de años de plomo que no vivieron y que, a tono con el relato heroico de adolescentes tardíos, sólo ven como horizonte a gobiernos de autócratas vitalicios con oposiciones débiles. “Escuálidos”, en la jerga de Chávez.

Maduro no es Chávez, pero, fiel al manual del autócrata, halló en una pandemia global, la polarización, el resquicio para implantar su discurso a través de medios de comunicación gubernamentales y alternativos en desmedro de los tradicionales, algunos de los cuales debieron bajar las persianas. En el tránsito, marcado por su impericia, se rodeó de una cúpula militar que, más allá de las deserciones, resguarda a su régimen al filo de quebrantar la letra constitucional, de vulnerar la división de poderes y de incurrir en actos de corrupción. Negocios son negocios.

Las emergencias fortalecen al autócrata. En Venezuela hay dos presidentes (uno sin legitimidad y el otro sin Estado) y dos congresos (la Asamblea Nacional y la Asamblea Nacional Constituyente). La presión externa, a pesar de la urgencia, suele provocar más tajos que costuras. El autócrata, alérgico a las críticas y a la supervisión legislativa, se vale de ella. No tolera las concesiones. El relato crea delirios, como volver del futuro (“Ya fui al futuro y volví, y vi que todo sale bien”) o guiarse por los consejos de un pajarito (Chávez reencarnado). Eso es lo anecdótico. El relato también justifica los abusos de poder. Eso es lo más peligroso.

*Jorge Elías es periodista. Dirige el portal de información y análisis internacional El Ínterin. También es columnista en la Televisión Pública Argentina.

Categorías
Destacadas Nacionales Política Sociedad

Senado: El conteo actualizado de los votos por la Interrupción Voluntaria de Embarazo

El juego de voluntades a partir de las declaraciones de como votaran los senadores el día 8 de agosto en el recinto del Senado actualizado a cada instante. Seguí el minuto a minuto de la previa de la sesión histórica por la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Hasta el momento, hay 32 senadores a favor, sumando a los que plantearon modificaciones: Carlos Caserio (PJ), Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez (Cambiemos), junto a los chaqueños Eduardo Aguilar (PJ) y el neuquino Guillermo Pereyra (MPN).

Entre otros puntos, plantean reducir a las 12 semanas de gestación el plazo de despenalización y que la objeción de conciencia pueda ser institucional, algo que reclamaban numerosos centros de salud, sobre todo los que tienen vinculación con la Iglesia. También que se eliminen penas para los médicos que se nieguen a realizar la práctica y un plazo de 180 días para que entre en vigencia en todo el país. Con estas reformas, buscarán sumar alguna voluntad entre los indecisos, que por ahora son cinco.

En el angulo opuesto, hay al menos 35 senadores que ya adelantaron su rechazo a la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Con 72 bancas totales, están muy cerca de tener una mayoría asegurada, los virtuales 36 votos.

Pero ese número de 36 para asegurarse un empate en caso de que estén los 72 senadores en sus bancas, pasa a ser tan solo de 35 ya que una senadora anticipó que se abstendrá, se trata de Lucila Crexell del Movimiento Popular Neuquino.

Los senadores nacionales del peronismo Carlos Menem (La Rioja), Ines Blas (Catamarca) y Carlos Reutemann (Santa Fe) y los radicales Angel Rozas (Chaco) y Maria Belen Tapia (Santa Cruz) fueron los últimos en adelantar su rechazo a todo tipo de dictamen a favor del aborto. De esta manera, sumaron su voluntad a la cada creciente nomina de votos en contra.

Con cinco indecisos, el si quedó con poco margen de maniobra

Los senadores que todavía no adelantaron su voto, los indecisos, pasan a ser cada vez más importantes para que pueda prevalecer algún dictamen a favor del aborto. Más teniendo en cuenta que en caso de empate, la decisión recaerá en la vicepresidente de la nación, Gabriela Michetti, ferviente militante por el no.

Los indecisos

Los cuatro indecisos son los justicialistas José Alperovich (Tucumán), Maria Eugenia Catalfamo (San Luis), Omar Perotti (Santa Fe) y Juan Carlos Romero (Salta). La radical Maria Belen Tapia es la última en confirmar su voto negativo.

Al ex gobernador de Tucumán se lo contó como voto posiblemente a favor durante los primeros meses del debate pero luego, advirtió que no tenía una definición y que la misma solo sería dada a conocer al momento del debate en el recinto.

