Categorías
Berisso Institucionales

Festejos por el Día de la Independencia en el CIC de Barrio Obrero

El intendente de Berisso, Jorge Nedela, encabezó el jueves pasado un acto en el marco del Día de la Independencia en el Centro de Integración Comunitaria, ubicado en calle 33 y 169, del Barrio Obrero.

Para la celebración se prepararon una serie de actividades, las que comenzaron con el izamiento del pabellón nacional en el mástil recientemente instalado en una de las áreas externas del establecimiento. Cabe resaltar que por las jornadas de duelo por el fallecimiento del expresidente Fernando de La Rúa, el pabellón quedó a media asta.

Posteriormente ingresaron al Salón de Usos Múltiples los abanderados de la Escuela de Adultos del CIC y con los acordes musicales del Grupo Municipal de Cámara se interpretaron las estrofas del Himno Nacional y luego con el acompañamiento de las voces de la directora de Cultura, Nadia Jerbes y de Julio Coronel, presidente del Consejo de Cetros Provincianos, se cantó el Himno de la ciudad de Berisso.

Como parte de las actividades firmales del acto, hicieron uso de la palabra la responsable del CIC, Roxana Mauregui; la secretaria de Promoción Social, Manuela Chueco y el intendente Jorge Nedela.

A continuación, el Grupo Municipal de Cámara interpretó un tango y una chacarera, mientras que luego la violinista integrante de la Orquesta Escuela, Evelyn Ruarte ofreció uno de los temas de su repertorio. Vale destacar que la joven de 12 años fue seleccionada para tocar en el Teatro Colón en el mes de septiembre próximo.

Las actuaciones continuaron luego con la pianista y concertista Verónica Wewewtka, mientras que el cierre estuvo a cargo del Grupo de Danzas Sembrando Raíces.

En la oportunidad la responsable del CIC y la jefa de la Unidad Sanitaria 16, junto al intendente Nedela hicieron entrega de reconocimientos a Daniel Bulzgis quien aportó materiales para el nuevo mástil y a José Rojas quien trabajo para emplazarlo.

Por otra parte, integrantes del Taller de Cocina ofrecieron una torta cubierta con los colores celeste y blanco, facturas, panes y chocolatadas.

Durante el acto, el intendente Jorge Nedela reflexionó: “Hoy venimos a honrar la memoria de aquellos que han hecho la Patria, estamos brindando un homenaje a quienes han trabajado por nuestra independencia. Estos actos tienen que servir para trasladar los valores de aquel momento al nuestro”.

A esto agregó como conceptos: “Tenemos que hacer Patria en el momento que a cada uno nos toca vivir, la libertad hay que conquistarla todos los días, en cada uno de los ámbitos en los que trabajamos”.

Entre sus palabras Nedela destacó la labor que se realiza en el Centro de Integración Comunitaria. “Todos los trabajadores del CIC hacen Patria, en este espacio no hay nombres propios, si no que el Estado es el que tiende la mano solidaria, es el que viene y se hace presente. Nos sentimos orgullosos de todo el trabajo que se hace en este espacio, tanto en lo material como en lo espiritual, así que felicito a Roxana Mauregui que encabeza este trabajo y lo hago extensivo a todos”.

En ese mismo sentido la encargada del CIC, Roxana Mauregui se refirió a la celebración compartida en ese lugar: “Nos encontramos en el marco de la celebración del 9 de Julio de 1816, compartimos distintos números musicales que se aportaron desde la Dirección de Cultura y del Centro de Formación Profesional, quienes le dieron un color particular a la mañana”.

Mauregui se refirió también al emplazamiento del mástil en la dependencia: “Aprovechamos la oportunidad también para utilizar el mástil que fue realizado gracias a la colaboración de dos personas como Daniel Bulzgis y José Rojas, así que por primera vez izamos nuestra bandera en este lugar. Aquí funcionan distintos talleres y el Programa Fines. Este es un lugar de puertas abiertas, es un Centro de Integración Comunitario que recibe a todos los que desean acercarse”, convocó Mauregui.

De la ceremonia participaron también la secretaria de Promoción Social, Manuela Chueco; el delegado Municipal II, Carlos Lozano; la directora de Cultura, Nadia Jerbes; la responsable del CIC, Roxana Mauregui; la jefa de la Unidad Sanitaria 16, Cecilia Pérez; la presidente del Consejo Escolar, Elizabeth Franchi, funcionarios comunales, concejales, consejeros escolares y la comunidad del CIC.

Categorías
Destacadas Gremiales Nacionales Política

Murió el expresidente Fernando de la Rúa

El ex presidente Fernando de la Rúa, que permanecía internado en un centro médico de la Ciudad de Buenos Aires, falleció esta madrugada como consecuencia del agravamiento de sus problemas de salud. El presidente Mauricio Macri lamentó el fallecimiento del ex Presidente de la Rúa a través de un mensaje por Twitter.

A los 81 años falleció esta madrugada el expresidente Fernándo de la Rúa, a causa de una insuficiencia renal y cardíaca.

La noticia fue confirmada por el presidente Mauricio Macri. «Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento», anunció en su cuenta de Twitter.

De la Rúa fue presidente de la Argentina entre 1999 y 2001, y debió dejar su cargo debido a la profunda crisis económica que atravesó la Argentina en esos años, y que es considerada la peor crisis de la historia del país.

El 19 de diciembre de 2001, De la Rúa declaró el estado de sitio y al día siguiente renunció a la presidencia. Su salida del poder fue épica: salió de la Casa Rosada en helicóptero, y se convirtió en una imagen que quedará en la memoria e historia de todos los argentinos. «Renuncié porque la realidad me superaba», dijo De la Rúa en un reportaje en 2011 al cumplirse 10 años de su salida del Gobierno.

Los restos del ex presidente de la Nación Fernando de la Rúa serán velados este martes 09/07 en el Congreso Nacional desde las 14 y hasta las 20, según se informó en la Cámara de Diputados.

