Categorías
Derechos Humanos Institucionales Servicios Sociedad

Los pasos a seguir ante intimaciones de abogados por deudas

Desde diferentes ONG de defensa al consumidor dieron una serie de consejos y advirtieron que hay que tener presente que ahora se pueden embargar las cuentas sueldos.

Los casos se multiplican en el país. Insistentes llamados telefónicos provenientes de estudios jurídicos o de agencias de cobranzas para cobrar deudas que, en muchos casos, no existen.

Los llamados pueden incluso llegar a casas de vecinos y parientes, o a lugares de trabajo del supuesto moroso para pedirle que pague. Muchos podrían pensar que este tipo de estrategia es válida y legal, pero según los defensores de los derechos del consumidor no lo es porque, aseguran, el trato digno lo merecen todos los consumidores.

Si bien siempre se aconseja mantener los pagos al día, a veces diferentes situaciones llevan a que una persona se convierta en morosa. Ahora hay que tener presente que se pueden embargar las cuentas sueldos, algo que hasta el año pasado no se podía realizar.

Esta práctica del acoso telefónico es totalmente ilegal porque se somete al consumidor a situaciones vergonzantes frente a sus familiares, compañeros de trabajo y ante sus vecinos del barrio. El artículo 42 de la Constitución Nacional indica que los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho a condiciones de trato equitativo y digno”, dijo el abogado penalista Sergio Rocamora, quien estuvo al frente de la Dirección de Defensa del Consumidor de la Provincia y actualmente se dedica a la defensa jurídica del consumidor a través de la ONG consumidores.com.ar.

Mario Vadillo, de la ONG Protectora, también insistió en que estos hechos son una mala práctica de ciertos abogados. ”El cobro de la deuda debe ser reclamada respetando la dignidad de la persona, brindando toda la información necesaria para poder determinar la legitimidad de la misma y no desplegar ninguna conducta de cobranza que acose, intimide, humille o avergüence a la persona. Para que tenga validez legal la intimación, debe ser efectuada con un requerimiento auténtico: carta documento o un acta de escribano”, dijo.

Desde las ONG indicaron que hay dos tipos de cobradores: los estudios de cobranza y los estudios de abogados. “A los primeros no hay que contestarles nada porque nadie está obligado a atender un llamado por una deuda suya o de terceros. Mientras que si es un estudio de abogado el que realiza el acoso telefónico, hay que solicitar la matrícula de los mismos y denunciarlos ante el Colegio de Abogados”, aconsejó Vadillo, quien explicó que la intimidación legal la hace un oficial de Justicia no un llamado telefónico.

En este sentido, desde el sitio web de Defensa del Deudor, perteneciente a un grupo de abogados de Buenos Aires, aseguraron que no hay que creer lo que dicen los cobradores telefónicos ya que “están repletos de mentiras encaminadas a que la persona pague”. Según estos asesores, la mayoría de las veces quienes llaman les han comprado al banco o financiera el derecho a cobrar una deuda.

Advertencias

Lo que advirtieron estos especialista es que los morosos deben tener en cuenta que ahora se pueden embargar las cuentas sueldo sin previo aviso al empleador. Esto se da a partir del DNU 27/2018 que modificó un artículo de la Ley de Contrato de Trabajo.

Según Vadillo, la medida del Gobierno no es totalmente clara y para Rocamora perjudica directamente al trabajador que terminará extrayendo todo el dinero de su cuenta para evitar estos descuentos.

“Anteriormente, la notificación llegaba al empleador para poder embargar el sueldo pero no se podía tocar la cuenta sueldo. El embargo no podía superar el 20% del sueldo. Ahora ese 20% puede confundirse al entrar directo a la cuenta bancaria”, indicó Vadillo.

El nuevo artículo estable que las entidades financieras podrán proceder, entonces, a embargar directamente de las cuentas sueldo del moroso, algo que estaba prohibido desde 2016 por la Ley de Contrato de Trabajo, aunque dentro de ciertos límites.

Esto significa que los bancos podrán embargar la cuenta sueldo, pero sólo por encima de un monto que suponga tres veces el salario promedio de su titular en los últimos seis meses previos.

De aquí, explicaron fuentes del Banco Central a la agencia de noticias Télam, procede la confusión o no diferenciación existente entre el salario que percibe el trabajador y la cuenta sueldo a través de la que percibe el haber.