Por su parte, el santafesino Perotti mantiene silencio al respecto debido a presiones internas dentro de su provincia, y más precisamente, su pago chico que es la ciudad de Rafaela. Ines Blas preside la comisión de Banca de la Mujer lo que podría inclinarla al voto a favor pero representa a una provincia donde la religión católica pesa mucho y donde los legisladores han optado en su mayoría por el rechazo.

Juan Carlos Romero permanece como incógnita, pero arrastra una tendencia por representar a la provincia de Salta donde el rechazo a la norma es mayoritario, solo resta repasar los votos de los diputados por esa provincia.

La senadora embarazada que es duda

Hoy todas las cuentas dan 34 votos en contra y 32 votos a favor del Aborto con 5 indecisos. Pero desde el entorno de la de la senadora Eugenia Catalfamo del Pj-San Luis (teóricamente en contra), aclaran que ella todavía no tiene definido su voto. Habría que sumarla a una hipotética suma de 5 indecisos.

Además, la senadora más joven de la Cámara alta esta cursando el octavo mes de su embarazo, por lo que su presencia el miércoles 8 en el recinto depende del día a día. Hoy no se puede confirmar que este como tampoco se puede afirmar que no vaya a estar por esta indicación.

Como en diputados, el debate tendrá la incertidumbre como síntoma hasta el momento de la votación y condimentos que harán que cambie minuto a minuto el destino de la iniciativa. (NCN)

Categorías
Berisso Política Tercera Sección

Resurgió el Frente Grande en Berisso con el aval de Mario Secco y afín al empresario Cagliardi

El espacio político, quien ahora los preside Lucas Spivak, completó la renovación de sus autoridades a nivel local y hace resurgir Frente Grande Berisso, quienes apoyarán al edil empresario, Fabián Cagliardi, en su candidatura en el 2019.

Actualmente el partido presidido a nivel nacional por el intendente de Ensenada, Mario Secco, que es integrante aguerrido de la Alianza Unidad Ciudadana junto a otros espacios del campo nacional y popular.

“Es un orgullo y un desafío muy grande presidir a nivel local el Frente Grande cuyo máximo referente es el compañero Mario Secco y que además es un pilar fundamental en la estructura de Unidad Ciudadana que conduce Cristina Fernández de Kirchner”, afirmó Lucas Spivak.

“El Frente Grande siempre tuvo vocación frentista para construir una fuerza política plural, democrática y transformadora y Berisso no es la excepción por eso ratificamos nuestro compromiso y pertenencia dentro de Unidad Ciudadana”, asegura el dirigente Spivak.

Por último, desde el partido informan que en Berisso respaldan la candidatura a intendente del actual concejal por Unidad Ciudadana y referente del espacio “Berisso Unido”, Fabián Cagliardi.

Memoria del naufragio en el Frente Grande

El Frente Grande, que nació 1993 a partir del “Grupo de los 8” diputados que abandonan el Partido Justicialista en 1990, y lo integraban Germán Abdala, Darío Alessandro, Carlos «Chacho» Álvarez, Luis Brunati, Juan Pablo Cafiero, Franco Caviglia, Moisés Fontela y José «Conde» Ramos. Este grupo​ de peronista mantenían el profundo desacuerdo con el gobierno de Carlos Menem tras incorporar al los liberales de la UCeDé encabezado por Álvaro Alsogaray.

A este partido se les sumó Fernando «Pino» Solanas y Graciela Fernández Meijide. En 1995 se aliaron con José Octavio Bordón y se constituyeron en la tercera fuerza política del país con el FrePaSo (Frente País Solidario), «Chacho» Álvares y Bordón fueron los candidatos a las presidenciales donde logró la reelección Menem.

En 1997, se aliniearon con los radicales y crearon la Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación, conocodia y esquivada por sus acuales integrantes cómo «La Alianza«, que llevó a Fernado De la Rúa y «Chacho» Álvarez como la fórmula ganadora en 1999 y quien este último deja la vicepresidencia tras el escándolo de las coimas en el Senado Nacional. A esto se le sumó la desvenida gran devaluación en el 2001.

Ya en la crisis del Frente Grande desde el 2002, lléndose los «históricos fundadores» acompañan al Frente para la Victoria, quien llevó al primer «balotage presidencial» entre Carlos Menem y Néstor Kirchner, donde el primero se baja tras la fuerte presión mediática.