El dirigente radical Fernando de la Rúa, fue el primer jefe de Gobierno electo en la ciudad de Buenos Aires y presidente de la Nación durante la malograda Alianza que determinó su precipitada salida dos años antes de completar su mandato, en diciembre de 2001.

Nacido en la ciudad de Córdoba el 15 de septiembre de 1937, redondeó en las filas de la Unión Cívica Radical (UCR) una extensa trayectoria política que incluye haber sido 3 veces senador y ocupado una vez una banca de diputado.

Su debut en la función pública fue como asesor jurídico en el Ministerio del Interior que encabezaba Juan Palmero durante el gobierno de Arturo Illia (1963-1966) y en abril de 1973 fue elegido senador por Buenos Aires al derrotar al peronismo en su hora de mayor apogeo, con lo que se convirtió en el más joven en ocupar una banca en la Cámara Alta.

En septiembre de 1973 fue compañero de fórmula presidencial del por entonces líder radical Ricardo Balbín, que fue derrotada por la de Juan Domingo PerónMaría Estela Martínez de Perón.

Con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976, De la Rúa retomó su profesión de abogado y 7 años después, en 1983, con la vuelta de la democracia, se enfrentó a Raúl Alfonsín en la interna de la UCR en representación del balbinismo, pero perdió con quien después sería electo presidente de la Nación.

En las elecciones de octubre de 1983, ganó nuevamente una banca de senador por la capital federal al imponerse ante el peronista Carlos Ruckauf. En 1989 volvió a triunfar en las urnas para revalidar su banca, pero la perdió porque una alianza del peronismo con los neoliberales de la Ucedé en el colegio electoral se la entregó a Eduardo Vaca. En 1991 resultó elegido diputado por Buenos Aires y presidió el bloque radical, hasta que en 1993 llegó al Senado por tercera vez.

Como jefe de Gobierno porteño retomó obras abandonadas, amplió la red de subterráneos,recuperó importantes espacios para convertirlos en paseos públicos y comenzó la descentralización por barrios. Abandonó su cargo meses antes de terminar su mandato, para asumir la Presidencia de la Nación.

En 1997 se había formado la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación (luego conocida como la Alianza), con la UCR y el Frente País Solidario (Frepaso) como principales socios, que se impuso al peronismo en las elecciones de medio término con el 45% de los votos.

Al año siguiente De la Rúa resultó ganador de las primarias abiertas de la Alianza para elegir candidato presidencial: venció a la frepasista Graciela Fernández Meijide gracias al apoyo de las estructuras de la UCR de todo el país.

Ya ungido candidato, en 1999 la fórmula que integró con el frepasista Carlos «Chacho» Álvarez se impuso con el 48,5 % de los sufragios ante la peronista formada por Eduardo Duhalde y Ramón Ortega.

A la delicada situación económica que afrontó De la Rúa en su gobierno, se sumó una crisis por disputas dentro de la Alianza, cuestionamientos a su liderazgo y una denuncia de pago de coimas en el Senado para sancionar una ley de flexibilización laboral que desembocó en la renuncia de Álvarez a la vicepresidencia.

La renuncia de Álvarez hirió de muerte a la sociedad UCR-Frepaso en medio de un creciente descontento popular, con piquetes y protestas potenciados por fuertes recortes del gasto público y la aplicación del «corralito» que terminó por retener todos los depósitos bancarios en medio de un colapso financiero.

En la mañana del 20 de diciembre, De la Rúa renunciaba a la Presidencia y se iba de la Casa Rosada en un helicóptero luego de fracasar en alcanzar un acuerdo político que garantizara la gobernabilidad del país.

Su última aparición pública se dio en el marco de la cumbre del G20 que se realizó en noviembre pasado en la ciudad de Buenos Aires. El ex presidente participó de la gala que se llevó a cabo en el Teatro Colón.

Dirigentes de todos los espacios políticos expresaron esta mañana a través de las redes sociales sus condolencias por la muerte del ex presidente Fernando de la Rúa y destacaron su «trayectoria democrática» en la vida política argentina.

La líder de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió, escribió en su cuenta: “Lamento el fallecimiento del ex Presidente Fernando de la Rúa. Acompaño a su familia y amigos en este doloroso momento. QEPD”.

En el mismo sentido, la vicepresidenta Gabriela Michetti envió «un saludo muy especial a su familia y amigos en este difícil momento».

Por su parte, el precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, señaló a través de su cuenta de Twitter: «Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando De la Rúa. Mis condolencias a sus familiares y amigos».

La precandidata a vicepresidenta y ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner -quien se encuentra en Cuba acompañando a su hija- expresó: «Nuestras condolencias a familiares y amigos del ex presidente Fernando De la Rúa».

En tanto, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lo recordó como «un hombre que buscó siempre fortalecer la democracia de nuestro país», mientras que su par de Defensa en el gabinete, el radical Oscar Aguad, dijo que fue «un demócrata que puso las instituciones por encima de sus intereses personales».

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, señaló que tuvo una «vida de trayectoria democrática dedicada al servicio público» y se manifestó «honrado de haberlo acompañado en tiempos difíciles».

El ex vicepresidente y actual senador radical Julio Cobos‏ destacó que fue un “hombre fundamental en la historia del radicalismo, con una importante carrera legislativa, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Presidente de nuestro país”, y agregó: “Que descanse en paz”.

En tanto, Juan Manzur, gobernador de Tucumán -donde hoy se desarrollan los actos centrales por el 9 de julio- sumó sus condolencias y recordó que fue “el tercer mandatario elegido por el pueblo desde el retorno de la democracia en nuestro país”, al tiempo que envió su “pésame a su familia en nombre de los tucumanos”.

También Federico Pinedo, Miguel Angel Pichetto y Sergio Massa enviaron sus condolencias a la familia y amigos del ex mandatario fallecido esta mañana.