Asimismo, en el sector financiero también surgen interrogantes sobre cómo se hará para diferenciar qué fondos depositados en una cuenta sueldo provienen de la actividad laboral que genera la remuneración del empleador y cuáles son las cantidades que provienen de otro tipo de trabajo o renta distinto al generador de dicha cuenta. (Enfoquejus)

Categorías
Berisso Institucionales Política Tercera Sección

Por más democracia, Por más República: No a los Decretos antidemocráticos de Macri

(Comunicado)  Desde el Consejo de Distrito del Partido Justicialista de Berisso, manifestamos nuestra preocupación y  repudio antes los Decretos de Necesidad y Urgencia llevado al cabo por el Presidente de la Nación Mauricio Macri y su gabinete, tanto el 27/2018 burdamente llamado “Desburocratización y simplificación” como el 52/2018 donde se anula la Paritaria Docente estipulada por Ley.

La reiteración de estos decretos avasalla la división de poderes ya que interviene sobre temas penales, tributario, laborales que están velados por nuestra Constitución Nacional, que dice claramente que el Poder Ejecutivo solo podrá asumir funciones legislativas cuando medien razones de necesidad y urgencia. Por ello este gobierno está avasallando las instituciones y el estado de derecho, elementos fundamentales de una república y de la democracia.

En este contexto cabe recordarla al señor presidente que el Congreso está en plenas funciones y en condiciones de sesionar de manera extraordinaria y no hay ninguna de las 193 medidas, de ambos decretos que nos indique a los Argentinos que hay un peligro para la Nación, o una urgencia para la Patria, por lo cual entendemos que ambas medidas marcan una metodología que deja afuera al Congreso, deja de lado el diálogo y el consenso que tanto pregona Cambiemos, dejando en claro, el poco apego a las metodologías democráticas y republicanas y desde ya expone  la debilidad del gobierno en la discusión legislativa, haciendo política a fuerza de disciplinamiento y caja.

En cuanto al contenido de los decretos afirmamos que el primero (27/2018) avanza sobre el desmantelamiento del Estado, vulnera derechos a través de la modificación de leyes como la Ley de Contrato de Trabajo, da lugar a atropellos legales y financieros de los más poderosos, continúa con el vaciamiento del ANSES, entre cientos de modificaciones que perjudicarán concretamente a cada argentino, a cada trabajador.

Por su lado el decreto que elimina la Paritaria Nacional Docente que por ley existía en nuestro país, deja a todos los educadores sin un instrumento indispensable y de sumo valor como es la Paritaria Nacional, la cual representa un derecho esencial de los trabajadores, suprimiéndolo por una instancia de discusión sin basamento legal y sin la cobertura de la legislación internacional, tendiendo nuevamente, como con cada acción  de este gobierno, a la división del sistema educativo en uno privado y otro estatal.

Militaremos para aportar a la restitución de estos derechos adquiridos durante la historia de nuestra Nación, y para que terminen los constantes avasallamientos contra la democracia que no sólo vemos en el ámbito nacional, sino en el provincial y en nuestra ciudad.

 

Ramón Garaza
Presidente PJ

Adriana González
Vicepresidente PJ

Javier Astorga
Sec. Gral. PJ

Categorías
Análisis - Opinión Nacionales Política

»De dónde venimos»

(Por M. A. De Renzis)* Somos los deudos de la deuda. Empezó con el primer presidente argentino, un sirviente británico llamado Bernardino Rivadavia, cuando efectuó el acuerdo para el empréstito de la Baring Brothers en 1824.

Los ingleses supuestamente prestaron un millón de libras esterlinas y quedamos históricamente vinculados a la banca de los piratas.

Los usureros nos cobraron intereses por este endeudamiento durante 81 años y no ingresó una sola libra. No fue un préstamo. Fue una estafa.

Durante el siglo XIX y la presidencia de otro masón y probritánico, Bartolomé Mitre, se contrajeron numerosos empréstitos adicionales, que llegaron hasta la presidencia de Julio Argentino Roca, todos sin excepción con el país de los piratas.

Entrado el siglo XX se firmó otro tratado ignominioso conocido como Roca – Runciman donde ellos se llevaban nuestras carnes y nosotros abríamos las importaciones a todo lo que ellos fabricaban.

Se llevaban la carne, pero no nos pagaban. Lo aplicaban a cancelación de deuda.

Con la llegada de Juan Domingo Perón a la presidencia argentina, por primera vez en la historia en 1947 se repatrió la totalidad de la deuda externa y se prepararon las condiciones para la independencia económica, consagrada en la Constitución de 1949
.
Hasta el golpe de 1955 financiado desde Londres, Perón había nacionalizado los teléfonos, el transporte, los ferrocarriles, el Banco Central y además había efectuado 120.000 obras públicas.

Y la Marina Mercante Argentina era la cuarta flota del mundo.

A su caída la Argentina era país acreedor donde nos debían países como España, Holanda, Israel, por nombrar solo algunos, gran cantidad de dinero por productos exportados.

La “fusiladora” de Rojas y Aramburu pusieron al radical Eugenio Blanco en el Ministerio de Economía y el nefasto Raul Prebisch asesoró para que nos hiciéramos socios del Fondo Monetario Internacional.