Tras el recambio de dirigente, desde el 2015, acompañan los lineamientos de Cristian Fernández de Kirchner, siendo férridos defensores de sus ideologías socio políticas dentro lde Unidad Ciudadana, donde hoy el intendete de Ensenada, Mario Secco es unos de sus principales impulsores.

Categorías
Berisso Política Región Capital Tercera Sección

Máximo Kirchner pasó por Ensenada y los ediles de PJ-Unidad Ciudadana de Berisso acompañaron en la foto

El diputado nacional participó de la inauguración de un Centro Cultural en la ciudad que gobierna Mario Secco, junto a los concejales del PJ-Unidad Ciudadana de Berisso, Nora Harmatiuk y Fabián Cagliardi. “Cuando el Congreso trate la ley de Tarifas, el pueblo debe movilizarse para demostrarle que no puede pagarlas y no fue lo que Macri prometió en campaña” afirmó en su discurso Máximo.

La inauguración del Centro Cultural “Mil Flores” convocó a dirigentes nacionales, provinciales y locales referenciados con Unidad Ciudadana. A pesar de la lluvia, cientos de militantes y vecinos se acercaron para la apertura de este espacio, ubicado en el Centro de la Ciudad, que fue bendecido por el sacerdote católico Carlos Gómez, del grupo de Curas Opción por los Pobres.

La inauguración del espacio coincidió con una fecha (27 de abril) fundacional del proceso político de los gobiernos kirchneristas. Ayer se cumplieron 15 años de las elecciones presidenciales, donde el ex presidente Néstor Kirchner quedó en el segundo lugar detrás de Carlos Menem, quien luego se bajó de la segunda vuelta y permitió su llegada a la Casa Rosada.

Al respecto, Máximo recordó que “cuando Néstor empezó a caminar, medía menos de un punto en las encuestas. Uno lo miraba y decía: “¿Dónde está yendo este loco?”. Y el tipo le metía y caminaba. Si hay algo que no tenemos que perder como espacio político, es la impronta y desfachatez que él tuvo”. Y agregó que “tenemos que darnos el sueño de salir a caminar la Argentina y proponer un país diferente. Néstor desde una provincia muy chica se animó a cambiar la historia y vaya si lo hizo”.

Por su parte, el intendente de Ensenada, Mario Secco, expresó que “nos queda un gran camino por recorrer y tenemos que ser inteligentes. Tenemos que lograr que muchos compañeros de la región tengas buenos resultados electorales para revertir este amarillismo que nos rodea, para defender al pueblo. Porque si los liberales siguen gobernando, van a seguir lastimando al pueblo”.

Además, el mandatario local dijo que “la experiencia de todos estos años nos tiene que servir para ser mejores” y saludó que “este Centro Cultural se suma a la gran cruzada de volver a vivir mejor”.

Participaron de la inauguración del “Mil Flores” los diputados nacionales Wado De Pedro, Carlos Castagneto y Mayra Mendoza; los legisladores provinciales Jorge Romero, Lauro Grande, José “Cote” Rossi; los concejales de Berisso Nora Harmatiuk y Fabián Cagliardi.

Máximo Kirchner pasó por Ensenada y los ediles de PJ-Unidad Ciudadana de Berisso 01
Máximo Kirchner pasó por Ensenada y los ediles de PJ-Unidad Ciudadana de Berisso 02
Máximo Kirchner pasó por Ensenada y los ediles de PJ-Unidad Ciudadana de Berisso 03
Máximo Kirchner pasó por Ensenada y los ediles de PJ-Unidad Ciudadana de Berisso 04
Máximo Kirchner pasó por Ensenada y los ediles de PJ-Unidad Ciudadana de Berisso 05
Categorías
Derechos Humanos Destacadas INBOX Nacionales Política

Macri es el presidente que más jueces por año ha designado desde el retorno de la democracia

Tras el enfrentamiento con Comodoro Py por la liberación de Cristóbal López, el gobierno nacional se propuso acelerar aun más la designación de jueces. Desde su asunción en 2015, Mauricio Macri nombró un promedio de 21 jueces por año.

Si bien durante las últimas semanas, la relación del gobierno con la Corte Suprema y el Poder Judicial atravesó su peor momento, la intervención y el nombramiento masivo de jueces viene desde el inicio de la gestión Cambiemos. En tan solo dos años y tres meses, el ejecutivo designó 48 nuevos magistrados.

Según sostuvieron desde el oficialismo, este número aumentara aun mas, ya que el presidente de la República firmó los pliegos de 49 candidatos a jueces, que actualmente están siendo analizados por el Senado de la Nación. Además, el Consejo de la Magistratura ya elevó otras 34 ternas que esperan la firma del mandatario.