La ex ministra del gobierno de de la Rúa, Graciela Fernández Meijide, destacó -en declaraciones a Futurock- que “hizo todo para gobernar lo mejor que pudo” y consideró que “seguramente habrá afectado en su salud cómo terminó su gestión política”. (NCN)

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política Sociedad

A 45 años de la muerte de Perón, el líder que marcó un antes y un después en la historia argentina

El general Juan Domingo Perón, fundador del movimiento de masas que signó la historia de Argentina, fallecía hace 45 años en el ejercicio de su tercera presidencia constitucional, con lo que el país quedaba huérfano de liderazgo en medio de una creciente espiral de violencia política que anticipaba la irrupción del terrorismo de Estado.

El viejo líder eligió dejar Madrid para volver definitivamente al país el 20 de junio de 1973, y de esta forma le ponía fin un exilio de 18 años.

Pero lo que debía ser una fiesta popular que iba a celebrarse en la inmediaciones del aeropuerto de Ezeiza se convirtió en un confuso y nunca esclarecido enfrentamiento.

Sectores de izquierda y derecha del peronismo chocaron a sangre y fuego en una jornada que dejó un saldo impreciso de muertos y heridos.

Esos hechos determinaron la renuncia de Héctor Cámpora a la presidencia, tras 49 días de gobierno, y el llamado adelantado a elecciones en la cuales el viejo caudillo se presentó en una fórmula junto a María Estela Martínez de Perón, conocida popularmente como Isabelita.

El 23 de septiembre, Perón se consagró presidente por tercera vez con el 62 por ciento de los votos, en tanto que la fórmula del radicalismo que integraban Ricardo Balbín y Fernando de la Rúa obtenía el 24 por ciento de los votos.

Sin embargo, la confrontación entre los sectores ortodoxos y la tendencia revolucionaria del peronismo prosiguieron y se convirtieron en una constante a partir del segundo semestre de 1973.

Dos días después de este contundente triunfo electoral, el dirigente metalúrgico José Ignacio Rucci era asesinado a balazos en las calles del barrio de Flores, en un hecho que llevó el signo de la organización Montoneros.

Paralelamente, la banda parapolicial Tripe A (Alianza Anticomunista Argentina), bajo el amparo del ministro de Bienestar Social, José López Rega, había iniciado una campaña de persecución y asesinatos contra dirigentes y personalidades identificadas con posturas de izquierda.

En medio de las tensiones entre la izquierda y la derecha del peronismo, El 1 de mayo, durante una concentración en Plaza de Mayo, Perón llamó «imberbes y estúpidos» a los Montoneros, que se retiraron en medio del discurso del líder.

En ese mismo mes, se registró una inflación del 3 por ciento; había desabastecimiento de algunos productos de la canasta básica y, ante este panorama, Perón decidió dirigirse a la población por cadena nacional de radio y TV, en el mediodía del 12 de junio.

La CGT decretó un paro en respaldo al Presidente y en cuestión de horas la Plaza de Mayo estaba llena, y en ese escenario, Perón cerró su ultimo discurso con una frase que quedó marcada a fuego en la memoria popular: «Llevo en mis oídos la más maravillosa música que es la palabra del pueblo argentino».

La salud de Perón empieza a empeorar en la ultima quincena de junio y el sábado 29, en horas del mediodía, debe delegar el mando en Isabel.

En la mañana del lunes 1 de julio de 1974, Perón recibe la extremaunción de parte del sacerdote Héctor Ponzio en Olivos y ese día a las 13.15, los médicos Pedro Cossio y Jorge Taiana, junto con los doctores Domingo Liotta y Pedro Vázquez, firman el certificado de defunción.

«Ha muerto un apóstol de la paz y la no violencia», anunció con voz entrecortada por televisión Isabel, la mujer que desde ese día gobernará el país hasta el 24 de marzo de 1976, cuando un golpe cívico militar la derrocó.

La congoja popular ante la pérdida del hombre que había concedido derechos sociales y ciudadanos a los trabajadores argentinos era enorme, tanto como la incertidumbre que provocaba el vacío político que dejaba con su ausencia. (Télam)

Categorías
Institucionales Nacionales Sociedad Universitarias

El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini, autor del plan que creó catorce universidades

El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación realizó un reconocimiento al Doctor Alberto Taquini (h) al cumplirse cincuenta años del “Plan de Creación de Nuevas Universidades”, un proyecto de su autoría que permitió la creación de 14 universidades entre 1971 y 1973.

Del homenaje participaron el titular de la cartera educativa, Alejandro Finocchiaro; el secretario de Políticas Universitarias, Pablo Domenichini; y el Rector de la Universidad Nacional de Luján, Antonio Lapolla. Los dos primeros le hicieron entrega de una plaqueta en reconocimiento a su trayectoria.

Visiblemente emocionado, Taquini agradeció a las autoridades educativas por el homenaje. “El plan de adecuamiento presentado hace 50 años marcó un antes y un después en la historia de la educación. El crecimiento de la matrícula, la necesidad de fortalecer la investigación científica y otros componentes derivaron en un nuevo planteo del mapa de la educación nacional. Por eso entre 1971 y 1973 se pasaron de diez a veinticuatro universidades. Hoy contamos con alrededor de sesenta en todo el país y con 131 si contamos las privadas, sumado a que cada provincia tiene como mínimo una casa de estudios”.

El ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finocchiaro, sostuvo que “siguiendo la senda que nos marcó Alberto (Taquini) estamos impulsando un sistema universitario que ayude al desarrollo productivo, social, cultural y científico del país”. Y agregó: “En los distintos lugares de la Argentina se precisan licenciados en turismo, enfermeros, ingenieros, entre otras profesiones. Por eso estamos impulsando las carreras estratégicas según las necesidades de cada región y provincia”.

El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini 03
El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini 01
El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini 04

Por su parte, Domenichini contó las sensaciones que le generó el acto. “Por un lado debo destacar la importancia del Plan Taquini en términos de política y gestión. Y en segundo lugar la emotividad que me produce este homenaje. Soy un hijo de una de las universidades creadas a partir de dicho plan, que es la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Las ideas de Alberto siguen vigentes en la necesidad de pensar un plan universitario que aporte a un plan estratégico”.

Durante el evento, se proyectaron dos videos: uno sobre la historia del Plan de Creación de Universidades Nuevas y otro en el que profesionales graduados de las universidades creadas gracias a su plan cuentan cómo pudieron estudiar en su lugar de origen y lograr desarrollarse gracias a eso.