Desde entonces y hasta el regreso del peronismo en 1973 el país de acreedor había pasado otra vez a ser deudor.

Cuando Cámpora y Solano Lima se hicieron cargo del gobierno la deuda externa era de 11.000 millones de dólares. La “fusiladora”, Frondizi, Illia y la Revolución Argentina, con Ongania, Levinsgston y Lanusse, habían hecho su parte.

En 1976 María Estela Martínez de Perón había bajado la deuda externa a 8000 millones. Además promulgó la Ley de Contrato de Trabajo, donde los obreros y trabajadores alcanzaron altos salarios y la pobreza en el país era del 3%.

Pero además nacionalizó las bocas de combustible, sacándole una caja a la Shell y a la Esso, y todas las bocas de consumo eran de la estatal YPF, dejándole para las petroleras extranjeras el cateo, no la caja más fácil.
Aerolíneas Argentinas por ese entonces efectuaba vuelos transpolares a Tokio sin pasar por Los Angeles, y con un increíble ahorro de combustible.

Eran muchas cosas. No lo pudieron soportar y otra vez el golpe.

El Proceso llevó la deuda externa a 40.000 millones de dólares y desde el regreso a la democracia, donde otra vez apareció Raúl Prebisch como asesor de Alfonsín, pasamos de los Martínez de Hoz y Alemann a los José Luis Machinea y Domingo Felipe Cavallo, grandes embusteros y hacedores acelerados del endeudamiento.

Menem duplicó lo de Alfonsín y De la Rua hizo el desastre más grande en el menor tiempo. Se fundió en dos años la venta de las joyas de la abuela producto de las privatizaciones, se comió 200.000 millones de dólares del blindaje y el megacanje. Y permitió el robo más descarado de la historia bancaria, donde en camiones de caudales los banqueros se robaron el ahorro argentino.

Después de la transición de Duhalde, Kirchner recibió el país con casi 200.000 millones de deuda, y Cristina lo entregó con esa deuda más 200.000 millones de intereses pagados.

Macri, en un año, la aumentó en 65.000 millones de dólares, reemplazando el sistema del gobierno anterior que emitía pesos, emitiendo letras.

Aumentó el déficit fiscal, avaló el endeudamiento de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia, y por primera vez el Banco Provincia salió al mercado a tomar deuda.

Pero además el presidente en la primer reunión con los gobernadores les dijo que el gobierno nacional avalaría los endeudamientos de las provincias.

Igual que como ocurrió durante el Proceso, creció el endeudamiento de las empresas privadas, y bueno es recordar que Cavallo, cuando era funcionario de la dictadura, nacionalizó la deuda privada que pagamos todos los argentinos. Entre ella estaba la del Grupo Macri.

Sin temor a equivocarnos entre la deuda interestatal, las provinciales, municipales, nacional, publica, la externa y la privada, el país supera los 400.000 millones de dólares.

Es decir, cada uno de los que lee este mensaje debe 10.000 dólares.

Es imposible que vuelva, porque ya no está.

Es imposible soñar con él.

Pero permítanme terminar esto con un grito de corazón: Perón, Perón,¡que grande sos!.

En memoria del patriota Alejandro Olmos.

*Periodista – conductor de De Renzis Ayer y Hoy por Radio Belgrano AM 650 de lunes a viernes de 6 a 9 de la mañana.

Categorías
Comercio - Industria Destacadas Ensenada

Según Oxbow Argentina – Copetro, niegan estar echando personal

La Empresa señala que NO se están llevando a cabo despidos que pongan en riesgo la continuidad de su personal, según ha dado a entender por intermedio de un comunicado.

Dicha desvinculación se trata un caso puntual, que se realizó en el marco de la Ley de Contrato de Trabajo, y los motivos de la decisión fueron informados por la Gerencia de Recursos Humanos tanto a la persona desvinculada, como a los Delegados Gremiales.

«La empresa NO está reduciendo su dotación de personal, dicha posición será cubierta en breve; así como también, se han producido otras incorporaciones a lo largo del presente año», aseguran.

«Durante más de 30 años de operación la empresa priorizó –y continua haciéndolo- la conservación de los puestos de trabajo, como así también el bienestar y desarrollo de sus trabajadores. Es por ello, que su personal tiene una extensa trayectoria en la compañía, muchos de ellos han podido desarrollarse, tanto laboral como profesionalmente, desde la puesta en marcha de esta planta en 1983», resa elegantemente el comunicado empresarial.

«Esto se ha llevado adelante en escenarios de diversa complejidad comercial, por la que ha atravesado la cadena de valor en la que participamos, o coyunturas económicas del país», concluyeron.