Con estas cifras, Mauricio Macri se convirtió en el mandatario que más magistrados asignó por año, desde el retorno de la democracia en 1983. Con sus 21 jueces promedio por año, Macri superó a Cristina Kirchner (20 por año), Eduardo Duhalde (18 jueces designados); Carlos Menem (15); Néstor Kirchner (13); Fernando De la Rúa (8) y Raúl Alfonsín (5 por año).

Esta avalancha de nombramientos despertó la resistencia en varios sectores del poder judicial. En ese sentido, un influyente fiscal afirmó al diario La Nación que “con el nombramiento de jueces y fiscales pasa casi siempre lo mismo: la política quiere cooptar el Poder Judicial. Pero no es tan fácil. Lo quiso hacer Menem, que duplicó la cantidad de jueces, y terminó preso».

Finalmente, cabe destacar que pese al frenesí de nombramientos en el poder judicial, el oficialismo no ha podido aun intervenir como quisiera en Comodoro Py. En esta área, el gobierno solo realizó un puñado de nombramientos, y únicamente en tribunales orales. (Infonews)

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas INBOX Nacionales Política

Cristina Kirchner está en el centro de la escena del peronismo

La ex mandataria bajó el perfil, pero sigue protagonizando todas las conversaciones de los dirigentes.

(Por Nicolás Alberio) En Estados Unidos la fauna política tiene un comportamiento particular. La política es entendida como ascenso. Como en los juegos de niveles, los políticos van superando pantallas hasta que un grupo reducido logra alcanzar la máxima magistratura: la Presidencia. Una vez que concluyen su mandato, vuelven a casa, dan conferencias por el mundo. Pero jamás vuelven a participar en política. En Argentina es distinto.

Cristina Kirchner es senadora de la Nación. Al igual que Menem o Alfonsín, y por supuesto dejando a un lado la fallida experiencia de De la Rúa, históricamente los ex presidentes argentinos siguen activos y su poder de influencia en el partido al que pertenecen es latente, y hasta pretenden volver a ser presidentes.

Pero el caso de Cristina Kirchner presenta un hecho distintivo, que la diferencia de la tradición. Ella no se siente representante del peronismo, fundó otro partido, Unidad Ciudadana y allí se siente cómoda. Nadie le discute su autoridad, y probablemente no quiera conducir el PJ, ni siquiera integrarlo.

Esta situación traba las negociaciones de todo el arco político que alguna vez supo estar debajo de su paraguas protector en el extinto Frente para la Victoria, en los tiempos en que ganaba elecciones. La realidad es que resulta complejo para el peronismo que la conducción sea protagonizada por un dirigente que perdió tres elecciones seguidas: 2013, 2015 y 2017.

Así todo, muchos de los caciques del justicialismo saben bien que sin Cristina no pueden ganar, pero con ella tampoco les alcanza.

Es por ello que Gustavo Menéndez, desde que asumió la titularidad del PJ Bonaerense, se encuentra manteniendo reuniones de forma constante con figuras que oscilan desde Massa, pasando por Bossio, como así también con intendentes que en las últimas elecciones llevaron la boleta de Unidad Ciudadana. Para el kirchnerismo más duro los dos ex titulares de la ANSES son traidores por haber abandonado el espacio. Ellos olvidarían los viejos rencores, pero si ganan elecciones, no si pierden.

La estrategia de Menéndez, entonces, es poder reunir al peronismo con el kirchnerismo. El cóctel se completaría con que Cristina no sea candidata, es decir, que en 2019 apoye la lista de unidad sin integrarla ¿Podrá hacerlo? La historia ya dirá.

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política

A dos años de los globos…

Del relato K pasamos al relato M, con un agregado, el cotillón de los globos.

(Por Miguel Angel De Renzis) Corría el año 2000 y un grupo de estudiantes de la Universidad de San Andrés, orientados por Leandro Popik, que trabajó en la Jefatura de Gobierno de Fernando De la Rúa, arman el primer grupo político con el nombre de PRO.

Es decir, que ni siquiera el nombre les pertenece.

Luego Ricardo López Murphy se dio a la tarea de juntar las fichas para armar Propuesta Republicana. Y en el 2005 Mauricio Macri fue electo diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de ser nativo de la provincia de Buenos Aires.