Entre los presentes estuvieron el ex presidente de la Nación, Fernando De la Rúa; rectores de universidades nacionales; académicos; religiosos; y autoridades ministeriales.

El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini 06
El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini 05
El Gobierno nacional homenajeó al Doctor Taquini 04

Sobre el Plan

En 1968, el Dr. Alberto C. Taquini hijo, por entonces decano de la facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, presentó el “Programa de adecuamiento de la enseñanza universitaria argentina a las necesidades del desarrollo” en una reunión organizada por la Academia del Plata, en la finca Samay Huasi, en Chilecito, La Rioja. La exposición constituyó la primera presentación formal del Plan de Creación de Nuevas de Universidades, bautizado luego por la prensa como “Plan Taquini”.

Este proyecto se basaba en un diagnóstico realizado por el Dr. Taquini sobre los desafíos de la universidad pública ante el gran crecimiento poblacional, la incorporación masiva de estudiantes – en especial de mujeres – y el desarrollo cada vez más acelerado de la ciencia y la tecnología. Taquini vislumbró que las instituciones existentes eran insuficientes ante tal demanda, por lo que ideó el proyecto de creación de nuevas universidades, basándose en las necesidades demográficas y de desarrollo socio-económico del lugar.

Luego, el Equipo Taquini propició la creación de Comisiones ProUniversidad en las zonas propuestas, formadas por la población civil local. Estas comisiones generaron una demanda social que rebalsó el plan original y sirvieron para fortalecer el consenso acerca de esta creación.

A partir de allí, el “Plan Taquini” logró que en tan solo dos años se crearan catorce universidades, pasando de nueve en 1971 a veintitrés en 1973. Esto le dio la posibilidad a más de 1.700.000 estudiantes acceder a la educación pública y obtener su título de grado.

Universidades creadas por el Plan de Creación de Nuevas Universidades

1971:

Universidad Nacional de Río Cuarto

Universidad Nacional del Comahue

1972

Universidad Nacional de Salta

Universidad Nacional de Catamarca

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Universidad Nacional de Luján

Universidad Nacional de La Rioja

1973

Universidad Nacional de Santiago del Estero

Universidad Nacional de Misiones

Universidad Nacional de San Juan

Universidad Nacional de San Luis

Universidad Nacional de La Pampa

Universidad Nacional de Entre Ríos

Universidad Nacional de San Luis

Categorías
Derechos Humanos Destacadas INBOX Nacionales Política

Macri es el presidente que más jueces por año ha designado desde el retorno de la democracia

Tras el enfrentamiento con Comodoro Py por la liberación de Cristóbal López, el gobierno nacional se propuso acelerar aun más la designación de jueces. Desde su asunción en 2015, Mauricio Macri nombró un promedio de 21 jueces por año.

Si bien durante las últimas semanas, la relación del gobierno con la Corte Suprema y el Poder Judicial atravesó su peor momento, la intervención y el nombramiento masivo de jueces viene desde el inicio de la gestión Cambiemos. En tan solo dos años y tres meses, el ejecutivo designó 48 nuevos magistrados.

Según sostuvieron desde el oficialismo, este número aumentara aun mas, ya que el presidente de la República firmó los pliegos de 49 candidatos a jueces, que actualmente están siendo analizados por el Senado de la Nación. Además, el Consejo de la Magistratura ya elevó otras 34 ternas que esperan la firma del mandatario.

Con estas cifras, Mauricio Macri se convirtió en el mandatario que más magistrados asignó por año, desde el retorno de la democracia en 1983. Con sus 21 jueces promedio por año, Macri superó a Cristina Kirchner (20 por año), Eduardo Duhalde (18 jueces designados); Carlos Menem (15); Néstor Kirchner (13); Fernando De la Rúa (8) y Raúl Alfonsín (5 por año).

Esta avalancha de nombramientos despertó la resistencia en varios sectores del poder judicial. En ese sentido, un influyente fiscal afirmó al diario La Nación que “con el nombramiento de jueces y fiscales pasa casi siempre lo mismo: la política quiere cooptar el Poder Judicial. Pero no es tan fácil. Lo quiso hacer Menem, que duplicó la cantidad de jueces, y terminó preso».

Finalmente, cabe destacar que pese al frenesí de nombramientos en el poder judicial, el oficialismo no ha podido aun intervenir como quisiera en Comodoro Py. En esta área, el gobierno solo realizó un puñado de nombramientos, y únicamente en tribunales orales. (Infonews)

Categorías
Berisso Destacadas Política

Adalberto Basterrechea asumirá a la Asesoría Letrada de Berisso

El abogado Adalberto Basterrechea reemplazará a Hugo Dagorret al frente de la Dirección de Asesoría Letrada y asumirá a partir de este jueves 1º de febrero cuando Jorge Nedela los demás funionario que «oxigenaran» su Gabinete.

Basterrechea fue concejal suplente por el radicalismo en el año 1983, «con el advenimiento de la Democracia que llevó a Raúl Alfonsín a la presidencia de la Nación» y concejal entre los años 1987 y 1991 y fue el candidato a intendente de la ciudad por la Alianza en 1999 que llevó a Fernando De la Rúa a la presidencia; tras luego se sumó las filas del Frente Amplio Progesista (FAP) en el año 2013 como candidato a concejal; y por último el año pasado fus acogido en AMUBE, hoy conduccido por Vanesa Ranua y que se integraron  al PRO para ser parte de lo que hoy es Cambiemos tras perder las PASO dicha fuerza en el frente 1 País contra Ángel Celi.

En el año 2000 ingresó a trabajar en ANSES, y en 2001 fue convocado como Director de Recursos Humanos por el entonces Ministro de Trabajo de la Nación, José Gabriel Dumón, quien reemplazó en el gobierno aliancista a Patricia Bullrich. Actualmente, desempeñaba funciones en ANSES.

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas INBOX Nacionales Política

Cristina Kirchner está en el centro de la escena del peronismo

La ex mandataria bajó el perfil, pero sigue protagonizando todas las conversaciones de los dirigentes.

(Por Nicolás Alberio) En Estados Unidos la fauna política tiene un comportamiento particular. La política es entendida como ascenso. Como en los juegos de niveles, los políticos van superando pantallas hasta que un grupo reducido logra alcanzar la máxima magistratura: la Presidencia. Una vez que concluyen su mandato, vuelven a casa, dan conferencias por el mundo. Pero jamás vuelven a participar en política. En Argentina es distinto.

Cristina Kirchner es senadora de la Nación. Al igual que Menem o Alfonsín, y por supuesto dejando a un lado la fallida experiencia de De la Rúa, históricamente los ex presidentes argentinos siguen activos y su poder de influencia en el partido al que pertenecen es latente, y hasta pretenden volver a ser presidentes.

Pero el caso de Cristina Kirchner presenta un hecho distintivo, que la diferencia de la tradición. Ella no se siente representante del peronismo, fundó otro partido, Unidad Ciudadana y allí se siente cómoda. Nadie le discute su autoridad, y probablemente no quiera conducir el PJ, ni siquiera integrarlo.

Esta situación traba las negociaciones de todo el arco político que alguna vez supo estar debajo de su paraguas protector en el extinto Frente para la Victoria, en los tiempos en que ganaba elecciones. La realidad es que resulta complejo para el peronismo que la conducción sea protagonizada por un dirigente que perdió tres elecciones seguidas: 2013, 2015 y 2017.

Así todo, muchos de los caciques del justicialismo saben bien que sin Cristina no pueden ganar, pero con ella tampoco les alcanza.

Es por ello que Gustavo Menéndez, desde que asumió la titularidad del PJ Bonaerense, se encuentra manteniendo reuniones de forma constante con figuras que oscilan desde Massa, pasando por Bossio, como así también con intendentes que en las últimas elecciones llevaron la boleta de Unidad Ciudadana. Para el kirchnerismo más duro los dos ex titulares de la ANSES son traidores por haber abandonado el espacio. Ellos olvidarían los viejos rencores, pero si ganan elecciones, no si pierden.

La estrategia de Menéndez, entonces, es poder reunir al peronismo con el kirchnerismo. El cóctel se completaría con que Cristina no sea candidata, es decir, que en 2019 apoye la lista de unidad sin integrarla ¿Podrá hacerlo? La historia ya dirá.

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política

El Fin del Principio: victoria parlamentaria y derrota en la opinión

El gobierno se asegura gobernabilidad y equilibra las cuentas fiscales con una ley que implica costos políticos.

(Por Oscar Muiño para NP Nuevos Papeles) El gobierno ganó la votación por la Ley de Reforma Previsional pero está perdiendo la batalla de la opinión.

La gran mayoría de los periodistas –incluso los amigos del gobierno, salvo los acríticos– marcaron distancia con el proyecto oficial, el eje del debate. El texto no sólo es vulnerable, sino que ha sido ocultado durante la campaña electoral. Y se sanciona sin una discusión larga y profunda, como merece este tema, uno de los principales en toda sociedad.

“La reforma previsional amenaza convertirse en una fuente indefinida de problemas”, pronosticamos en Nuevos Papeles antes del tratamiento del proyecto oficial en Diputados.

El disfraz

Cuando un proyecto es atractivo, popular, mejora la vida de los sectores subalternos o goza de prestigio, el texto es claro. Para que cualquiera pueda comprenderlo. La democracia, entre otras cosas, tiene el propósito de mejorar la cultura popular, su conocimiento sobre los asuntos públicos y ofrecer la posibilidad de debatir sobre datos y no sólo adhesiones. Y la política buscar crear consenso con proyectos que atraigan voluntades.

Esta ley es un ejemplo inverso. Está escrita para que nadie pueda abordarla sin una paciencia infinita y el consejo de un experto para lograr comprender. Cuando las leyes no se difunden y/o no se entienden, es porque vienen con gato encerrado.

Veamos el texto, por ejemplo, en su artículo 3: “Sustitúyese el artículo 2° de la Ley 26.417 el que quedará redactado de la siguiente forma: Artículo 2°.  A fin de practicar la actualización de las remuneraciones a las que se refiere el artículo 24, inciso a) y las mencionadas en el artículo 97 de la Ley 24.241 y sus modificaciones, se aplicará un índice combinado entre el previsto en el inciso b) del apartado I del artículo 5° de la Ley 27.260 y su modificatorio y el índice establecido por la Remuneración Promedio de los Trabajadores Estables”.

Más inaccesible aún el Anexo I Cálculo de da Movilidad.

Sorprende también que los medios de comunicación no hayan reproducido copiosamente –ni en las ediciones impresas ni en la web– el texto completo del proyecto de ley primero y de la norma votada después.

“Para el Gobierno la aprobación de esta ley previsional representa un ahorro del 0,6% del PBI”, escribió la habitualmente certera Liliana Franco en  Ámbito Financiero. Y es así. Ninguna persona informada duda que esta reforma nace para bajar el costo estatal.

Disfrazar la necesidad fiscal –real– de una bella estatua de Jubilandia parece un exceso.  Too much, diría una flamante senadora por la minoría de Buenos Aires.

Querer convencer a las gentes que el propósito es embellecer la vida del jubilado merece al aplauso de los obsecuentes, la alegría de los economistas neoliberales que aplauden todo corte al gasto, la indiferencia de los abúlicos. Pero irrita a las personas que buscan afanosamente un Estado que construya verdad y equidad. Que fueron banderas decisivas en las campañas de Cambiemos.

La coalición oficialista –donde abunda el voto de los jubilados– cruje. Corre riesgo de  resquebrajarse. Podrá volver a soldarse o perder una parte.

¿Por qué no haber empezado con sectores económicamente poderosos? Recortes, tasas, impuestos a petroleras, mineras, bancos, telefónicas, supermercados… Y luego, si el déficit no cede, la confesión honesta: “Hicimos lo posible, no nos queda más que ir por fondos de los jubilados”. Aquí se empezó al revés. Una decisión ideológica y política, además de económica.