En ese momento el nombre era Compromiso para el Cambio. Y en el 2008 con las fichas de López Murphy arman el PRO.

El partido se define como conservador, liberal y desarrollista, en una verdadera contradicción solamente superada en Corrientes, donde el Pacto Autonomista Liberal junta dos polos opositores.

Aquí también hay conservadores y liberales, a los que se le agrega la impronta desarrollista del viejo integrante del PC, Rogelio Frigerio, el abuelo del actual ministro del Interior.

Pero ahí no termina la incongruencia. Nadie despotricó más contra lo que Macri representaba que Elisa Carrió, fundadora del ARI en el año 2002 y luego de la Coalición Cívica para apartarse de la corrupción y los malos manejos de la Unión Cívica Radical.

El tercer invitado al Frente que hoy gobierna fue la UCR, cuyo último paso por el gobierno nacional fue con la Alianza, desquiciando en dos años 200.000 millones de dólares, fundiendo los 50.000 que dejó Carlos Menem después de vender las joyas de la abuela, sumados al megacanje y al blindaje. Se fueron con un corralito, con los banqueros sacando el dinero por Ezeiza y con país lleno de muertos.

Es decir, bajo el cotillón de los globos se esconden los fracasados del 2001, los que se habían ido del viejo tronco radical y que trataban de corrupto a Macri y la ceocracia, los gerentes de empresa, convocados para ser ministros o funcionarios.

El presidente, hace dos años, dijo que tenía un gabinete de lujo, amplió la cantidad de ministerios, secretarías y subsecretarías, y después de hacer campaña sobre la pobreza cero, la aumentó. Luego de hablar de la situación de los jubilados en la campaña, se contradice y les mete la mano por 100.000 millones de pesos. Y cuando dijo que el fútbol no se iba a privatizar, hoy todos saben lo que hay que pagar para ver un partido.

La primer medida del presidente Macri no fue a favor del pueblo, sino a favor de las mineras, sacándole las retenciones. Los que se llevan nuestras riquezas le contestaron en estos dos años con el despido de 8000 trabajadores.

El gobierno de Macri no puede exhibir una sola medida a favor de los que menos tienen. Apenas asumió cumplió con lo que dijo en la campaña y terminó con el cepo a la moneda extranjera, lo que significó una devaluación del peso cercana al 42%. Habló de las inversiones en un país donde se paga el más alto interés en dólares del mundo y donde los que vienen invierten en la timba financiera.

Mientras el gobierno anterior imprimía pesos y había circulante, este gobierno imprime letras, retacea el circulante, pide dinero en dólares para pagar deudas en pesos y por primera vez en la historia el Banco Nación, el Banco Provincia y el Banco Ciudad se endeudan en el exterior.

Mientras anunciaba el quite de retenciones al campo, aumentó el gas, la electricidad, el agua, las prepagas, el impuesto inmobiliario, el transporte y lo que es peor, seguirán aumentando. Y les bajó el sueldo a los jubilados en el orden nacional y ahora le seguirá la provincia de Buenos Aires que tiene en su régimen de IPS movilidad automática. Que se preparen los docentes y judiciales bonaerenses porque Cristian Gribaudo, hombre de Daniel Angelici, responsable del IPS, ya lo está estudiando.

Dos años de los globos…

Aumentó el déficit fiscal, la deuda externa, la deuda interna, y tenemos una balanza comercial negativa donde gastamos más en importaciones que lo que percibimos por exportaciones. El déficit superará este año los 7.000 millones de dólares.

El diario La Nación de los Mitre y los Saguier pondera hoy los dos años de Macri, mientras que Clarín no lo pondera tanto porque está a la espera de la autorización de la fusión de Cablevisión y Telecom, para quedarse con el manejo del 60% del negocio de Internet y de la televisión por cable.

Hoy el presidente inaugura la reunión de la Organización Mundial de Comercio. Por primera vez se hace en Sudamérica. Los movimientos sociales pidieron participar, se los negaron. Seguramente habrá protestas.

Para culminar los dos años de los globos el Ejecutivo llamó a extraordinarias por el paquete de reformas, incluyendo la de los jubilados y la laboral.

De esta manera, la coalición Cambiemos hace los deberes que le pidió el Fondo Monetario. Se viene la cesantía de los trabajadores del Estado. Y como dijo el presidente, es ahora o nunca.

Y como los gobiernos anteriores, Macri también ejerce el control de la billetera sobre los gobernadores. En estos dos años el presidente pidió que la gente se abrigue para gastar menos gas y seguramente nos pedirá no encender los equipos de aire acondicionado. Son las mejores condiciones de vida de Cambiemos.