Tal vez esa percepción de insensibilidad engrosó el cacerolazo –no inmenso pero tampoco raquítico– que desfiló por varias avenidas porteñas. El primero que sufre Macri.

Empieza otra etapa

Hasta ahora, el PRO aprovechó con maestría episodios anteriores a su fundación.

La idea inicial era un Macri candidato del peronismo. La llegada de Néstor Kirchner clausuró ese camino.

No amilanó ese fracaso. Se abrió otra ventana y Macri se trepó a ella con convicción. La renuncia de Chacho Álvarez, la caída de De la Rúa, la destitución de Aníbal Ibarra, destruyeron la coalición mayoritaria de la Capital. Sobre las ruinas de la Alianza quedó un espacio vacante que Mauricio aprovechó con inteligencia y determinación.

La voracidad K para quedarse con todo rompió las solidaridades del PJ. Ahí también cosechó el PRO.

Así, una fuerza nueva, apenas instalada en la capital, logró expandirse, ocupar espacios con velocidad y finalmente lanzarse a la conquista del poder nacional. Era necesaria la defunción del Frepaso (que se evaporó más velozmente de lo que había aparecido), la diáspora radical y el desconcierto peronista.

El PRO pudo leer los hechos y timonear hacia sus propios propósitos.

La contraposición con el cristinismo –y las pésimas decisiones de ubicar a Zanini y Aníbal Fernández, dos candidatos imposibles– hizo el resto.

Esa fase es la que está terminando.

El gobierno ya no integra un elenco bisoño. Dos años de gestión definen. Ya se sabe donde están los resortes, los obstáculos, las oportunidades, los problemas.

Ha terminado la etapa en la que todo sale bien, hasta lo que se hace mal. El plazo de gracia se ha extendido dos años. El pasado quedará atravesado. Y el gobierno tendrá que rendir cuenta, crecientemente, por lo que hace y deja de hacer.

Las apelaciones al pasado seguirán perdiendo impacto. Sin embargo, se obstinará en seguir intentando culpar a la herencia. Comprensible: nadie renuncia a una estrategia que se reveló exitosa. Veremos cuánto dura.

Policías: ni tanto ni tan poco

La calle marcó otro punto alto del debate previsional.

Al poner policía federal en lugar de gendarmería, el gobierno acepta de hecho que no fue feliz la idea de militarizar la semana pasada (pero sin reconocerlo). Pero al ver lo que ocurrió el lunes, de algún modo se reivindica la actuación del jueves.

La decisión del lunes de aguantar estoicamente la pedrea sin reprimir es loable, pero ¿por qué no reprimir a los veinte violentos que, lejos de la marcha pacífica, atacaban con ferocidad e impunidad? Eso no era costoso. Me hubiera encantado identificar a esos provocadores, que, como sabemos los que vamos a manifestaciones hace medio siglo, suelen actuar a órdenes de…

El aguante policial tuvo baches. Se vio a efectivos devolver pedradas a los agresores, en una lucha prehistórica. Y luego, por la tarde, en las calles alrededor de la 9 de Julio, la policía actuó con dureza.

Quienes abominan de las movilizaciones ajenas debieran recordar cuánto sirvieron las propias para liquidar el control K de la calle y el fin de su iniciativa. Y que, para bien y para mal, el control de la calle es parte de la lucha por el poder. Toda la historia argentina lo confirma.

Por su lado la oposición, con torpeza inaudita, se resistió a repudiar lo obvio: la agresividad de algunos encapuchados contra las fuerzas de seguridad. La idea que todo policía es malo y todo manifestante bueno resulta inentendible para personas que se dicen herederas del pensamiento científico. Tan simple como advertir que el carácter de clase no lo da la pertenencia a la poli sino la conducción del Estado. Los mismos policías que reprimieron a los opositores con Cristina, reprimen a los cristinistas con Macri y reprimirán a unos y otros si la izquierda toma el poder.

Gobernabilidad sin riesgo

El grosero apriete contra el Parlamento terminó beneficiando al gobierno.

Porque tal y como se dieron las cosas, si la ley no se sancionaba, el dólar se hubiera disparado y lloverían nubarrones. Pero eso por haber el gobierno jugado a todo o nada algo que merecía más tiempo y debate.

Hoy la gobernabilidad está asegurada. Como dijo Macri, el martes 19.

Está claro, el cristinismo fue destituyente durante 2016 y parte de 2017. Hoy sabe que no pueden y me parece ingenuo imaginarlo. Es como pensar que se viene un golpe militar. ¿Con qué? Ya no tiene mayorías de votos populares, ni en Diputados ni en el Senado. Han abandonado el barco los gobernadores y muchos intendentes. No quedan  sindicatos clave.

No apoya la gran empresa, ni los beneficiarios de su régimen. No están los bancos ni los medios de comunicación. Milani se dedica a su situación procesal y Gils Carbó ya no maneja a los fiscales. El espionaje y los fondos –blancos o negros– no aparecen. Sin contar que sus cuadros principales desfilan ante los jueces acusados de delitos desde la función pública ¿Con qué podrían dar un golpe?

Curiosamente el gobierno parece intentar avivar la llama K.

Una estrategia comunicacional. Un intento de mantener la Grieta, porque es el mecanismo probado para ganar. Y por eso está intentando ensalzar como rival a Cristina Fernández (lo mismo hizo el kirchnerismo contra Macri, por mera conveniencia y cálculo electoral, que le resulto fatídico). La Grieta puede ser buena electoralmente pero mala para la construcción de convivencia.

Media Argentina vivió con angustia la calle, la plaza, el Congreso, la votación.

La otra mitad seguía con fruición el desenlace de Bailando Por un Sueño, el show de Marcelo Tinelli. Las Dos Argentinas no sólo se dividen por la política…

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política

A dos años de los globos…

Del relato K pasamos al relato M, con un agregado, el cotillón de los globos.