El tratado comercial firmado con Chile de libre comercio, habilita a su vez a la importación de los países que tienen libre comercio con el país trasandino. Los chinos, vía Chile, terminarán de fundir las Pymes argentinas.

Si la sociedad hubiera estudiado el ADN de los que integran Cambiemos, se hubiera dado cuenta como se repite la historia, del 13% que Patricia Bullrich en época de Fernando de la Ruina le quitó a los jubilados y trabajadores, hoy lo hacen con el cotillón de los globos.

Patricia Bullrich Luro Pueyrredón se descolgó de la sociedad y fue un cuadro Montonero. Hoy volvió a su origen.

Otros peronistas de Cambiemos como el “colorado” Santilli, vicejefe de la Ciudad, Cristian Ritondo, el ministro de Seguridad de la Provincia, o el titular de la Camara de Diputados, Emilio Monzó, conviven con el “cazaperonistas” Fernando Iglesias, un gorila de pelo largo, u otras especies parecidas de la fauna de Cambiemos.

Mientras la Justicia, que es oficialista, sobre todo para los jueces federales, donde lo que cambian son los gobiernos (ellos siempre son oficialistas) aceleran las causas que antes congelaron y nos distraemos con otras cosas, el Ministro de Finanzas de Macri firmó una deuda a 100 años al mejor estilo de Rivadavia.

Mientras el Ministro de Energía favorece a la Shell y el vicejefe de gabinete a Farmacity, el de Finanzas compra bonos de la deuda argentina a través de un fondo.

La Nación lo ve todo bien, porque entre otras cosas le autorizaron una señal de cable, no le reclaman la deuda impositiva que es monstruosa y el primo del presidente, Jorge Macri, intendente de Vicente López, modificó una ordenanza municipal para construir la sede del diario.

Las Fuerzas Armadas del país están desarmadas. Su presupuesto no llega al 1% del PBI. Chile tiene el 2% y Brasil el 3%.

La Argentina es el país trigésimo sexto en exportaciones en el mundo y Macri sueña con el preperonismo: la Argentina agrícola ganadera.- todo lo demás lo importamos.

En los próximos dos años se extenderá el certificado de defunción de la industria nacional. Y el PRO, que está afiliado a la Internacional Demócrata, con vive con los radicales que están en la Internacional Socialista.

Discepolín se quedó corto. Superamos el 2000 y esto es un cambalache multiplicado por mil.

El país votó y está amarillo. Los médicos dicen que puede ser síntoma de alguna enfermedad. Y el pueblo se prepara a conjugar el nuevo verbo: yo ajusto, él ajusta, nosotros nos ajustamos.

Categorías
Destacadas Nacionales Política

Con votos de Cambiemos y el PJ, la reforma jubilatoria obtuvo media sanción y pasa a Diputados

El proyecto reunió 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones en el Senado, tras una multitudinaria marcha de gremios y agrupaciones políticas. De convertirse en ley, cambiará el cálculo del haber y hombres y mujeres del sector privado podrán jubilarse optativamente a los 70 años.

La reforma previsional, resistida este miércoles en las calles y rechazada por un sector de la oposición, marcha firme a convertirse en ley. El Senado aprobó el proyecto de ley promovido desde el Gobierno con 43 votos afirmativos, 23 negativos y tres abstenciones, al cabo de casi ocho horas de un intenso debate, marcado por una multitudinaria movilización.

La iniciativa fue debatida en conjunto con el Pacto Fiscal y la ley de Responsabilidad Fiscal, proyectos también aprobados, en una jornada a tiempo completo que arrancó con la jura de 23 de los 24 senadores electos, entre ellos la expresidenta Cristina Kirchner.

Cambiemos consiguió el apoyo del grueso del bloque mayoritario, que conduce Miguel Pichetto, para avanzar con el cambio en el cálculo del haber jubilatorio, que el Gobierno debió aplicar por las modificaciones acordadas con gobernadores sobre distintos impuestos.

Con el proyecto aprobado este miércoles, las jubilaciones se calcularán en un 70% en base al índice inflacionario, y un 30% según el nivel de variación salarial (RIPTE). El texto original contemplaba sólo el factor de la suba de precios y un plus por PBI, que el peronismo consideró insuficiente.

“Esta es una fórmula que, a nuestro criterio, va a permitir la protección de una movilidad adecuada en relación a los sueldos de los trabajadores en actividad, y también en relación a lo que se puede perder en poder adquisitivo”, sostuvo Laura Rodríguez Machado (Pro) como miembro informante.

Los senadores del ala kirchnerista que rechazaron el proyecto fueron Ana Almirón, Anabel Fernández Sagasti, Marcelo Fuentes, Silvina García Larraburu, Virginia García, Ruperto Godoy, Nancy GonzálezMaría Ester Labado, María Inés Pilatti Vergara, Marina Riofrío y María de los Ángeles Sacnun.

Dentro del PJ-FpV, también se opusieron Eduardo Aguilar, Hilda Aguirre, Liliana Fellner, Mario Pais, Omar Perotti y Carlos “Camau” Espínola. La lista de votos en contra se completa con los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre, los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, y los representantes del interbloque Progresistas Fernando “Pino” Solanas y Magdalena Odarda.

Las tres abstenciones fueron de los bonaerenses Juan Manuel Abal Medina (PJ-FpV), Jaime Linares (GEN) y el chubutense Alfredo Luenzo. Además, hubo otras tres ausencias: las del riojano Carlos Menem, el santafesino Carlos Reutemann y el santacruceño Alfredo Martínez -por un problema de salud-.

En el texto se establece una garantía adicional para los haberes que estén por debajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, equivalente al 82%, y a su vez se abre la posibilidad a trabajadores del sector privado de optar por jubilarse a los 70 años -tanto hombres como mujeres-.

En nombre del kirchnerismo, Nancy González explicó, con placas impresas, cómo el haber jubilatorio sufrirá una merma de sancionarse la ley. Según la chubutense, el monto será de 7.660 pesos con la nueva fórmula, cuando si se continuara con la movilidad actual, los jubilados ganarían 8.200 pesos.

Más aún, la legisladora estimó que con el cambio en la reforma previsional introducido en comisión, el aumento con respecto al proyecto original será de apenas 43 pesos, “que no sirven ni para comprar una tira de Bayaspirina”.

En la misma sintonía, la santafesina María de los Ángeles Sacnun denunció que la futura ley “vulnera los derechos adquiridos”, y el sanjuanino Ruperto Godoy denunció que el Estado “está ausente” en la defensa de los jubilados, que necesitan protección por no estar sindicalizados.

La radical Silvia Elías de Pérez recogió el guante. “Vamos a decir las cosas como son: 1.158.116 personas ya han teniendo su reparación histórica; 457 mil salieron ya de cobrar la mínima; el porcentaje promedio en sus haberes ha sido del 35%; y hay 389 mil abuelos de más de 80 años que han tenido un incremento aún mayor”, detalló.

Desde la oposición también se oyeron quejas por el tratamiento “exprés” que tuvo el proyecto -el dictamen se reunió en la primera reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social-. “Estamos sesionando de espaldas a la realidad del país”, desaprobó “Pino” Solanas, y el neuquino Pereyra dijo que el despacho “no tuvo ningún tipo de consenso”.

El representante del MPN y sindicalista del petróleo advirtió que el proyecto “lleva a una pérdida real del salario”, y especificó: “Si tomamos como ejemplo el año 2017, encontramos que los jubilados hubieran perdido este año un 3,5%”.

A su turno, la puntana Liliana Negre confesó: “La verdad, hemos hecho muchas cuentas y la movilidad actual es muy superior”. “Hay un dato objetivo: se va por un monto de dinero claro sobre las jubilaciones. Ese monto impacta sobre nuestros mayores”, advirtió.

La mano derecha de Adolfo Rodríguez Saá también aprovechó para reclamar que “los jueces empiecen a pagar el impuesto a las Ganancias de una vez por todas” y “que se reduzcan las jubilaciones de privilegio de los que más tienen”.

Por su parte, el bonaerense Linares, ambiguo en su discurso, opinó que “en función de la necesidad de los jubilados”, hubiese sido mejor una fórmula con una única variable y no polinómica, de modo de generar un “equilibrio”. Finalmente, resolvió abstenerse.

Puertas afuera del Congreso, el moyanismo, las CTA y la Corriente Federal de los Trabajadores protestaron contra las reformas previsional y laboral, con presencia también de organizaciones sociales como la CTEP y el Movimiento Evita, y agrupaciones del kirchnerismo, entre ellas La Cámpora, Nuevo Encuentro y Kolina.