(Por Miguel Angel De Renzis) Corría el año 2000 y un grupo de estudiantes de la Universidad de San Andrés, orientados por Leandro Popik, que trabajó en la Jefatura de Gobierno de Fernando De la Rúa, arman el primer grupo político con el nombre de PRO.

Es decir, que ni siquiera el nombre les pertenece.

Luego Ricardo López Murphy se dio a la tarea de juntar las fichas para armar Propuesta Republicana. Y en el 2005 Mauricio Macri fue electo diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de ser nativo de la provincia de Buenos Aires.

En ese momento el nombre era Compromiso para el Cambio. Y en el 2008 con las fichas de López Murphy arman el PRO.

El partido se define como conservador, liberal y desarrollista, en una verdadera contradicción solamente superada en Corrientes, donde el Pacto Autonomista Liberal junta dos polos opositores.

Aquí también hay conservadores y liberales, a los que se le agrega la impronta desarrollista del viejo integrante del PC, Rogelio Frigerio, el abuelo del actual ministro del Interior.

Pero ahí no termina la incongruencia. Nadie despotricó más contra lo que Macri representaba que Elisa Carrió, fundadora del ARI en el año 2002 y luego de la Coalición Cívica para apartarse de la corrupción y los malos manejos de la Unión Cívica Radical.

El tercer invitado al Frente que hoy gobierna fue la UCR, cuyo último paso por el gobierno nacional fue con la Alianza, desquiciando en dos años 200.000 millones de dólares, fundiendo los 50.000 que dejó Carlos Menem después de vender las joyas de la abuela, sumados al megacanje y al blindaje. Se fueron con un corralito, con los banqueros sacando el dinero por Ezeiza y con país lleno de muertos.

Es decir, bajo el cotillón de los globos se esconden los fracasados del 2001, los que se habían ido del viejo tronco radical y que trataban de corrupto a Macri y la ceocracia, los gerentes de empresa, convocados para ser ministros o funcionarios.

El presidente, hace dos años, dijo que tenía un gabinete de lujo, amplió la cantidad de ministerios, secretarías y subsecretarías, y después de hacer campaña sobre la pobreza cero, la aumentó. Luego de hablar de la situación de los jubilados en la campaña, se contradice y les mete la mano por 100.000 millones de pesos. Y cuando dijo que el fútbol no se iba a privatizar, hoy todos saben lo que hay que pagar para ver un partido.

La primer medida del presidente Macri no fue a favor del pueblo, sino a favor de las mineras, sacándole las retenciones. Los que se llevan nuestras riquezas le contestaron en estos dos años con el despido de 8000 trabajadores.

El gobierno de Macri no puede exhibir una sola medida a favor de los que menos tienen. Apenas asumió cumplió con lo que dijo en la campaña y terminó con el cepo a la moneda extranjera, lo que significó una devaluación del peso cercana al 42%. Habló de las inversiones en un país donde se paga el más alto interés en dólares del mundo y donde los que vienen invierten en la timba financiera.

Mientras el gobierno anterior imprimía pesos y había circulante, este gobierno imprime letras, retacea el circulante, pide dinero en dólares para pagar deudas en pesos y por primera vez en la historia el Banco Nación, el Banco Provincia y el Banco Ciudad se endeudan en el exterior.

Mientras anunciaba el quite de retenciones al campo, aumentó el gas, la electricidad, el agua, las prepagas, el impuesto inmobiliario, el transporte y lo que es peor, seguirán aumentando. Y les bajó el sueldo a los jubilados en el orden nacional y ahora le seguirá la provincia de Buenos Aires que tiene en su régimen de IPS movilidad automática. Que se preparen los docentes y judiciales bonaerenses porque Cristian Gribaudo, hombre de Daniel Angelici, responsable del IPS, ya lo está estudiando.

Dos años de los globos…

Aumentó el déficit fiscal, la deuda externa, la deuda interna, y tenemos una balanza comercial negativa donde gastamos más en importaciones que lo que percibimos por exportaciones. El déficit superará este año los 7.000 millones de dólares.

El diario La Nación de los Mitre y los Saguier pondera hoy los dos años de Macri, mientras que Clarín no lo pondera tanto porque está a la espera de la autorización de la fusión de Cablevisión y Telecom, para quedarse con el manejo del 60% del negocio de Internet y de la televisión por cable.

Hoy el presidente inaugura la reunión de la Organización Mundial de Comercio. Por primera vez se hace en Sudamérica. Los movimientos sociales pidieron participar, se los negaron. Seguramente habrá protestas.

Para culminar los dos años de los globos el Ejecutivo llamó a extraordinarias por el paquete de reformas, incluyendo la de los jubilados y la laboral.

De esta manera, la coalición Cambiemos hace los deberes que le pidió el Fondo Monetario. Se viene la cesantía de los trabajadores del Estado. Y como dijo el presidente, es ahora o nunca.

Y como los gobiernos anteriores, Macri también ejerce el control de la billetera sobre los gobernadores. En estos dos años el presidente pidió que la gente se abrigue para gastar menos gas y seguramente nos pedirá no encender los equipos de aire acondicionado. Son las mejores condiciones de vida de Cambiemos.

El tratado comercial firmado con Chile de libre comercio, habilita a su vez a la importación de los países que tienen libre comercio con el país trasandino. Los chinos, vía Chile, terminarán de fundir las Pymes argentinas.

Si la sociedad hubiera estudiado el ADN de los que integran Cambiemos, se hubiera dado cuenta como se repite la historia, del 13% que Patricia Bullrich en época de Fernando de la Ruina le quitó a los jubilados y trabajadores, hoy lo hacen con el cotillón de los globos.

Patricia Bullrich Luro Pueyrredón se descolgó de la sociedad y fue un cuadro Montonero. Hoy volvió a su origen.

Otros peronistas de Cambiemos como el “colorado” Santilli, vicejefe de la Ciudad, Cristian Ritondo, el ministro de Seguridad de la Provincia, o el titular de la Camara de Diputados, Emilio Monzó, conviven con el “cazaperonistas” Fernando Iglesias, un gorila de pelo largo, u otras especies parecidas de la fauna de Cambiemos.