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas INBOX Nacionales Política Sociedad

Reforma Laboral e Impositiva: Nuevo nombre, las mismas recetas

El gobierno nacional impulsa actualmente una serie de reformas laborales e impositivas que apuntan a lograr una mayor flexibilización laboral. El proyecto, al que la CGT ya le dio su visto bueno, presenta muchas similitudes con reformas impulsadas anteriormente por gobiernos de ideología liberal, como el Menemismo o la Alianza.

Quizás el punto más simbólico e ilustrativo de las medidas ideadas por el equipo económico de Cambiemos, es el cambio en el concepto de trabajo. La legislación laboral actual de la Republica considera que, entre los obreros y el empleador existe una relación de fuerzas desigual, por lo que en situaciones de conflicto la justicia tiende a un rol tutelar del sector más desfavorecido (los trabajadores).

El gobierno pretende cambiar este concepto al sostener que entre ambas partes existe una relación de «cooperación para promover una actividad productiva y creadora y constituye un valor social compartido, generador de derechos y deberes recíprocos».

Mediante este cambio, se intenta sostener que entre el empresariado y el trabajador existe una correlación de fuerzas en vez de una relación desigual de explotación. Teniendo en cuenta este marco no resulta llamativo el calibre del resto de las reformas.

Otro punto central de la reforma en el ámbito laboral es el de las indemnizaciones. El gobierno de Mauricio Macri quiere crear un «Fondo de Cese Laboral Sectorial» para contemplar los pagos de preaviso en los casos de despidos sin causa.

Generando aún más polémica, el proyecto establece que dicho Fondo sea financiado por los mismos trabajadores, mediante un aporte mensual recortado de sus propios sueldos. Este cambio en las indemnizaciones parece calcado de la famosa reforma laboral impulsada por el ex presidente Menem en 1996.

En esa ocasión el político riojano impulsó un proyecto más que similar, mediante el cual se modificó el régimen de indemnizaciones, transformándolo en un fondo común y fomentando de esta manera miles de despidos en las principales empresas.

Otro de los sectores sensiblemente perjudicados por esta reforma es el de los jubilados y pensionados. El cambio más importante en este sentido es la modificación de la ley de movilidad, que implica aumentos en los haberes en unos 10 puntos inferiores a los que resultaría de mantenerse la actual fórmula. Pasándolo a números, en lugar del 24%, los aumentos bajaran al 14 o 16%, y en consecuencia, los beneficiarios de esas prestaciones no recuperaran la pérdida del 2016.

A esto hay que agregarle que las reformas proyectan un desfinanciamiento del ANSES. Uno de los puntos centrales plantea la Eliminación del 20% del Impuesto a las Ganancias con destino a ANSES, por lo que el organismo encargado de regular jubilaciones, pensiones y asignaciones perderá alrededor de $67.800 millones en 2018. Por último, pero sumamente importante, las reformas proponen el aumento de la edad jubilatoria a los 70 años para ambos sexos, aunque de manera «opcional» y solo en el sector privado por el momento.

Estos cambios en las jubilaciones también tienen su antecedente en las reformas menemistas. Durante su mandato, Menem impulsó un paquete de reformas que intentaba entre otras cosas, fijar un tope a las jubilaciones máximas y aumentar la edad jubilatoria de las mujeres de 60 a 62 años, además de la famosa modificación del sistema previsional que desencadeno la privatización de gran parte del sistema de jubilación.

Por último, algunos puntos salientes de la reforma impositiva son la reducción del impuesto a las Ganancias de las empresas (del 35% al 25%), la importante reducción de las contribuciones patronales a la seguridad social y el aumento en la deducción especial en ganancias para trabajadores autónomos .

Estas medidas encuentran su correlato histórico en el gobierno de la Alianza presidido por Fernando De la Rúa. En 1999, a muy poco tiempo de asumir, y con la excusa de atraer a los inversores, De la Rúa impulso su Ley de reforma tributaria que al igual que la anunciada por Macri, también contó con el apoyo del FMI y un marcado favoritismo por el empresariado.

Finalmente, cabe señalar la sorpresiva reacción de la CGT ante estas reformas. La principal central obrera del país aprobó las reformas luego de una reunión con el ministro de trabajo, Jorge Triaca y se negó a cualquier tipo de movilización o protesta contra las medidas gubernamentales.

En contrapartida, la oposición sindical surgió de las dos CTA y el Movimiento Agrupaciones Clasistas, que entre otras medidas convocaron a una marcha en Plaza de Mayo para el próximo 6 de diciembre.