Mientras la Justicia, que es oficialista, sobre todo para los jueces federales, donde lo que cambian son los gobiernos (ellos siempre son oficialistas) aceleran las causas que antes congelaron y nos distraemos con otras cosas, el Ministro de Finanzas de Macri firmó una deuda a 100 años al mejor estilo de Rivadavia.

Mientras el Ministro de Energía favorece a la Shell y el vicejefe de gabinete a Farmacity, el de Finanzas compra bonos de la deuda argentina a través de un fondo.

La Nación lo ve todo bien, porque entre otras cosas le autorizaron una señal de cable, no le reclaman la deuda impositiva que es monstruosa y el primo del presidente, Jorge Macri, intendente de Vicente López, modificó una ordenanza municipal para construir la sede del diario.

Las Fuerzas Armadas del país están desarmadas. Su presupuesto no llega al 1% del PBI. Chile tiene el 2% y Brasil el 3%.

La Argentina es el país trigésimo sexto en exportaciones en el mundo y Macri sueña con el preperonismo: la Argentina agrícola ganadera.- todo lo demás lo importamos.

En los próximos dos años se extenderá el certificado de defunción de la industria nacional. Y el PRO, que está afiliado a la Internacional Demócrata, con vive con los radicales que están en la Internacional Socialista.

Discepolín se quedó corto. Superamos el 2000 y esto es un cambalache multiplicado por mil.

El país votó y está amarillo. Los médicos dicen que puede ser síntoma de alguna enfermedad. Y el pueblo se prepara a conjugar el nuevo verbo: yo ajusto, él ajusta, nosotros nos ajustamos.

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas INBOX Nacionales Política Sociedad

Reforma Laboral e Impositiva: Nuevo nombre, las mismas recetas

El gobierno nacional impulsa actualmente una serie de reformas laborales e impositivas que apuntan a lograr una mayor flexibilización laboral. El proyecto, al que la CGT ya le dio su visto bueno, presenta muchas similitudes con reformas impulsadas anteriormente por gobiernos de ideología liberal, como el Menemismo o la Alianza.

Quizás el punto más simbólico e ilustrativo de las medidas ideadas por el equipo económico de Cambiemos, es el cambio en el concepto de trabajo. La legislación laboral actual de la Republica considera que, entre los obreros y el empleador existe una relación de fuerzas desigual, por lo que en situaciones de conflicto la justicia tiende a un rol tutelar del sector más desfavorecido (los trabajadores).

El gobierno pretende cambiar este concepto al sostener que entre ambas partes existe una relación de «cooperación para promover una actividad productiva y creadora y constituye un valor social compartido, generador de derechos y deberes recíprocos».

Mediante este cambio, se intenta sostener que entre el empresariado y el trabajador existe una correlación de fuerzas en vez de una relación desigual de explotación. Teniendo en cuenta este marco no resulta llamativo el calibre del resto de las reformas.

Otro punto central de la reforma en el ámbito laboral es el de las indemnizaciones. El gobierno de Mauricio Macri quiere crear un «Fondo de Cese Laboral Sectorial» para contemplar los pagos de preaviso en los casos de despidos sin causa.

Generando aún más polémica, el proyecto establece que dicho Fondo sea financiado por los mismos trabajadores, mediante un aporte mensual recortado de sus propios sueldos. Este cambio en las indemnizaciones parece calcado de la famosa reforma laboral impulsada por el ex presidente Menem en 1996.

En esa ocasión el político riojano impulsó un proyecto más que similar, mediante el cual se modificó el régimen de indemnizaciones, transformándolo en un fondo común y fomentando de esta manera miles de despidos en las principales empresas.

Otro de los sectores sensiblemente perjudicados por esta reforma es el de los jubilados y pensionados. El cambio más importante en este sentido es la modificación de la ley de movilidad, que implica aumentos en los haberes en unos 10 puntos inferiores a los que resultaría de mantenerse la actual fórmula. Pasándolo a números, en lugar del 24%, los aumentos bajaran al 14 o 16%, y en consecuencia, los beneficiarios de esas prestaciones no recuperaran la pérdida del 2016.

A esto hay que agregarle que las reformas proyectan un desfinanciamiento del ANSES. Uno de los puntos centrales plantea la Eliminación del 20% del Impuesto a las Ganancias con destino a ANSES, por lo que el organismo encargado de regular jubilaciones, pensiones y asignaciones perderá alrededor de $67.800 millones en 2018. Por último, pero sumamente importante, las reformas proponen el aumento de la edad jubilatoria a los 70 años para ambos sexos, aunque de manera «opcional» y solo en el sector privado por el momento.

Estos cambios en las jubilaciones también tienen su antecedente en las reformas menemistas. Durante su mandato, Menem impulsó un paquete de reformas que intentaba entre otras cosas, fijar un tope a las jubilaciones máximas y aumentar la edad jubilatoria de las mujeres de 60 a 62 años, además de la famosa modificación del sistema previsional que desencadeno la privatización de gran parte del sistema de jubilación.

Por último, algunos puntos salientes de la reforma impositiva son la reducción del impuesto a las Ganancias de las empresas (del 35% al 25%), la importante reducción de las contribuciones patronales a la seguridad social y el aumento en la deducción especial en ganancias para trabajadores autónomos .

Estas medidas encuentran su correlato histórico en el gobierno de la Alianza presidido por Fernando De la Rúa. En 1999, a muy poco tiempo de asumir, y con la excusa de atraer a los inversores, De la Rúa impulso su Ley de reforma tributaria que al igual que la anunciada por Macri, también contó con el apoyo del FMI y un marcado favoritismo por el empresariado.

Finalmente, cabe señalar la sorpresiva reacción de la CGT ante estas reformas. La principal central obrera del país aprobó las reformas luego de una reunión con el ministro de trabajo, Jorge Triaca y se negó a cualquier tipo de movilización o protesta contra las medidas gubernamentales.

En contrapartida, la oposición sindical surgió de las dos CTA y el Movimiento Agrupaciones Clasistas, que entre otras medidas convocaron a una marcha en Plaza de Mayo para el próximo 6 de diciembre.